#AgurETA

En la tarde de ayer twitter era un hervidero de mensajes que presagiaban un declaración de ETA. Esta vez, al contrario de lo que ocurrió a comienzos del pasado enero, el comunicado llegó a la hora prevista. Y twitter ardió al anochecer: miles de trinos (tweets) con la etiqueta #AgurETA fluyeron a partir de las siete de la tarde en la línea temporal.

La coreografía se ha desarrollado tal y como, al parecer, estaba previsto. Los acontecimientos de las últimas semanas han desembocado en el objetivo perseguido y, aunque algunos, -quizás muchos-, vascos hubiésemos preferido que no se hubiera dado a ETA la satisfacción de la escenificación del pasado lunes en San Sebastián, es indudable que el comunicado de la organización terrorista ha sido recibida con alborozo.

Es cierto que de la declaración de la organización terrorista emana el hedor a que nos tiene acostumbrados su estúpida, hueca y grandilocuente retórica. Así es, pero eso era inevitable y realmente es lo de menos. Al final, la realidad, contundente realidad, es que el comunicado de ETA es la constatación de una derrota. La organización terrorista ha sido derrotada. Ninguno de sus objetivos estratégicos está hoy más cerca que hace treinta años, ni que hace veinte, ni que hace diez. La historia de ETA es, de hecho, la historia de un fracaso. Y ninguna retórica, por grandilocuente que sea ni escenificación acompañante, lo va a poder ocultar. La mayoría de los ciudadanos y representantes políticos vascos con su rechazo al terrorismo, la actuación de jueces y policías con su persecución a los terroristas y, en los últimos años, la ilegalización de la izquierda patriótica, han acabado conduciendo a la organización a la condición de grupúsculo. Esos han sido los agentes y factores que nos han conducido hasta el día de ayer.

El fracaso se ha consumado después de una secuencia macabra de muertos, centenares de muertos, casi novecientos. Además de los muertos, los mutilados y los heridos, miles de personas han vivido bajo la amenaza, y centenares han sido sometidas a extorsión. En barrios y pueblos, una estructura mafiosa ha atemorizado, coaccionado o agredido a quienes no comulgaban con su proceder o sus ideas. La política vasca se ha visto envenenada como consecuencia de la existencia del terrorismo: los miembros de los partidos de ámbito español, -además de ver a compañeros asesinados-, han visto gravemente mermada su libertad de acción política, y la causa nacional vasca ha sufrido el desprestigio derivado de la asociación con los terroristas que, en demasiadas ocasiones, tan injustamente se ha asignado a todos sus partidarios. Muchos movimientos sociales han sido parasitados por los tentáculos de la mafia. Y la actividad económica del País Vasco ha experimentado las consecuencias negativas de la persistencia del terror. Ese es el legado de la actividad de ETA; ese y ningún otro. En efecto, como dice Íñigo Urkullu, no les debemos nada; si acaso, nuestro más absoluto desprecio.

Llegará un día en que pensemos en el pasado y no seamos capaces de verlo con nitidez, tal y como fue. Pero hay cosas que no debiéramos olvidar nunca; no debemos olvidar a los centenares de asesinados y los miles de vidas rotas por el terror: como dijo ayer Rodríguez Zapatero, “…no sin memoria”. Y quizás por eso, ayer tarde, cuando vi en twitter la noticia de la declaración me vinieron a la cabeza unos versos; con esos versos termino hoy: “yo pisaré las calles nuevamente, de lo que fue Santiago ensangrentada, y en una hermosa plaza liberada, me detendré a llorar por los ausentes”.

14 comentarios sobre “#AgurETA”

  1. Sí, esas tristes palabras que lloran los ausentes, recordando a los muertos y desaparecidos en Chile.
    Todo lo que comentas es bien cierto, descrito con adjetivos que son reflejo del momento emotivo/pasional que vivimos tras el comunicado” del señor del medio”.
    Lo que me da vueltas en la cabeza desde ese día es que no se cierre todo este proceso, tuertamente.
    No podemos fijarnos sólo y exclusivamente en unas víctimas y no ver otras.
    No ganan unos y pierden otros, ganamos o perdemos todos a la vez, no se derrota y se vence, no se muerde el polvo y se pierde, no es un juego a suma cero, no debiera de ser, o permíteme no me gustaría que así fuera reflejado.
    En esta etapa, si no ganamos todos, perderemos otra vez.
    Si “tuerteamos” acabaremos sin ver el lado temporal de la visión.
    Yo también pisaré las calles nuevamente, las pisaré en Arrigorriaga y lloraré por una víctima ausente.
    Y te daré la mano después y un abrazo llorando por el resto que tu recuerdes.

    1. He leído con detenimiento la entrada y también tu comentario, quecaro.

      Comprendo la amargura por los amigos caídos en el camino y por los que vieron arruinada una parte importante de su vida entre los muros de las prisiones, como comprendo la angustia que invadió las vidas de quienes sufrieron directamente un atentado o la muerte de un ser querido y han tenido que sobrevivir con semejante infierno.

      Va a ser difícil el tiempo que viene, primero por la falta de credibilidad de que gozan los autores de la proclama, en segundo lugar porque sigue en pie la organización aún, con medios para romper las expectativas de fin del terror que ha suscitado su escenificado anuncio y, en tercer lugar porque hay diseminados muchos charcos rebosantes de amargura, de dolor, de sufrimiento y de rencor.

      No estamos como antes del 20-O pero tampoco está consolidado ningún cambio a mejor, aún.

      El artículo de Txema Montero ” Nada y así sea ” me ha gustado, como me gusta esta entrada de Juan Ignacio Pérez. Me parecen dos buenos indicadores de un estado de opinión que quisiera masivo en nuestra sociedad y en estos días.

      Esos primeros versos de la letra de Pablo Milanés son emotivos y concitan al acuerdo fácilmente, por eso entiendo tu referencia a Arrigorriaga y los sentimientos que abocas.

      La letra tiene otras estrofas. No me gustaría ver encarnar nuevamente la tercera, por ejemplo:

      ” Yo unido al que hizo mucho y poco
      al que quiere la patria liberada
      dispararé las primeras balas
      más temprano que tarde, sin reposo.”

      La historia del MIR en Chile, como la del MTP en Argentina está aún desbrozándose de la propaganda. Los muertos, por desgracia, no pueden contribuir a esclarecerla.

      Ya pasaremos por ello también, si no prende la tercera estrofa
      y si la primera.

      No me resisto a traer unos párrafos del escrito de Txema Montero en el artículo que cité:

      ” En el camino de tan enorme desvarío han quedado vidas, patrimonios, ilusiones y negros pozos de resentimiento.

      Pretendiendo hacer el bien, la liberación de los vascos, ETA solo ha conseguido el mal. Es una historia antigua. Pablo había escrito a los romanos en su Epístola (7.18): “Querer es uno de mis poderes, pero hacer el bien no. De modo que no hago el bien que quiero, aunque hago el mal que no quiero. Y si hago lo que no quiero, no soy yo el que lo hace, sino la fuerza del pecado que habita en mí”. Si de política hablamos, esa “fuerza del pecado” no es otra que la virtud política pura, ese sueño de todo revolucionario, también de todo terrorista; y así, en la búsqueda del bien absoluto (para ETA la independencia y el socialismo) apareció el crimen y la desolación. Y queriendo hacer el bien, conseguimos el mal.

      El Estado recogió el guante que ETA le lanzó. El estado franquista, con la represión en masa. El estado democrático siguió su propia evolución. En un principio, alternando franquismo con democracia; en una fase de combinación de guerra sucia con intervención democrática que podríamos llamar leGALidad. Posteriormente, y según se iba afianzando democráticamente, el Estado pasó al uso exclusivo de los tribunales, la colaboración francesa y la policía, con la Guardia Civil como vencedora inapelable de ETA. Lo digo como lo siento, porque a todas las concesiones que he consentido no quiero sumar la de mi sinceridad.”

      Posiblemente tenía razón quien decía que la paz estará asentada en los espíritus el día en que, aquí, puedan abrazarse y consolarse de su sufrimiento las madres de una víctima y de un terrorista, por ejemplo.

      No es éste el momento para esa escena, antes habrá de producirse lo que Paul Ricoeur explicaba con palabras parecidas a éstas:

      “Que quien causo el daño no lo olvide nunca y quien sufrió el daño lo pueda olvidar un poco, en beneficio de un futuro mejor para todos”

      ¿Agur ETA? Ojalá y ojalá que sea para siempre.

  2. Tenemos un conflicto: Ponernos de acuerdo en lo que significa “conflicto”. Según la R.A.E
    R.A.E: CONFLICTO

    1. m. Combate, lucha, pelea. U. t. en sent. fig.

    2. m. Enfrentamiento armado.

    3. m. Apuro, situación desgraciada y de difícil salida.

    4. m. Problema, cuestión, materia de discusión.

  3. Según parece a ETA se le ha vencido gracias a una sociedad (española) y a unos representantes políticos, que no han tenido ningún inconveniente en apoyar el terrorismo de estado, la vulneración de los derechos de los presos (alejamiento) o la supresión de derechos civiles a ciudadanos por motivos ideológicos (la llamada ley de partidos). Una actuación policial donde la tortura, si no sistemática si generalizada, ha sido el método para obtener la autoinculpación de los acusados y de sus compañeros, prueba fundamental para sus condenas. Jueces, que en muchos casos, no solo han mirado para otro lado ante los hechos anteriores, cuando no han sido ellos mismos los que han escrito los guiones, sino que también han hecho interpretaciones políticas en las sentencias. Y para finalizar, una ley de partidos, que en la práctica ha inhabilitado civilmente a decenas de miles de personas por sus ideas.
    ¿Esto es la victoria del estado de derecho sobre el terrorismo?. Soy muy crítico con ETA, pero el precio pagado me parecería terrible.
    Yo quiero pensar que la situación actual es fruto de muchos años de trabajo de personas que han tratado de convencer a decenas de miles de personas de que era posible la consecución de sus fines por medios pacíficos, y procurando no dejar a nadie fuera. La historia dará valor a estas personas en el futuro. Ojalá hubiesen sido capaces de hacerlo antes, pero bienvenido sea. Prefiero pensar que todos hemos salido ganando.
    Por último, dado que la canción de Pablo Milanés me gusta mucho, aunque en una versión de Soledad Bravo, te diré que las sensaciones que me produce son diferentes. Afortunadamente yo no he perdido a ninguna persona cercana en estos años.
    A mí me recuerda a las calles de Gasteiz ensangrentadas por los obreros asesinados en el 76, las calles de Rentería destrozadas después del saqueo por parte de la policía española, la plaza de la casilla tomada por la policía, mientras nos hacían salir uno a uno de la escuela de peritos, los guardia civiles apostados en las esquinas armados hasta los dientes, apuntándome con sus metralletas cuando iba al instituto,… Lamentablemente, hoy, no soy mas libre que ayer, porque los mismos que me imponían su voluntad en el 76 lo siguen haciendo hoy.
    Espero que cuando todos nos consideremos libres, seamos capaces, juntos, de “en una hermosa plaza liberada detenernos a llorar por los ausentes”.

  4. Constato recurrentes apelaciones a la “memoria” y su importancia en estos momentos y para el futuro.Constato,también,un tufillo a las vísperas electorales del 2001 en las televisiones y prensa Española (Los informativos y simulacros varios de EITB los dejé en cuanto comencé a sentir los primeros síntomas de nauseas que terminaban en vómito seguro,hace ya un par de años y con la esperanza y el deseo de volver a ellos en cuanto desalojemos a esta chusma y la normalidad democrática vuelva al parlamento vasco).Escucho ya alegremente la palabra “enfermedad”,y no existe,ha existido ni existirá conflicto alguno.El otro día pude ver a Basagoiti y Jauregi a punto del morreo ante el oficiante de la sexta,parecía el Savater de otra época.Los abertzales no existimos,PPSE son Euskadi,todos somos Españoles,gentes de bien.Leo que dice RuGALcaba que “la historia la escriben los vencedores”,y me acuerdo de Fraga,y de Mayor Oreja,y de Basagoiti,y de otros muchos anónimos que jamás tuvieron acceso a plató,ni a micrófono,ni a entrevista,ni a ver sus nombres en pequeñito,si quiera,en portada alguna,que decir del perdón…. ni a nada que no fuera el desprecio de,por ejemplo,la actual presidenta del parlamento vasco que los acusa de ir “arrastrando todo su odio y rencor” por pedir que se abran fosas y poder sacar a sus familiares de las cunetas y enterrarlos con cierta dignidad,por pedir que sus familiares dejen de sembrar las cunetas enterrados como perros,en definitiva.Así que venga la reconciliación,el perdón,la humillación del victimario y la madre que lo parió cuando hablamos de ETA y la IA.Pero yo no pienso aceptar pulpo como animal de compañía así como ningún juez Español va a obligar a quitar la placa que recuerda a Barrionuevo en su pueblo con una calle mientras se quitan placas de recuerdo a Txiki y Otaegi.Así como no veo en Galindo ni en ninguno de los indultados por gobiernos Españoles (todos) por tortura y asesinatos en bañeras de sedes policiales varias o en los sótanos de la cumbre(con graciosos arrancamientos de uñas previos en algunos casos) intención ninguna de pedir perdón a nadie.
    Yo estoy con Urkullu en lo de que “no les debemos nada;si acaso,nuestro más absoluto desprecio”.Pero eso es una cosa y otra exigir a unos lo que no se exigió ni se exige a otros.Y esto no es “equidistancia”,es no estar tuerto,es no aceptar pulpo como animal de compañía.

  5. Sigues profundamente equivocado.El conflicto politico no nacio con ETA,y no termina tras su disolucion.ETA no ha tenido el patrimonio de la violencia,solo hay que recordar los miles de fusilados en la guerra,cuyos cuerpos aun esperan ser encontrados en alguna cuneta.Por no hablar de los 40 años de dictadura en la que se pretendio aniquilar cualquier seña de identidad vasca.Siguio una “transicion” dirigida desde el anterior regimen,que lo dejo todo bien atado.Despues el BVE,AAA,GAL,etc…torturados hasta la muerte,etc…Empecemos por hablar de todas las victimas,de todas.

    1. Que ignorante me siento cuando sale a relucir el mantra “40 años de dictadura en la que se pretendio aniquilar cualquier seña de identidad vasca”. Me pregunto si en algún lugar existirá una explicación de esto. Anda que si no es cierto, os quedáis sin defensa para la banda.

      Tengo años para haber vivido bajo el mandato de aquel señor a quien no defenderé, desde luego, pero me cuesta entender que tuviera una especial obcecación por la aniquilación del pueblo vasco. Digo yo que de haber sido así, medios no le faltaban para llevarlo a cabo y sin embargo aquí estamos los vascos, en todas nuestras variantes ideológicas (sí, no somos todos iguales necesariamente para ser vascos). ¿O acaso es que no pudo hacerlo porque se lo impidió la banda?.

      Y por cierto, las cunetas -por desgracia- tienen gente de toda la geografía española. Y no sólo eso, sino que se cavaron por ambos bandos. Era una guerra, sucia como todas las guerras. Se podrá discutir la cantidad, pero la “calidad” a ese respecto era la misma. (aclaración: los bandos en la guerra civil no fueron “franquistas” y “vascos”, eso sí esta bien documentado)

  6. “el Estado pasó al uso exclusivo de los tribunales, la colaboración francesa y la policía, con la Guardia Civil como vencedora inapelable de ETA. Lo digo como lo siento, porque a todas las concesiones que he consentido no quiero sumar la de mi sinceridad.”

    Sería no deseable que sea la Guardia Civil la que venza , debe ser la política la que venza,y la verdadera justicia hija de la sabiduría.
    Los tribunales han tendido resoluciones en muchos casos interesadas, lejos dela mínima ética,basándose en declaraciones de personas torturadas, hay que recordar el caso de una mujer que pasó años en prisión y salió en libertad tras detener al culpable.Esta mujer fue torturada , JUzgada por pertenecer a un comando de ETA y los Jueces admitieron su declaración.
    !!Cuántos presos así!! y los Jueces miraron a otro lado.
    La misma Guardia CIvil que tildaba de terroristas y miembros de ETA a personas que pertenecían a un club de montañismo o a una coral, por llevar el nombre “en vasco”.
    !!Cuántas víctimas de la guardia civil,y cuántas provocadas por ellos,por la misma Guardia Civil!!

    Txema Montero un poco de porfavor, sabiendo que usted conoce el caso Brouard, otra de las grandes vergüenzas del terrorismo de estado.

    No no ha llegado el día, de la reconciliación, pero en eso habrá que estar.Hay que tener paciencia.
    Aunque lo fío para largo, aún se recogen cadáveres de las cunetas de la guerra civil, y aún hay partidos políticos que no han condenado el franquismo, ni se ponen de pie en un teatro aplaudiendo por el millón pasado de víctimas del franquismo.
    Es así este páis, en muchas ocasiones, en el que vivimos, como un toro ciego.

  7. Yo me adentro en el comentario titulado agur ETA que por cierto, vi que se correspondía con la portada del diario “Público”, con un sólo verso que hace poco soñé y no sé ni si existe: “cantó el último pájaro libre robando el agua a la tierra que quiso ser”

    Vi ayer noche parte del reportaje que ayer dio la sexta entrevistando gente del País Vasco tras el cese. Qué enorme es Anasagasti, qué tío más listo Martxelo, y qué persona tan incalificable es Egiguren. No es una crítica a la persona de Egiguren, que conste, pero yo para ir por libre, como va él, parto de candidata independiente más ancha que larga.

    Relacionando el reportaje con la palabra “alborozo”, debo decir que me dejó el porgrama con una incógnita vital de las de pensar mucho tiempo: preguntaban a un comerciante de Donosti si la gente había salido a la calle a celebrarlo. Entiendo que se referían a si se ha celebrado el acontecimiento como la bajada del Celedón,como esa copa ganada por el Atleti o como el día de San Ignacio, por señalar un día anecdótico. “Pues no -respondió el comerciante- pero eso es lo bueno ¿no?” (no es literal)

    ¿Es bueno, postivo? ¿Es malo, negativo? ¿Se trata, tal vez, de una enorme indiferencia social ante la paz? ¡Pero si hasta la portada del correo suelta lastre con un ¡por fin! que se come la página! Lo que está claro es que es síntoma de algo. A ver si los sociólogos, con su métodos científicos, dan con la causa. Porque hay una causa.

    Imaginemos que no todos supiéramos que ETA iba a dar el comunicado ese día y por eso no se celebró a lo grande el acontecimiento, porque falló la previsión. Todo acto hay que anticiparlo para que sea multitudinario. Pues no parece ser la causa tampoco. Porque ni al día siguiente, ni el posterior ha habido fiesta 2a lo grande”. ¿Qué quiere decir esto? ¿Que la gente no se ha alegrado? ¿Que se alegra más la peña por la eurocopa del Baskonia que por el anuncio de paz? ¿Que a la calle sólo se debe salir a mostrar alegría o tristeza ante los acotencimiento nones y no con los pares? ¿Que no ha existdo una inicativa pública, ni popular, que si se existe en otras ocasiones? ¡Ni siquiera han salido los indignados en masa a decir ¡GENIAL!” Eso también para los sociólogos y su método científico.

    Hay cosas que no puede explicar ni el método científico. Cada uno las ve por sí mismo.

  8. Una cosa más: Nunca llegará un día en que pensemos en el pasado y no seamos capaces de verlo con nitidez, tal y como fue.

    Otra cosa es que cada cual tengamos una visión diferente del pasado y al unir las versiones lleguemos a concluisones diferentes. Los diferentes libros de historia demuestran que cada cual cuenta la historia a su manera. Pero siempre que se base la historia en hechos contrastados o contrastables el pasado se puede ver con nitidez.

  9. Un día la gente, no en masa, no a la vez, no aborregadamente, aunadamente, comprenderá por sí misma por qué no ha salido a la calle a festejar el acontecimiento más importante de las últimas décadas.

  10. No inteprete que creo que somos una panda de ovejas dirigidas por cuatro pastores que mueven los labios, las cámaras, las radios, las varas, los hilos, los periódicos y hasta las taxarngas a su antojo ni nada por el estilo ¿eh? Que va, para nada….

  11. Por cierto, el otro día creo que lo dije en un blog o un artículo de opinón de este medio: A mí se me ha calificado de poco inteligente y hasta de estúpida por decir que creo en Dios. Lo entiendo, hay gente que necesita ver, tocar, le pasó hasta a Santó Tomás. No es mi caso.

    Pero hete aquí que va ETA y dice que anuncia el cese y hasta los ateos se lo creen sin ver armas, sin saber quien está en la cúpula , y sin tener pruebas feacientes. Unos “apóstoles” nos han contado que ETA cesa, sin más y todo el mundo cree en ellos…y debe ser algo así como el 50% de la población española y un 75% de la vasca…

    Pero yo y el resto de creyentes somos estúpidos por creer en Dios ¡ja! ¡ja! y ¡ja!

  12. Ojalá tengas razón y la frase “En barrios y pueblos, una estructura mafiosa ha atemorizado, coaccionado o agredido a quienes no comulgaban con su proceder o sus ideas.” esté bien escrita en pasado.

    Yo no lo veo claro. No se si es necesaria una estructura mafiosa por detrás o si es algo que ha calado al punto de conformar un segmento social con la suficiente masa crítica (acrítica en realidad) como para retroalimentarse ad infinitum y seguir campando a sus anchas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *