El futuro abierto

Hace cuatro años, las expectativas se presentaban mucho más inciertas para el PNV que en años anteriores. El resultado obtenido en las legislativas de 2008 indicaban que el Gobierno Vasco se encarecería mucho. Y así fue; a pesar de la holgada victoria jeltzale en las elecciones autonómicas, el PNV fue desalojado, por primera vez en su historia, del Gobierno Vasco. Además, las aguas seguían bajando revueltas dentro del partido. A pesar de haberse presentado una candidatura al EBB previamente acordada, seguía sin proyectarse un discurso único hacia el exterior. Dependiendo de quién y de dónde se manifestase, el mensaje que el partido trasladaba a la sociedad era diferente.

Estos cuatro años no han pasado en balde para el PNV. En contra de lo que muchos hubiesen anticipado, el partido liderado por Íñigo Urkullu no se vino abajo tras las elecciones de 2009. Interviniendo de manera inteligente en la política española, ha conseguido completar prácticamente el desarrollo del Estatuto de Gernika. Y además, ha sido parte activa en el proceso que ha desembocado en la declaración de ETA de final de la violencia. Si a esto añadimos que el gobierno liderado por Patxi López ha tenido un pobre desempeño y ha sido incapaz de presentar un proyecto de país alternativo para Euskadi, nos encontramos con que el PNV sigue siendo el principal referente político de los vascos.

Pero a pesar de lo anterior, el futuro no se le presenta despejado. Está, por un lado, la emergencia electoral de la izquierda patriótica. Es cierto que en las dos elecciones de 2011 el PNV ha salido vencedor allí donde los dos proyectos medían sus fuerzas. Pero también es cierto que la distancia entre ambos es pequeña y que las grandes batallas por la victoria en las próximas autonómicas se darán allí donde ha obtenido en 2011 peores resultados, Gipuzkoa y Araba, precisamente los territorios en los que los votos tienen más valor.

Y por el otro lado está la cuestión de la coherencia en los discursos. El liderazgo de Íñigo Urkullu ha salido nítidamente reforzado de este periodo; pero la organización que preside no solo no es inmune al virus de la disparidad en los mensajes, sino que la misma naturaleza del partido la facilita. El problema, claro está, es que esa disparidad se cierne como una amenaza sobre las posibilidades de victoria en las próximas autonómicas, porque el electorado interpreta la disparidad de discursos como discrepancias políticas, y tiende a no depositar su confianza en quienes parecen no tener la casa en orden.

La expectativas del PNV para los próximos años son positivas, pero el futuro está abierto. Los retos serán diferentes a los que hemos conocido hasta ahora. En los próximos años asistiremos a fenómenos nuevos. La desaparición de la violencia y los intereses de unos y otros propiciarán la búsqueda de un “govern de progrés” a la vasca. Y por supuesto, se intensificarán las tendencias recentralizadoras del estado. Frente a todo ello, para convertir en hechos los propósitos formulados ayer por Íñigo Urkullu, el PNV debe emitir un discurso propio y coherente, diferenciado de unos y de otros. Debe aparecer ante la ciudadanía como el partido en el que confiar para salir del atolladero económico, y también como máximo garante del autogobierno e institucionalización de la nación vasca. Las expectativas del PNV son positivas, sí, pero no se materializarán por sí mismas; eso dependerá, sobre todo, del propio partido, de sus hombres y mujeres, porque el futuro no está escrito; está, como siempre lo estuvo, abierto.

7 comentarios sobre “El futuro abierto”

  1. Comparto lo que escribes Juan Ignacio. Además creo que nada necesitan más estos tres herrialdes que un gobierno del PNV. Ya hemos tenido bastante con lo que el ultraconstitucionalismo nos ofrecía, que no era más que un gobierno ineficaz y por co…nes minoritario socialmente hablando. Y por otra parte a la IA no la veo como el paradigma de la solidez en la gestión, gestión que el PNV ha demostrado se ha tomado muy en serio siempre.

    Lo que no puedo ocultar es las ganas que tengo de conocer el candidato a Lehendakari que tiene guardado en la nevera el PNV. Quién será? se hablaba de Bildarratz, pero sinceramente aunque me cae muy bien el tío, no le veo como un candidato fuerte, quizá un buen consejero, pero no un lehendakari. Creo que debía ser un candidato de perfil técnico, moderado pero solidamente nacionalista y con experiencia en la gestión privada. Ese hombre en mi opinión es Josu Jon Imaz. Sí, ya sé que los durillos le ven como un traidor (craso error) y que es bastante improbable que él mismo quiera (una pena), pero nada me gustaría más. No veo mucho más donde escoger y el tío me parece inteligente y muy de fiar.

    Entiendo que el PNV no lo quiere sacar a la luz aún ya que los medios de comunicación ultraconstitucionalistas se lo empezarían a cargar desde el minuto uno, pero me dan miedo ciertas posibilidades.

    Agur Iparretik

    1. No creo que el PNV tenga al candidato escondido; yo creo que no hay candidato aún. Y como ha ocurrido en anteriores ocasiones, sospecho que cuando nos digan quién es, nos sorprenderán.

  2. El futuro abierto…en canal.

    Algunos de estos hijos intelectuales de los Arana Goiri, comandados por Urkullu, dicen que quieren pasar del nacionalismo étnico, que ya no se lleva por estos andurriales europeos, por un nacionalismo económico.

    Pues qué bien.

    Igual empiezan ahora a desmenuzar, las gentes del PNV, cuáles son las ventajas que anuncia ese «nacionalismo económico» para el currito ordinario, para ese que tiene los abuelos en Zamora o media docena de tíos en Orense o cuatro primos hermanos en Burgos y otros tantos en Valladolid o Salamanca y aún no es neoconverso a la fe nacionalista. Y luego extienden las explicaciones a los magrebíes, paquistaníes, chinos, filipinos o hispanoamericanos que aterrizaron por estos valles, quebradas y llanuras sin saber muy bien dónde se metían. A fin de cuentas, como aquí los autóctonos se reproducen escasamente -aunque algunos j**** mucho – el futuro, abierto e imperfecto, va a ser suyo en mayor medida que de los iluminados profetas de la cosa.

    O así me lo parece.

    1. La expresión «nacionalismo económico» es desafortunada. Y no parece tener relación con la explicación que suelen dar de ella algunos líderes nacionalistas.
      Pero debo decirle, Io, que su comentario de hoy me ha parecido muy confuso; o quizás es que soy yo el que está espeso. Seguramente será esto último. Saludos.

  3. Veo al PNV muy fuerte y a la competencia, quitando en parte a Bildu (creo que el tiempo corre en su contra), muy floja. El PSE concretamente camina hacia su destruccion.
    Veremos.
    Saludos.

    1. El PNV como fuerte y contrafuerte, es lo que temen en las herriko-tascas.

      Cuentan que en el PNV se lo toman muy a pecho y ya andan ensayando en los batzokis aquello del «No pasarán» y adaptando lo del «Madrid rompeolas del fascismo» a los_nuevos_tiempos_que_se_han_abierto_en_Euzkadi.

      Si lo hacen bien desde el PNV, la jacarandosa voz de una Maite Aristegui no podrá rivalizar con la Celia Gámez de otros tiempos en su chulapo «¡Ya hemos pasao!».

      Al tronante Iñaki Antigüedad lo veo menos adaptable para hecer el karaoke de un Antonio Molina en «Adios mi España querida» http://www.youtube.com/watch?v=PkARiudoX4s
      o en el muy geológico «Soy minero»
      http://www.youtube.com/watch?v=q71it4hQERU

      Ni siquiera lo puedo imaginar tarareando «El emigrante» de Juanito Valderrama cuando Iñaki se va «pa l´Habana», de la que regresa poco indiano hasta ahora.
      http://www.youtube.com/watch?v=3jxR9vZ5CC0

      Pero ¡no se fíe!, Anomimo, los virus del fascismo son altamente mutantes, con independencia de que procedan de la cepa negra o de la cepa roja.

      Eso de ver al PSE caminando hacia la destrucción me parece de ciencia ficción, la verdad. Como si me dijera que Otegui, «el hombre de paz», entretiene sus horas cántándoles a sus compas de celda aquello de «Soy unn pobre presidiario» de Antonio Molina,
      http://www.youtube.com/watch?v=TDH6S9oxLMs&feature=related

      No sé,Anónimo, casi nada es lo que parece en estos tiempos de «txakoli, irrintzi , aurresku eta txalaparta.» Será que se acercan los Carnavales y hay que «jamarse» la tostada.

  4. Entre un futuro abierto y una descripción imaginativamente alucinada del pasado y del presente , capaz de apuntar hacia un futuro cuasi desconectado de lo vivido, debe haber cabida para lo razonable y razonado.

    ¿Y por qué comienzo así? Pues por lo siguiente.

    He léido en Gara, ese altavoz de la cosa, que andan enfurismados en Bildu porque ven pasar por delante de sus narices el pastel de la fusión de las tres Cajas vascas y no les han invitado ni a olerlo.

    Y va alguien de Gara, ese medio campeón de la ecuanimidad, la ponderación y las claras fuentes informativas, y saca como argumento para señalar lo perversos y malos que son los que no han invitado a Bildu a tomar tajada en el asunto de las Cajas, que la Sentencia nº 199/2011 del Tribunal Constitucional, Pleno, 13 de Diciembre de 2011 apoya las pretensiones de Bildu de estar en el reparto del pastel desde ahora mismo.

    Y escribe:
    » La utilización de una enmienda en una ley para alterar algo que no tiene nada que ver con su contenido fue considerado ilegal por el Tribunal Constitucional en su sentencia 199/2011, que anuló los cambios introducidos por el PP de José María Aznar en el Código Penal aprovechando una reforma de la Ley Arbitral en el Senado.»

    Y se va cualquier hijo de vecino a consultar la Sentencia 199/2011 y se encuentra con que:

    – El asunto es otro en la STC 199/2011 y no el que señalan en Gara:

    «En el recurso de inconstitucionalidad núm. 1505-2002, interpuesto por sesenta y dos Diputados del Grupo Parlamentario Socialista del Congreso de los Diputados, representados por el Procurador de los Tribunales don Roberto Granizo Palomeque, contra los arts. 3.2; 8; 12.2; 13; 15, apartados 1, 2 y 3; 16; 19; 20; y 23; y la disposición adicional única de la Ley 18/2001, de 12 de diciembre, general de estabilidad presupuestaria. …»

    – La ilegalidad o legalidad de lo controvertido se establece en el FALLO y sólo en el FALLO, que dice lo siguiente, en la Sentencia 199/2011 :
    » FALLO
    En atención a todo lo expuesto, el Tribunal Constitucional, POR LA AUTORIDAD QUE LE CONFIERE LA CONSTITUCIÓN DE LA NACIÓN ESPAÑOLA,
    Ha decidido
    Desestimar el recurso de inconstitucionalidad interpuesto contra los arts. 3.2; 8; 12.2; 13; 15, apartados 1, 2 y 3; 16; 19; 20; y 23; y la disposición adicional única de la Ley 18/2001, de 12 de diciembre, general de estabilidad presupuestaria.»

    O sea que esa Sentencia DESESTIMATORIA no formuló ilegalidad sobre NADA.

    Y en Gara quizás cultiven mucho la fantasía, y ello sea hasta positivo para un «FUTURO ABIERTO» , en la medida en que alerta sobre por dónde no hay que transitar para ahorrarnos algunos batacazos, pero en esa referencia al denostado TC han patinado sin necesidad de piel de plátano bajo la suela.

    Cosillas que pasan, ya ve «un tal péres…»

    Sobre la calidad técnica de algunas de nuestras leyes y sobre los inconvenientes de introducir en ellas, con calzador, cuestiones que no se corresponden al objeto principal de la norma…, otro día.
    Y hay mucho que decir sobre ello.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *