Meros autómatas

A cuenta del homenaje que la Real Academia Española tributó a la lengua vasca la pasada semana, asistí de lejos a un curioso debate en torno a la convivencia lingüística. Una de las personas que intervinieron afirmó que quizás sería bueno que en Europa solo se utilizase una lengua. De esa forma, -argumentaba quien defendía tal idea-, nos entenderíamos mejor y, quizás, nos irían mejor las cosas. Utilizaba el ejemplo norteamericano y el idioma inglés como referencia. A quien sostenía tal opinión le parecía que la diversidad lingüística constituye un obstáculo para la comunicación.

En realidad, lo que es un obstáculo para la comunicación es no conocer más que una lengua. En la historia de la Humanidad el monolingüismo ha sido la excepción y el bilingüismo o el trilingüismo, la norma. Las ciudades, los territorios, los países han sido, por variadas razones, escenarios de encuentro de personas pertenecientes a diferentes grupos lingüísticos, y lo normal ha sido que cada uno conociese dos o tres lenguas. Han sido quizás los europeos pertenecientes a las tres grandes potencias occidentales históricas y, dentro de éstas, los hablantes de sus lenguas hegemónicas, -ingleses, franceses y castellanos/españoles-, los únicos que se han mostrado mayoritaria y pertinazmente incapaces de hablar otra lengua que no fuese la materna. Claro que no es casualidad que hayan sido esas tres naciones las que, en el periodo comprendido entre la configuración de los estados modernos y comienzos del siglo XX, han tenido vocación imperial y han llegado a erigir imperios.

La función social de una lengua es la comunicación; así es. Pero las lenguas cumplen otras funciones, también de gran importancia, que alimentan necesidades básicas de los seres humanos. Cada lengua nos ofrece una versión diferente del mundo. Se suele poner el ejemplo de la nieve y los inuit; pero los hay más sutiles y de consecuencias más imprevisibles, como por ejemplo las que se derivan de que la lengua tenga partitivo o no lo tenga. Cada lengua nos ofrece algo parecido a una cosmovisión. ¿Habría que renunciar a varias de esas visiones del mundo en aras de una hipotética mejor comunicación?

La lengua crea belleza. Es la materia prima de la literatura, y la literatura es, -para algunos, al menos-, una fuente de goce indescriptible. La literatura que se crea en una lengua y la que se crea en otra son diferentes; las obras literarias se traducen, sí, pero la traducción, por excelente que sea, modifica el original. ¿Qué razón puede haber para no tener acceso a más de una literatura? ¿Por qué, si podemos acceder a dos o tres, debemos renunciar a ello?

Y por último, la lengua alimenta la identidad; es, de hecho, una de las componentes más frecuentes e importantes de las identidades colectivas. Hay quien sostiene que las identidades son singulares y carecen de componentes compartidas. Pero esa idea simplemente denota ignorancia u obedece a un deseo. La pertenencia al grupo es un rasgo básico de la naturaleza humana. Ese grupo puede ser mayor o menor, puede ser tribu o nación, pero es el entorno humano que nos da cobijo, con el que compartimos raíces, tradiciones, vivencias, proyectos, etc. Se trata de algo tan básico, tan esencial en nuestra naturaleza, que hasta tiene un sustrato neuroendocrino; es parte de nuestra fisiología.

Las lenguas sirven para comunicarnos, sí, pero sirven para otras cosas. No sé cómo seríamos sin esas otras cosas, pero seríamos menos humanos, mucho menos; estaríamos más cerca de ser, quizás, meros autómatas.

24 comentarios sobre “Meros autómatas”

  1. El título no m parece una buena carata de presentación para su entrada, que explica cosas muy razonables.

    Lo que no está ahí, en su escrito, es que algunos usan de las lenguas para enconar las relaciones entre personas, para cavar fosos entre comunidades y para hostigar a quienes se les crucen en sus propósitos.

    Por otra parte. el canto a la diversidad me parece que no puede serlo a la diversidad en cualquier grado. Imaginemos que hay tal grado de diversidad linguística que cada hablante tiene su lengua, suya y sólo suya. ¿No habría un exceso de complejidad para la comunicación? ¿Cuántos recursos tendrían que invertir, con la mejor voluntad, para establecer una comunicación eficaz entre unos cuántos de ellos?

    Saludos.

    1. Por lo que Vd. dice, ¿entonces estaría usted dispuesto a renunciar a usar el castellano y hablar solo en inglés?, además ya existe una lengua universal de comunicación para que no predomine ninguna lengua de forma imperialista, y se llama esperanto, una mezcla de diversas lenguas con una gramática muy fácil, que desafortunadamente casi nadie habla. Así sería todo mucho más económico, todos a aprender esperanto. Salud

      1. Realmente, todo el mundo al que oigo hablar del esperanto, desconoce por completo las bases biológicas del lenguaje humano y de los diversos lenguajes.
        El esperanto es un idioma artificial que nunca estará arraigado como un idioma nativo que se adquiere a la vez que el organismo humano se va desarrollando en todas sus otras características fisiológicas.

        Valdría el esperanto como verdadero lenguaje humano que colme las expectativas afectivas de la especie si se aprendiera como lengua materna, pero… ¿recuerda alguien el coste económico de los métodos de inmersión en las lenguas injustamente relegadas a segundo plano?

      2. Los seguidores actuales de quienes inventaron, con la mejor voluntad, el esperanto, siguen «esperanto» el éxito, la masiva aceptación, de su aportación cultural. Pero no llega.

        Ya lo siento diógenes, pero no comprendo el alcance de la pregunta que me dirige. Menos aún que la derive usted de mi comentario.

        Ando en aprender o mejorar mi dominio de otras lenguas, no en renunciar a ninguna de las mías.

        Saludos.

    2. Hola Io
      No siempre se acierta con el título.
      Es cierto que las lenguas se usan como arma arrojadiza en ocasiones, y desde diferentes trincheras, pero mi tema hoy era otro. Es lo que tienen las columnas, son más breves que las tesis doctorales. 😉
      Su última observación me ha parecido, francamente, una exageración. Supongo que es evidente que me refiero a condiciones realistas. Dado que las lenguas surgen como herramienta de comunicación, no parece un escenario realista el de lenguas habladas por muy pocos individuos en un espacio geográfico no muy extenso. Yo por esa eventualidad no me preocuparía.
      Saludos

      1. Desde luego, una entrada de blog no es una tesis doctotal.

        🙂

        Y mi última observación era una exageración bien patente, nada sutil.
        No obstante, me gustaría tener a mano el número total de lenguas distintas que manejamos como lenguas maternas los europeos de la UE, no ya los inmigrantes asentados en ella. No tengo ahora ese dato, ni me paro a buscarlo, pero tengo la impresión de que, en algún momento puede plantearse conflicto en las instituciones de la UE entre las exigencias de uso de todas las lenguas maternas de los ciudadanos de la UE, la funcionalidad de tales requerimientos y el coste económico al que nos obligamos con ello.
        No hace tantos años, un respetado químico, el profesor Heribert Barrera, no en su faceta de químico si no en la de político independentista por ERC, no siendo autorizado a usar el catalán en determinado ámbito, decidió utilizar el inglés para sus manifestaciones, postergando al español que dominaba ampliamente y era lengua de uso en aquel ámbito.
        Si cada una de nuestras minorías lingüísticas manda un equivalente al desaparecido heribert Barrera a las instituciones comunitarias, ¿primará la función comunicativa de las lenguas, todas ellas respetables, o primará el criterio político en su uso?
        ¿Cuál es el grado asumible de diversidad en la UE actual, en materia de lenguas de uso en sus instituciones?

        Saludos.

        1. Esta también merece una anotación. Pero muy resumidamente, me remito a lo de los ámbitos de uso. Yo en la UE, entidad política de la que abomino, solo utilizaría el inglés.
          Saludos

  2. Elebidunak elebakarrak baino askoz gehio lantzen dute burmuina, batez ere normalean hizkuntza batetik bestera saltoka daudenak, herenegun financial times atera zuten artikulua baita euskal aldizkari batzutan.
    Lehengo iruzkina bidali duenari esango nioke milaka hizkuntz galdu direla eta mundua ez dala hobeto ulertzen, ezinezkoa litzateke hainbeste hizkuntz izatea pertsona baino, hizkuntzak ez bait dira errez sortzen, baina emango ba zen berak jarritako exemplua, jendeak besteen hizkuntzak ikasiko lituzkete guztion artean ulertzeko eta bitartean bere burmiuna gehio garatuz. Arazoa beti helduengatik dira, txikitatik jakiten badezu hizkuntz bat ez dago arazorik baina Espainiatar askok ez dute euskera ikasi nahi ez ikasteagatik, gaztelerarekin nahiko dutelako, esaten dituztenak ez ikasteko aitzakiak besterik ez dira. Beharrezkoa egin beharko genuke Euskal Herrian.

  3. En general me ha gustado el articulo; solo me parece un argumento pobre (o mal exlpicado) lo de que el monoligüismo ha sido la excepcion. ¿y? que asi haya sido no significa que sea mejor, es mas, quiza se pueda pensar que es un avance en las sociedades llegar el monoligüismo, un avance en la evolucion incluso !(entendimiento universal,etc…)

    Sin embargo suscribo completamente que la lengua nos ofrece algo como una cosmovision…sin duda esto es lo que me parece mas imporante ; ya que no sabemos si existe una de esas lenguas o «visiones» del mundo mejor que otra quiza lo mas inteligente sea permitir y fomentar el desarrollo de todas como vehiculo para conocer mejor el mundo y desarrollarnos…

    Solo esto. 😉

    1. No he dicho que sea mejor o peor; es solo que ha sido así. Además, en Europa y América (y en África en mayor medida) se sigue dando esa situación; la gente es bilingüe o trilingüe, con excepciones que son las citadas. No hay ningún elemento que indique que haya habido una tendencia hacia el monolingüismo. Lo que quizás ocurra en nuestro continente, y en otros lugares del mundo, es que se especializarán usos. Ya ocurre de hecho, pero esa tendencia se acentuará. Mis fuentes documentales están en un 95% en inglés. La lengua vasca la utilizo en casa, con amigos y en algunos entornos laborales. Y el español lo utilizo en la universidad, aquí y en otros entornos sociales.
      Y en todo caso, mi tesis central es que la función comunicativa, con ser el origen biológico y función social, no debe hacernos perder de vista que las lenguas cumplen otras funciones.

  4. El castellano como romance linguistico se ha manifestado como un evolucionismo linguistico en todas las culturas hispanoparlantes ,aunque no deja de ser menos cierto que la lengua vasca debe estar considerada como un canon linguistico .

  5. Aceptando que la lengua primera en la que un humano crece y aprende a desrnvolverse contribuye a generar en él una cierta cosmovisión y ligándolo con la fuerte presión que viene desarrolándose en algunas partes de España para ampliar la base demográfica de hablantes de varias de nuestras lenguas minoritarias, me queda la incomodidad de no sabér qué responder a la pregunta que formuló Juan Carlos Odriozola Pereira:
    «¿recuerda alguien el coste económico de los métodos de inmersión en las lenguas injustamente relegadas a segundo plano?»

    Prescindo de valorar lo de si «relegadas» durante X décadas y «exaltadas, vía discriminación positiva» durante Y años.

    Se me ha ocurrido mirar un indicador de las aportaciones de algunas cosmovisiones (y lenguas)- minoritarias o no – a la cultura en general. He tomado como indicador, discutible pero es el que tomé, el número de premios Nobel obtenidos desde el inicio de esos premios. No he querido distinguir si los de la Paz tienen o no la misma aceptación general que los de Química, por ejemplo.
    Me he fijado en Finlandía, en Dinamarca y en Suecia, además de en España.

    Y aquí dejo el resumen:

    Finlandia, 2 premios Nobel, uno en Química y el otro en Literatura.

    Dinamarca, 13 premios Nobel, de ellos 3 en Física, 1 en Química y 5 en Medicina – Fisiología, además de 3 en Literatura.

    Suecia, 28 premios Nobel, de ellos 4 en Física, 3 en Química, 8 en Medicina-Fisiología, además de 7 en Literatura,

    España presenta un muy modesto número de 7 premios Nobel, ninguno de ellos vasco – ni de origen, ni de formación, ni de residencia, ni de declaración identitaria.
    De nuestros premios Nobel, 2 lo son en Medicina- Fisiología y los otros 5 de Literatura, contando, como lo hacen las fuentes que utilicé, el del peruano de nacimiento, Vargas Llosa, nacionalizado español en 1993 y Nobel en 2010.

    España presenta el caso más desequilibrado de los cuatro que he considerado, entre la excelencia – medida en términos de premios Nobel logrados – en descubrimiento y creación en ciencias básicas y en creación literaria.

    Una ligera ojeada al ámbito de las matemáticas, a través de algunos de sus premios más pestigiosos – Medalla Fields, premio Nevanlinna, premio Shaw, premio Wolf, premio Ramanujan- concuerda con el pobre resultado cosechado en los Nobel.

    A la vista de tan modestos y discretos resultados bien pudiera convenirnos a todos, partir del intenso esfuerzo hecho por las generaciones nacidas después de nuestra guerra (in)civil y hasta 1978, a las que debemos los muy importantes cambios materiales, de reubicación geográfica y de esfuerzo intelectual, hechos a lo largo de esas décadas. Bien pudiera convenirnos el dejarnos de querellas identitarias, dejarnos de dilapidar esfuerzos en la disgregación y conventrarnos en remar todos en el mismo sentido y con algo más de coherencia que en las últimas décadas, que no está el horno para demasiados bollos.

    Que España y en ella la CAPV titule a muchos universitarios está bien, pero que desborde en titulaciones a varios de nuestros socios de la UE juntos, como es el caso en veterinaria, en derecho y en otros respetables campos del saber, empiesza a resultar más que preocupante. La creciente titulitis no ha dado, hasta ahora, buenos frutos en cantidad suficiente como para pensar en mantener la sobreabundancia de campus universitarios que hoy exhibimos con escaso sentido crítico y menos sentido de la proporción.

    Un ejemplo más de lo mucho que nos queda por hacer.
    Sobre el poliédrico y complejo Unamuno, bilbaíno él, se han publicado muchos y muchos trabajos. Es una figura que despierta gran interés, amoriguado aquí y ahora, en la CAPV, interesadamente, por las trifulcas que mantuvo con Sabino Arana y los planteamientos del nacionalismo vasco. Pues bien, a la postre, entre muchas otras obras de mérito sobre Unamuno, destaca la muy trabajada biografía elaborada por los estudiosos franceses Colette y Jean-Claude Rabaté, publicada en 2009.

    ¿Qué les ha faltado – o qué les ha sobrado- a nuestros universitarios, a nuestros estudiosos, a nuestros intelectuales, para poder ser ellos quienes dieran a la luz una tal biografía de Unamuno?

    Y si, potenciemos nuestro patrimonio cultural, pero no permitamos que lo hagan servir de arma, ni a nivel de lengua, ni a nivel de tocar las castañuelas ni al improvisar versos, ni al de nada para marginar a unos ciudadanos respecto de otros. La discriminación positiva es, fundamentalmente, discriminación. Y, en mi opinión. Y crea más problemas, a la larga, de los que pretendía resolver, si es que pretendía resolver alguno y no ser sólo la tapadera elegante de otros propósitos menos presentables.

    Y vuelvo a la pregunta de Juan Carlos Odriozola Pereira que no supe contestar, para añadir que, quizás era necesario el esfuerzo que se ha hecho en el ámbito de los incentivos a nuestras lenguas minoritarias. Y quizás fue prudente hacerlo, si resultó compatible con desarrollar el esfuerzo que necesitábamos hacer para que nuestros investigadores en muchos otros campos pudieran formarse al más alto nivel que permitían sus capacidades y pudieran desarrollar sus tareas con reconocimiento social, con suficiente apoyo económico a corto, medio y largo plazo,por su sola valía en sus campos de trabajo, no por tener más o menos afinidad con el político de turno que controlaba la caja.

    No deja de ser paradójica la carga paralizante que aún induce nuestra guerra (in)civil, también con esa exhibición de fotos de en el Bellas Artes de Bilbao, sobre aquella lucha cainita. Una exhibición de fotos, apreciable, pero que no dejan de ser medios de la propaganda de guerra de uno de los dos bandos en lucha.
    Noto esa carga paralizante de nuestra última guerra (in)civil, por ejemplo, en que no puedo recordar que en Bilbao se haya hecho, ni por el Colegio de Ingenieros, ni por la UPV, ninguna divulgación de uno de los éxitos técnicos españoles del pasado siglo como ha sido y es el del TALGO «Tren Articulado Ligero Goicoechea Oriol»y sus variantes, del ingeniero Alejandro Goicoechea Omar, natutal de Elorrio, director de la construcción del mitificado “Cinturón de Hierro» de Bilbao, que se pasó de bando antes de acabar fusilado como alguno de sus más cercanos colaboradores.

    1. Este comentario merecería por mi parte, si tiempo tuviera, una anotación en el blog, o cuatro. Veré de escribir algo.

  6. Hay varias cosas que me resutan contradictorias en su escrito, por un lado 1) la idea en la coincidencia de identidad singular y colectiva;
    2)la falta de un límite en la idea de colectivo: dice usted» desde tribu, grupo ,nación»
    Y por último la idea de «obedecer a un deseo» lo digo, porque usted mismo unos párrafos más abajo habla de «bases endocrinas y fisiológicas, para explicar la pertenecia a un grupo…» y el deseo ,me da que tiene las mismas.

    Me llama la atención, que cuando se trata de exponer ideas políticas de extrema izquierda, se ridiculice «el grupo,la defensa de idea de nación…los deseos,las «tribus» y cuando se trata de hablar de lenguas estos mismos valores son apreciados.
    ¿en qué quedamos?
    De acuerdo en doyarse de herramientas, que son las lenguas y cuantas más mejor, sigue siendo vergonzoso que tuvieramos un presidente como Aznar que hizo una guerra «hablando en inglés» sin saberlo.

    Io:
    Usted habla de dar homenajes , a buenas horas mangas verdes, a Alejandro GOikoetxea que dejo en su «pase de bando a los rebeldes contra el Gobierno Legítimo de la Republica, los planos de defensa , todo llegará . A Melitón Manzanas Aznar le puso una medalla de víctima de terrorismo , y quizá un día hasta el Gobierno de Israel ponga alguna medalla a médicos alemanes que en los campos de concentración ponían anestesicos y tiritas a las mujeres antes de estudiar sus ovarios.
    Todo llegará, hasta que las ranas tengan pelo.

    1. Ignoro por qué pasa pero ocurre. Dejo colgado un comentario, queda en espera de moderación….y luego ya no aparece.
      Si lo vuelvo a colgar, entonces aparece el anterior y el nuevo.
      Es una lata,
      Voy a colgar de nuevo un comentario anterior que estaba a la espera y no aparece. A ver cuál es el resultado esta vez:

      «Io
      29/03/2012 en 18:24…awaiting moderation
      Para Euria, fina y fría a veces, persistente siempre aunque se haga presente como sirimiri.

      Hoy es día de Huelga + IVA pero trabajé un ratito esta mañana…por una buena causa que casi ningún piquete “informativo” me habría aplaudido en su afán por “informarme”.

      Haré por ser breve ahora, no sea que me pillen antes de que acabe y no les guste lo que hago durante esta jornada de Huelga +IVA.

      La vida presenta muchas contradicciones y no pocas paradojas, tal como la veo y la vivo.
      El no reconocimiento del mérito tecnológico del creador del TALGO evidencia una de ellas, para mí. ¿No se puede separar su faceta creadora de su opción política y valorar como positivo lo que positivo es?

      Un día me contaba una inteligente y muy sensible médico que de los brutales experimentos realizados por médicos nazis en la Alemania de Hitler salieron conocimientos que se siguen utilizando. No se ha prescindido de ellos, ni se oculta su origen, por muy terrible que sea. Me pareció una más de tantas paradojas, si la entendí bien.

      Sobre nuestra guerra (in)civil hay muchos recovecos paradójicos por esclarecer.
      Le pondré sólo un ejemplo bien ligado a este trocito de terruño.
      1936, Aguirre toma el poder autonómico como Presidente provisional al amparo de una Ley votada en Cortes sin quorum suficiente para ello y asume el poder, antes incluso de que aquella ley de dudosa legalidad, fuera publicada oficialmente en la Gazeta oficial y entrara en vigor.
      Paradoja primera del asunto: campeón de la legalidad que surge de la no legalidad.
      Pero Aguirre y el PNV pretendían defender su posición con armas, no sólo con discursos. Y habían despachado, antes del 1 de octubre de 1936, a Telesforo Monzón a comprarlas en Francia. Y Monzón se las hizo traer del puerto de Hamburgo: 5000 fusiles y 5,5 millones de cartuchos. ¡De Hamburgo! Del Hamburgo controlado por el partido nazi, que controlaba toda Alemania desde el 1 de enero de 1933, fecha en que Hitler y sus belicosas SA asaltaron el poder, después de imponerse electoralmente, en un clima de violencia, persiguiendo su sueño nacional –socialista de 1000 años de poder ario.
      Paradoja segunda del asunto: un “leal aliado” de la II República española se aprovisionaba de material de guerra en la Alemania nazi, la misma Alemania nazi que estaba facilitando aviones, armas, hombres y asesoramiento a través de la “Unternehmen Zauberfeuer” (Operación Fuego Mágico), al cuerpo de ejército rebelde sublevado en Marruecos contra la República española.
      No me preste atención a mí, Euria, léase la parte de las memorias de Aguirre tal como las cita Idoia Estornés Zubizarreta nada sospechosa de ser hostil al PNV:

      “Había terminado el acto (constitución del primer Gobierno Vasco el año 1936 bajo el árbol de Guernica) de mi jura, cuando llegaba apresuradamente del extranjero uno de los amigos que enviamos a comprar armas a Francia. El viaje de vuelta lo había realizado en una gasolinera, burlando la vigilancia de los barcos de guerra franquistas. Era Telesforo de Monzón, un joven de mi misma edad, a quien yo había nombrado ministro de la Gobernación del nuevo Gabinete Vasco, sin él saberlo. -Todo está arreglado- me dijo nerviosamente Monzón. -¿Arreglado, qué?- le interrumpí. -Lo de la compra de armas- me contestó. Dentro de pocos días llegarán de Hamburgo cinco mil fusiles y cinco millones y medio de cartuchos”.

      Fuentes:
      Sobre José Antonio de Aguirre y Monzón, según texto de Idoia Estornés Zubizarreta
      http://www.euskomedia.org/aunamendi/81730/55974

      Sobre la “Unternehmen Zauberfeuer”, en Junkers Ju 87: Stukageschwader 1937- 41, Por John Weal

      – Sobre la ayuda alemana al bando faccioso:
      Franco y la Guerra Civil española, artículo de Josep Xicota en
      http://campusvirtual.unex.es/cala/epistemowikia/index.php?title=Franco_y_la_Guerra_Civil_espa%C3%B1ola

      Y paro ya. Sólo pretendí hacer notar que lo paradójico existe también, como Teruel. Negarlo no sirve de mucho.

      Salud, larga y fructífera vida, Euria, esos son mis deseos para usted.

      PD:
      Sobre las ranas que “tiene pelo” puede interesarse por las ‘trichobatrachus robustus’ . Otro asunto paradójico en el que las cosas no son lo que parecen.
      El propietario de este blog podría explicárselo muy bien, entra en su campo profesional.

    2. Euria
      Confieso que su comentario me ha dejado perplejo. No debo de explicarme nada bien, me temo. Pero vayamos por partes.
      En ningún momento digo que haya coincidencia de identidad singular y colectiva. Lo que he querido decir, -seguramente de forma torpe-, es que la identidad tiene componentes individuales y componentes colectivas, y que negar la existencia de esas componentes colectivas solo puede deberse a deseos de quien así niega.
      Y claro que creo que no hay un límite a la identidad colectiva. Los seres humanos forman parte de grupos. En algunos casos esos grupos humanos son tribus, y la pertenencia a la tribu es uno de los elementos de la identidad de cada uno de los miembros. En otros casos pueden ser ciudades o urbes (que se lo digan a muchos de Bilbao). Y por supuesto, hay elementos que corresponden a grupos mucho mayores, el étnico o racial, por ejemplo, es muy evidente en los negros estadounidenses. La opción sexual minoritaria (gays y lesbianas), o el mismo sexo (hombre o mujer), son elementos de la identidad, y no solo por evidentes razones biológicas. Y con la nación ocurre algo parecido. La adscripción, sobre todo si es consciente, a una nación, es fuente de identidad. El hecho de ser (o considerarse) español, o vasco, o judío, es uno de los elementos que configuran nuestra identidad. Por supuesto también hay factores absolutamente individuales que tienen que ver con el modo en que está configurado nuestro organismo y con nuestra trayectoria vital, y por otro lado, las componentes colectivas, aunque aportan elementos que se comparten con otros, también se combinan de forma diferente en cada individuo.
      Lo de «obedecer a un deseo» lo decía porque hay responsables políticos que niegan la existencia de identidades colectivas porque, sencillamente, no desean aceptar esa idea. No tiene nada que ver con lo que digo de la base neuroendocrina. Yo no he dicho nada de que las “bases endocrinas y fisiológicas, para explicar la pertenecia a un grupo…” Al grupo se pertenece o no, y ese hecho tiene consecuencias en cuya base hay mecanismos neuroendocrinos. La neuroendocrinología tiene que ver con el papel que juegan hormonas o neurotransmisores como la oxitocina en los comportamientos prosociales para con los cercanos o propios, así como en los comportamientos agresivos para con los ajenos o diferentes.
      Y por último, no entiendo la alusión a la ridiculización de ideas. No recuerdo haber ridiculizado a nadie en esos términos (tribus, etc.)
      Me quedo con la sensación de haberme explicado fatal. Lo siento.
      Salud.

      1. Untalpérez:
        1)Tanto para la idea de «identidad singular» o «identidad colectiva» sale la necesidad del :deseo.
        2) En un artículo anterior le he leido este término:»Izquierda patriótica» por «izquierda abertzale» creo que me sigue resultando complejo, entender con ese ejemplo, el respeto de «identidad», tribu o cómo se quiera llamar :¿cree usted qué es una buena traducción, este ejemplo, sin ir más lejos?
        3)Yo tenía un compañero, psiquiatra de origen armenio que se dedicó a estudiar alemán para leer a filósofos en su lengua original, tan snob como la cita de Freud de aprender castellano para leer a Cervantes, snobismo, por snobismo.
        ¿por qué?
        Porque en esto coincido con usted,hay matices de la lengua que son inconscientes,y que pertenecen a un «no dicho» colectivo.
        El mayor impedimento para la comunicación no es el conocimeinto de esta o esa lengua, es un escollo sí, pero el mayor impedimento es la falta de deseo para comunicar.
        Es ahí donde pongo el deseo.
        CReo que todos tenemos la experiencia de comunicarnos con niños sin lenguaje, con personas con diferentes tipos de demencia(y si no es así les propongo la estupenda experiencia de la comunicación no verbal)
        Pero es otro tema, y alejado del suyo del inicio.
        Creo que en europa el único lenguaje se llama :Euro y su Gramática es :La REal Academia Liberal-Capitalista.
        Y no me interesa nada hablar en inglés-euro, francés-euro, castellano euro, italian -euro ni euskera-euro.

        Io:
        No creo que niegue la paradoja, pero sí que unas me hagan reflexionar en positivo y al contrario.
        Que Aguirre y Monzón hablaran sobre compras de armas,a los alemanes en plena guerra no creo que paradoja, por paradoja justifique la suya el que no se de un homenaje a la labor de ingeniería de la persona que creó el talgo y que fue quién permitió que las tropas franquistas conocieran los planes de defensa.
        Sinceramente ,no y gracias.
        Y yo le hago una pregunta :
        ¿Pidió perdón este señor a la población vasca por los daños debido a su actuación?.
        Mire que si pidió perdón, igual sería hasta creible lo que usted intenta hacernos tragar.
        Me imagino que Franco y Carmen Polo, y tantos y tantos otros le habrán homenajeado durante más de 40 años al susodicho hasta la saciedad, quizás imaginando imaginando hasta los mismos de la fábrica de Hamburgo que hacían al mismo tiempo las bombas que cayeron sobre Durango y Gernika.

  7. Para Euria, fina y fría a veces, persistente siempre aunque se haga presente como sirimiri.

    Hoy es día de Huelga + IVA pero trabajé un ratito esta mañana…por una buena causa que casi ningún piquete «informativo» me habría aplaudido en su afán por «informarme».

    Haré por ser breve ahora, no sea que me pillen antes de que acabe y no les guste lo que hago durante esta jornada de Huelga +IVA.

    La vida presenta muchas contradicciones y no pocas paradojas, tal como la veo y la vivo.
    El no reconocimiento del mérito tecnológico del creador del TALGO evidencia una de ellas, para mí. ¿No se puede separar su faceta creadora de su opción política y valorar como positivo lo que positivo es?
    Un día me contaba una inteligente y muy sensible médico que de los brutales experimentos realizados por médicos nazis en la Alemania de Hitler salieron conocimientos que se siguen utilizando. No se ha prescindido de ellos, ni se oculta su origen, por muy terrible que sea. Me pareció una más de tantas paradojas, si la entendí bien.
    Sobre nuestra guerra (in)civil hay muchos recovecos paradójicos por esclarecer.
    Le pondré sólo un ejemplo bien ligado a este trocito de terruño.

    1936, Aguirre toma el poder autonómico como Presidente provisional al amparo de una Ley votada en Cortes sin quorum suficiente para ello y asume el poder, antes incluso de que aquella ley de dudosa legalidad, fuera publicada oficialmente en la Gazeta oficial y entrara en vigor.
    Paradoja primera del asunto: campeón de la legalidad que surge de la no legalidad.

    Pero Aguirre y el PNV pretendían defender su posición con armas, no sólo con discursos. Y habían despachado, antes del 1 de octubre de 1936, a Telesforo Monzón a comprarlas en Francia. Y Monzón se las hizo traer del puerto de Hamburgo: 5000 fusiles y 5,5 millones de cartuchos. ¡De Hamburgo! Del Hamburgo controlado por el partido nazi, que controlaba toda Alemania desde el 1 de enero de 1933, fecha en que Hitler y sus belicosas SA asaltaron el poder, después de imponerse electoralmente, en un clima de violencia, persiguiendo su sueño nacional –socialista de 1000 años de poder ario.
    Paradoja segunda del asunto: un «leal aliado» de la II República española se aprovisionaba de material de guerra en la Alemania nazi, la misma Alemania nazi que estaba facilitando aviones, armas, hombres y asesoramiento a través de la “Unternehmen Zauberfeuer” (Operación Fuego Mágico), al cuerpo de ejército rebelde sublevado en Marruecos contra la República española.
    No me preste atención a mí, Euria, léase la parte de las memorias de Aguirre tal como las cita Idoia Estornés Zubizarreta nada sospechosa de ser hostil al PNV:
    “Había terminado el acto (constitución del primer Gobierno Vasco el año 1936 bajo el árbol de Guernica) de mi jura, cuando llegaba apresuradamente del extranjero uno de los amigos que enviamos a comprar armas a Francia. El viaje de vuelta lo había realizado en una gasolinera, burlando la vigilancia de los barcos de guerra franquistas. Era Telesforo de Monzón, un joven de mi misma edad, a quien yo había nombrado ministro de la Gobernación del nuevo Gabinete Vasco, sin él saberlo. -Todo está arreglado- me dijo nerviosamente Monzón. -¿Arreglado, qué?- le interrumpí. -Lo de la compra de armas- me contestó. Dentro de pocos días llegarán de Hamburgo cinco mil fusiles y cinco millones y medio de cartuchos”.
    Fuentes:
    Sobre José Antonio de Aguirre y Monzón, según texto de Idoia Estornés Zubizarreta
    http://www.euskomedia.org/aunamendi/81730/55974

    Sobre la “Unternehmen Zauberfeuer”, en Junkers Ju 87: Stukageschwader 1937- 41, Por John Weal

    – Sobre la ayuda alemana al bando faccioso:
    Franco y la Guerra Civil española, artículo de Josep Xicota en
    http://campusvirtual.unex.es/cala/epistemowikia/index.php?title=Franco_y_la_Guerra_Civil_espa%C3%B1ola

    Y paro ya. Sólo pretendí hacer notar que lo paradójico existe también, como Teruel. Negarlo no sirve de mucho.

    Salud, larga y fructífera vida, Euria, esos son mis deseos para usted.

    PD:
    Sobre las ranas que «tiene pelo» puede interesarse por las ‘trichobatrachus robustus’ . Otro asunto paradójico en el que las cosas no son lo que parecen.
    El propietario de este blog podría explicárselo muy bien, entra en su campo profesional.

    1. Con todo el respeto que usted merece y creo creer que es usted una dama , sra cualquier historiador conoce que la guerra civil no fue en un principio incitada o iniciada por factores que rodearon el franquismo , sino por un vacio de gorbenabilidad del estado gobernante de la epoca.

    2. Io:
      No creo que niegue la paradoja, pero sí que unas me hagan reflexionar en positivo y al contrario.
      Que Aguirre y Monzón hablaran sobre compras de armas,a los alemanes en plena guerra no creo que paradoja, por paradoja justifique la suya el que no se de un homenaje a la labor de ingeniería de la persona que creó el talgo y que fue quién permitió que las tropas franquistas conocieran los planes de defensa.
      Sinceramente ,no y gracias.
      Y yo le hago una pregunta :
      ¿Pidió perdón este señor a la población vasca por los daños debido a su actuación?.
      Mire que si pidió perdón, igual sería hasta creible lo que usted intenta hacernos tragar.
      Me imagino que Franco y Carmen Polo, y tantos y tantos otros le habrán homenajeado durante más de 40 años al susodicho hasta la saciedad, quizás imaginando imaginando hasta los mismos de la fábrica de Hamburgo que hacían al mismo tiempo las bombas que cayeron sobre Durango y Gernika.

  8. No sea botarate, Sr IO (o, como prefieren llamarle en otros lugares, Sr LOLITO): La compra de armas se realizó a proveedores de Checoslovaquia y, sí, el barco partió de Hamburgo ante la completa pasividad, por no decir total indiferencia, de las autoridades nazis, más bien atentas a otros menesteres. ¡Pero el convoy de armas, 5000 fusiles Mauser VZ-24 PROVENÍA DE PRAGA!, y la carga se había trasladado, sellada, en un tren que logró atravesar la Alemania nazi.

    Así que no sea imbécil: los nazis NO vendieron armas a Aguirre, y cualquiera que sepa leer, y tenga un mínimo interés en comprobar las fuentes, tiene acceso a esta información, que no es precisamente secreta.

    El envío se hizo a partir del puerto de Hamburgo porque para aquel entonces tanto Francia como el Reino Unido habían cerrado sus fronteras a las exportaciones de material militar a los bandos contendientes en España.

    ¿QUEDA CLARO? Pues infórmese un poco para la próxima, que vds., los «no nacionalistas» me tienen ya hasta el gorro con tanta mentira, manipulación y, sobre todo , ¡TANTA CASPA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *