Las cuatro patas

En la CAV el PNV ha ganado las elecciones legislativas celebradas ayer y mejora significativamente sus resultados de 2008. Si comparamos estos resultados con los de las pasadas elecciones forales, los partidos de ámbito español han recuperado posiciones en esta comunidad, aunque no lo suficiente como para dar la vuelta a la victoria que ya entonces obtuvo el PNV. En Navarra, por su parte, la ganadora ha sido la coalición UPN-PP, aunque es reseñable el excelente resultado que, por comparación con anteriores legislativas, han obtenido las coaliciones vasquistas.

Parece claro que ha sido el electorado tradicional del PSE y del PSN el que menos se ha movilizado. También UPN ha perdido un buen número de votos. Y el PP, por su parte, ha obtenido en la CAV un resultado discreto, máxime si tenemos en cuenta la gran victoria conseguida en el conjunto de España y la bajada socialista. La subida en la participación se ha producido gracias a los votantes de Amaiur, muchos de los cuales se abstuvieron hace tres años y medio.

Amaiur ha protagonizado, en buena medida, esta campaña electoral y ha sido la fuerza política que mejores expectativas había depositado en estos comicios en el País Vasco. Después de los buenos resultados obtenidos en las forales de mayo, y teniendo en cuenta que sumaba a sus anteriores efectivos a Aralar, aspiraban a desbancar al PNV como partido hegemónico en el ámbito nacionalista. No lo han conseguido; en parte porque el PNV ha cosechado un resultado excelente en la CAV: aun habiendo subido la participación, mantiene su porcentaje de voto por encima del 27%, y en Navarra, Geroa Bai, con más de 42.000 votos se queda a solo 7.000 de Amaiur y consigue que Uxue Barkos repita en el Congreso de los diputados.

Para algunos, estas elecciones tenían especial importancia porque podían colocar a la izquierda patriótica en posición de aspirar a ser la fuerza más votada en las próximas elecciones autonómicas. Y lo cierto es que se trata de una eventualidad que no cabe descartar en ningún caso. De hecho, conforme el terrorismo y sus secuelas de dolor vayan quedando atrás, lo lógico será que la izquierda de ambito exclusivamente vasco se encuentre en disposición de ganar las elecciones en la CAV, como ocurre en cualquier otro país. Pero los resultados, a día de hoy, no apuntan en esa dirección. De hecho, las tendencias de PNV y Amaiur están siendo dispares. El PNV, además de ganar casi 17.000 votos con respecto a las anteriores legislativas, solo se ha dejado unos 10.000 de las forales a ahora (un 3%). La suma de los votos obtenidos por Bildu y Aralar en mayo fue de 310.515 en la CAV, por lo que ha perdido del orden de 25.000 (un 8%).

Para terminar estas líneas quiero hacer referencia a un dato de carácter general que me ha llamado la atención. Se refiere al hecho de que en el conjunto de la Euskadi peninsular, las cuatro grandes alternativas políticas han obtenido prácticamente el mismo resultado. Los socialistas han obtenido unos 327.000 votos en total; Amaiur, con algo más de 333.000, se encontraría en una posición intermedia; y algo más arriba la entente PP-UPN, con unos 336.000 votos. Las cuentas relativas al PNV son más difíciles de hacer, porque este partido ha obtenido 323.500 votos en la CAV, pero es indudable que una parte significativa de los cosechados por Geroa Bai (unos 42.500) también le corresponden. La suma de ambas cifras haría del nacionalismo progresista vasco la primera fuerza política de este amplio ámbito político. Aunque, dada la gran volatilidad electoral de nuestro país, lo más adecuado es considerar que la Vasconia peninsular es, de hecho, como una mesa de cuatro patas de similar tamaño. Conviene que nadie pierda de vista este elemental dato.

4 comentarios sobre “Las cuatro patas”

  1. Solo un detalle, si coges los resultados de las municipales, las cuatro patas cambian de tamaño. Si ponemos a los nacionalistas en un lado, y en el otro a los no nacionalistas, la pelota iria hacia los no nacionalistas.

    Cuando los vascos votamos para madrid siempre han mejorado los partidos españolistas, y siempre han ganado. Esta vez y por primera vez, han ganado los partidos nacionalistas, y esto es muy significativo, esta claro que algo esta cambiando en Euskal Herria.

  2. Hasta ahora nadie echaba las cuentas con Nafarroa, todos se referian a la Comunidad Autonóma Vasca (Euskadi para algunos). Vemos que a medida que los votos abertzales crecen se empiezan a hacer otro tipo de analisis. Es el efecto del aumento del independentismo en las urnas. Y todo teniendo como escenario la carrera de San Jerónimo, es decir, el Parlamento Español. Creo que ha cundido el pánico en el frente PPSOE para las autonómicas.

  3. Tú eres el que debes no dar consejos y no perder de vista que 3 patas están mal construídas, torcidas, y que solo la de los 333 mil votos esta bien calibrada, razón por la que obtiene 7 representantes en lugar de 5 o 6 como los demás.

    Por eso es la ganadora indiscutiblemente yel sorpasso se ha producido tecnicamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *