Riesgos electorales

No todos los partidos se juegan lo mismo el 20N.

La izquierda patriótica tiene buenas expectativas. Después del resultado que cosechó en las forales y municipales del pasado mayo es de esperar que vuelva a obtener un buen puñado de votos. Cuenta ahora con los aliados de entonces y el añadido de Aralar. Y aunque el balance de gestión allí donde gobierna, -y muy singularmente el de la Diputación Foral de Guipúzcoa-, parece más bien magro, no ha pasado tiempo suficiente para que sus efectos electorales sean evidentes. Además, está muy reciente el comunicado de ETA junto con la parafernalia previa a su publicación, por lo que los réditos electorales del final del terrorismo serán, seguramente, notables. Pero, en realidad, incluso un resultado mediocre sería perfectamente asimilable en el discurso postelectoral, dado que se alegaría que faltan referencias comparativas válidas en el pasado inmediato. De hecho, a la izquierda patriótica casi cualquier resultado le vale. Y por si eso fuese poco, un eventual escaño por Navarra sería la guinda del pastel, o incluso, el pastel mismo.

Es difícil, aunque no imposible, que el PSE empeore sus resultados con relación a los de mayo. Es cierto que al PSOE las encuestas auguran un panorama desolador, pero una cosa es que pierda las elecciones y otra muy diferente que la goleada sea de escándalo. Y por otro lado, no hay que descartar que el electorado de la CAV vuelva a diferenciarse del conjunto del electorado español, tal y como ocurrió en las anteriores legislativas. Parece claro que no se repetirá, en términos absolutos, lo de hace cuatro años, pero tampoco creo que el batacazo vaya a ser similar al de las forales. Pero incluso si fuesen malos los resultados que obtenga, desde la óptica vasca tampoco es tanto lo que el PSE se juega ahora.

El PP, con toda seguridad, experimentará en la CAV un ascenso en línea con la subida general que le pronostican los sondeos. No tiene por qué ser de la misma magnitud, pero lo más probable es que la tendencia sea la misma. Incluso si se produjera un resultado inesperado (por negativo) en Euskadi, podrán exhibir el resultado global español, con lo que no tendrán demasiadas dificultades en elaborar un discurso favorable. Así pues, tampoco el PP arriesga gran cosa en estas elecciones.

El PNV es, sin duda, el que más riesgo corre en estos comicios. Viene de ganar en la CAV en las elecciones de mayo pasado, pero los resultados que entonces obtuvo Bildu han hecho que la posibilidad del sorpasso no sea una mera entelequia teórica. Por otro lado, la misma presencia de la izquierda patriótica en las elecciones va a ocasionar un descenso en la representación del resto, ya que son más a repartir los mismos escaños, y ese descenso resultará más conspicuo en el caso del PNV, por ser las tres circunscripciones de la CAV las únicas en las que se presenta como tal partido. El resultado en esas tres circunscripciones será el que, para bien o para mal, sirva de termómetro de su influencia.

El PNV, por ello, necesita imperiosamente movilizar a su electorado. La izquierda patriótica, por las circunstancias que concurren, lo tiene ya movilizado. Y el voto a los partidos españoles se suele activar en este tipo de convocatorias. Pero el electorado del PNV no se moviliza en la misma medida en las legislativas españolas. Y ese déficit de movilización le puede pasar factura ahora.

16 comentarios sobre “Riesgos electorales”

  1. Realmente no entiendo lo de la izquierda patriótica. En Euskadi, hablamos de izquierda abertzale y esa terminología ha sido tomada también en España, por lo que veo que usted es más papista quel el Papa, » tal sr. Pérez». Sobre su análisis, se ve para donde barre, aunque pretenda escudarse en el apoyo al PNV para poder contr con página en este diario.

    1. Tengo muchas manías. Una de esas manías es tratar de evitar barbarismos en los idiomas que hablo, que son dos, el vasco y el español (el inglés no lo hablo tan bien como para ponerme riguroso). Y por eso, a la que todo el mundo llama «izquierda abertzale» yo la llamo «izquierda patriótica». Lo hago sin ápice de ironía. Y creo que soy fiel al espíritu que anima a quienes se identifican con esa corriente política. Tampoco utilizo, en castellano, palabras como «euskera», ni escribo el nombre del territorio en el que vivo con la grafía vasca que ahora ya es oficial en todas las instancias públicas, sino que mantengo la forma Vizcaya.
      Me gustaría que me aclarase para dónde barro, porque no le he entendido la alusión; pero creo que cualquiera que lea mis columnas y me haya oído en las tertulias de Onda Vasca sabrá que mis simpatías políticas están con el nacionalismo institucional y democrático que hoy representa el PNV, incluso aunque en ocasiones discrepe de algunas de sus propuestas; por cierto, nunca lo he ocultado.
      Y eso de poder contar con página en este diario me mueve a la risa, la verdad, porque se da la circunstancia de que escribo en este diario, sobre todo, por una razón: porque así lo quieren las personas que lo dirigen, a quienes me une una relación de amistad que ya va para unos cuantos años. O sea, por amistad o lealtad a unas personas.

  2. No es dificil de entender. A buen entendedor pocas palabras. Parece que quieras un analisis mas exacto del miedo que tiene el pnv a la Izquierda Abertzale independentista.

    Tu no crees que se nota el «miedo» en los mitines, con constantes citaciones hacia la Izquierda Abertzale?

    Porque tiene miedo? El pnv tiene miedo uan parte de su electorado este pensando votar a Amaiur, y por eso los ataques constantes. Seria una gran derrota del pnv que la Izquierda Abertzale le gane, una derrota historica.

    Crees que los estados español y francés siguen negando el derecho a decidir de Euskal Herria como nación?

    1. Yo es que soy duro de mollera, está claro, pero no le había entendido.
      Y ahora que lo he entendido le diré lo que pienso:
      Yo lo que veo es lo que he visto siempre, críticas a los adversarios con los que se pueden disputar votos. Ni más ni menos que antes, pero igual es que además de tener la mollera dura, también tengo orejeras, que no diría yo que no.
      Y me imagino que en el PNV tendrán preocupación, -creo que miedo no es el término correcto-, porque esa eventualidad a la que usted alude no es en absoluto descartable. Pero también pienso que esa situación ocurrirá antes o después, porque una vez que los asesinos parecen haber dejado sus anteriores y macabras intenciones habrá mucha gente que dejará de tener reparos éticos en darles el voto a los que antes les respaldaban. De manera que sí, es posible que antes o después la izquierda patriótica venza al PNV. Y es bueno que todos seamos conscientes de ello, porque en eso consiste el juego democrático. Así que por mi parte, bienvenida sea esta nueva época, aunque ganen los que no me gustan. Pero no olvide que quien es derrotado hoy mañana puede ganar; y de eso se trata.
      No sé a qué viene su última pregunta, pero le responderé. Que el estado español no reconoce el derecho de autodeterminación de Euskadi es una obviedad que no merece ni ser preguntada. Del francés mejor ni hablamos. Pero no debe preocuparse usted. Solo necesita convencer a la mayoría de los vascos de lo bueno que sería ejercer tal derecho, y si lo logra, será reconocido. El problema es tan sencillo como que la mayoría de los vascos no lo desean o les viene a dar más o menos lo mismo. En otras palabras: la principal dificultad para tal reconocimiento la tenemos en Euskadi.
      Post scriptum: Me acabo de dar cuenta de que me ha cambiado usted el idioma en medio de la conversación.

  3. Muy buena la respuesta, pero con errores.

    Me sorprende que me digas que tengo que convencer a la mayoria vasca sobre el derecho a decidir, cuando desde siempre hemos sido mayoria. Creo que has confundido los terminos Juan. Por ejemplo en las ultimas municipales, el %70 de partido que quieren el derecho a decidir. Y por lo que dice el pnv, independentistas, porque el pnv desde siempre ha sido independentista no? Lo digo por las declaraciones de urkullu, que yo no me las creo pero bueno, habra que darle un voto de confianza a un mentiroso, es dificil pero se la vamos a dar.

    Por cierto, he cambiado el idioma porque he visto que no me entendias. Me has dicho «ez dut ulertu zer esan nahi duzun». He pensado que como no me entiendes en Euskera, o te cuesta entenderme, escribirte con tu lengua madre, el español. Y por lo que veo, en español ya me has entendido. Algo es algo.

    1. Ez INDEPENDENTZIA jaun edo andrea, nire erantzunak ez du akatsik. Gertatzen dena da zuretzat euskal herritarrak autonomia erkidegokoak direla bakarrik, eta ez Euskadi osokoak. Gainera, nik ez nituzke hartuko azken hauteskundeak abertzalometro bezala. Ikusiko duzu zelako emaitzak ateratzen diren hurrengoetan; ea gauza bera esaten duzun orduan.
      La ignorancia es atrevida, sin duda; de otra forma no se le ocurriría pensar que yo no entiendo un texto ínfimo, simple y mal puntuado porque esté escrito en vascuence. Y si le interesa saber lo capaz o incapaz que soy para utilizar la lengua vasca, dése una vuelta por inguma.org, escriba mi nombre en el formulario y compruébelo usted mismo (las decenas de artículos que he publicado en Egunkaria y en Berria no aparecen en esa base de datos, por cierto, y mi tesis doctoral, tampoco). Ah! y le ruego que me proporcione usted algo equivalente para saber con quién tengo el honor de intercambiar opiniones. Va a resultar que estoy ante todo un Axular y yo sin saberlo.
      No se fíe usted de las últimas elecciones; las próximas darán otros resultados. Y sobre todo: amplíe el horizonte de la vasquidad; los vascos del otro lado del Pirineo, en un 90% no quieren saber nada de la autodeterminación y dos terceras partes de los navarros, tampoco. Y no olvide que un partido como el PNV puede ser independentista y sin embargo tener votantes que no lo son.

  4. Ez perez jauna, neretzako Euskal Herritarrak denak dira, iparraldekoak eta hegoaldekoak. Ni ez nabil independentziri buruz hitz egiten. Erabakitzako eskubideri buruz ari naiz, eta nere ustez, badakit zure ustetan ezetz, Euskal Herritarren gehiengoak pentsatzen du Euskal Herritarrok erabakitzeko eskubidea dugula.

    Hau da, erreferendum bat egiten bada, eta erabakitzeko eskubidea dugun ala ez galdetzen badiogu Euskal Herritarroi, baiezkoa irtetzeko aukera handiak izango zirela esango nuke.

    Eta errepikatzen dut, ez dut independentziari buruz hitz egiten, erabakitzeko eskubideari buruz hitz egiten dut. Azkenengo hauteskundeak begiratuta, Euskal Herri osoan, bai iparraldea eta hegoaldea, nazionalistak gehiago gara.

    Horregatik erabakitzeko eskubidea Euskal Herritarrek ez zutela onartuko ez da nere aukeretan sartzen, eskubide demokratiko unibertsal bat bai da. Eta iparraldean nahiz eta independentzi nahi ez, erabakitzeko eskubidea onartuko zutelakoan nago.

    Oker nabil ez? Ametsetan jarraituko dut.

    Por cierto, en ningun momento he pensando que no me has entendido mi texto en Euskera, seria de una ignorancia infinita pensar eso. Otra cosa es que te lo diga con cierta ironia y a ti se te escape. Y perdona por escribir mal, no es lo mio. Soy mas bien de numeros, y de eso tambien lo justo. Intento aprender de gente que escribe bien como tu, pero la verdad es que no mejoro mucho, no se porque sera.

    Ondo segi ta interesgarri izan dela aitortzen dizut, nahiz eta ez dugun ezer esan.

    1. Ez jauna. Irakur ezazu idatzi dudana: autodeterminazio eskubideaz idatzi dut nik, eta nik dakidala, hori eta erabakitzeko eskubidea gauza bera dira. Independentziarena aipatu dut EAJri buruz esan duzuna komentatzeko, zuk zeuk aipatu duzulako lehenago independentzia EAJri buruz hitz egiterakoan.
      Eta zuk ez dakizu ezer ere erabakitzeko eskubideaz nik pentsatzen dudanaz; eskubide guztiak, aitortuak izan arte ez dira existitu ere egiten. Hortaz, gaur euskal herritarrok ez dugu gure estatus politikoa erabakitzeko eskubidea; nik, baina, edukitzea nahi nuke; ez izan zalantzarik. Eta bai, burujabetza mailarik gorena lortu nahi nuke Euskadirentzat.
      Y en relación con la comprensión de la lengua vasca, dos últimas notas: 1) En internet, cuando se recurre a la ironía se utiliza el correspondiente emoticón; de lo contrario no hay tal; su respuesta es muy clara y explícita, y su alusión a mi lengua materna, también. 2) Es evidente que nunca me expresaré en vasco con la misma corrección que en español, y eso es algo que le puedo asegurar no me causa ningún trauma.

  5. Me gusta eso de la lucha contra los barbarismos, «untalperez»

    Desde que le leí la explicación sobre su opción por «izquierda patriótica», atinada y convincente, he dejado de usar el barbarismo «abertzale», casi por completo.

    Y qué me dice de las expectativas de UPyD para el próximo 20-N, por ejemplo?

    Mantengo muchas reservas sobre la fiabilidad de las encuestas sobre cuestiones políticas en geberal. Y mis reserva son aún más acentuadas si esas encuestas se refieren a la CAV, en la que el miedo es un elemento muy pero que muy presente, después del profundo cultivo que ha hecho de él esa banda terrorista que dice que ya no lo hará más.

    Lo del 20-N sólo es una elección general para el Congreso y el Senado de España en un momento de crisis económica aguda y un hastío considerable por el desparpajo con que se han gestionado los recursos públicos y se han desviado dineros de todos hacia algunos bolsillos particulares, además de la manifiesta irresponsabilidad de algunos – mal llamados- responsables públicos.

    Aguardo con curiosidad los resultados del 20-N, una vez haya hablado en las urnas el pueblo soberano que es quien decidirá. Y espero que lo haga sin sobresaltos, no como en 2004, tan de infausta y triste memoria.

    Y mientras, que sigan recaudando las Diputaciones forales la totalidad de las ayudas ilegales de las «vacaciones fiscales» porque no está el horno para bollos, ni para querer marear más la perdiz delante de las narices de nuestros socios de la U.E.

    Saludos y que usted lo vote bien.

    1. Las encuestas tienen muchos problemas, y de hecho, últimamente no están acertando. No creo que UPyD obtenga nada en la CAV, porque el único territorio donde obtendría un porcentaje regular, Álava, es el que menos diputados envía al Congreso. No creo que en Vizcaya saque tanto como para llevarse uno de nueve.
      Mi particular bola de cristal, a día de hoy (en realidad de ayer) la podrá ver mañana jueves en la columna del periódico y pasado mañana aquí. Le anticipo mi pronóstico: de los cuatro grandes, el que menos sacará cuatro y el que más cinco, pero dudo que se muevan de ese intervalo. Ahora bien: le advierto que nunca acierto estos pronósticos.
      Salud.

      1. Alguien me ha mostrado su más que desagrado por eso de «la izquierda patriótica».

        Es así, no sólo hay miedo a espuertas en la sociedad vasca además de matonismo, reforzado por la sombra del primo de Zumosol, que está pero no se deja ver, de momento…hay, además, una hipersensibilidad sobre los términos. No se pueden utilizar cualesquiera porque alguien va a traducirlo como una ofensa, no como un logro de la creatividad.

        Quien me ha hecho la observación es una buena persona a la que pueden los nervios cuando sale este tema. Y es que para vivir democráticamente en minoría hay que tener mucho temple, cosa que no está al alcance de algunos, según constato.

        Por lo demás, nada reseñable sobre su comentario,, que agradezco.

        Salud y saludos.

  6. Yo tengo cierta duda sobre la hipótesis de tu último parrafo (no quiero decir que la refute, solo que dudo): estoy de acuerdo en que hay factores que conducen a la movilización del voto abertzale: fin de eta, configuración de alianza (EA, Aralar, Batasuna). Pero, por otra parte, creo que la desmovilización del voto patriota vasco en unas elecciones generales españolas no solo influye al PNV. De ahi mi duda.
    Con el resto del análisis estoy de acuerdo.
    Sobre tu planteamiento sobre barbarismos quiero manifestar algúna diferencia. Antes de nada resaltar que mi condición de simpatizante de la izquierda independentista no supone ningún problema para ello: el propio PNV se califica «abertzale» en euskara, por lo tanto, habríamos de seguir la misma regla de traducción: los patriotas, el voto patriota (haciendo referencia al PNV también)…
    Pero hay un problema, en un idioma además de hacer referencia se connotan diferentes significados y se sigue una tradición de uso (este criterio a veces es conservador, pero imprescindible para la comunicación: un mal muy típico en el euskera es que cada maestrillo te trae su propuesta terminologica pero asi no nos entendemos nadie).
    Desde el punto de vista de la connotación y tradición «abertzale» y «patriótico» recogen acepciones contrapuestas: en euskara nunca diríamos «PP alderdi abertzale espainola da» o «el partido patriótico PNV».
    Estoy de acuerdo en que los que en euskara nos decimos «ezker abertzalea» no tenemos una denominación propia en castellano (!aunque la RAE ha recogido la palabra «abertzale» con una acepción muy discutida! !que pasa que pueden haber neologismos que vienen del inglés pero no del euskara!) pero no por ello hace falta hacer una traducción mecánica olvidando los aspectos señalados (connotación y uso).
    El propio Partido Nacionalista Vasco lo hace diciéndose Eusko Alderdi Jeltzalea(o al revés no sé cual fue la etiqueta original).
    De la misma manera (salvando connotación y uso) en inglés se ha usado «independentist left». De ahi que yo estime preferible el uso de «izquierda abertzale» (si se toma «abertzale» como neologismo-toda lengua recoge nuevas palabras lo contrario sería «garbizalekeria») o «izquierda independentista» (si se niega el neologismo por lo menos, éste respeta la connotación y uso de la misma manera que en en la pareja abertzale-nacionalista para el caso de EAJ-PNV)

    1. Mikel
      Quiero pedirte disculpas, en primer lugar, porque creía haber respondido este comentario y me encuentro ahora con que no lo he respondido.
      Lo de la desmovilización de todos los nacionalistas/patriotas en estas elecciones hubiera ocurrido en otras elecciones legislativas, pero estas son especiales. Estando en el momento en que estamos, creo que el voto de la izquierda patriótica estará más movilizado.
      En relación con lo de la denominación, creo que no utilizo la misma con el PNV, porque ya está consagrada la tradición de denominarlo nacionalista y además lo lleva en el nombre; en ese caso no hay dudas. Lo que dices de utilizar la expresión «izquierda independentista» es una posibilidad, pero el nombre que se autoasignan los militantes y dirigentes es «ezker abertzalea», y yo me limito a traducirlo. No creo que tenga mayor importancia.

  7. Miedos, sobresaltos, «izquierdas patrióticas». «entornos del entorno»……
    Yo podría decir que los votantes del PP son» franquistas reprimidos», y que los votantes del Psoe son » frustrados marxistas» nada más que para traducir en el caso de los primeros:»demócratas de centro» y en el segundo:» socialistas y obresros», y es que las palabras y sus significados es un tema tan profundo que mejor que leer antes un tratado de Lacan.
    Más o menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *