¿Bizkaia vs. Vizcaya?

No acabo de ver esto de los nombres de los territorios vascos. Reconozco que no sé que argumentos se han esgrimido en el Congreso y el Senado para defender que los nombres oficiales sean los nombres en vasco. Por eso, es posible que patine en este asunto. Pero hay algo que no me gusta en todo esto.

Entiendo que los elementos simbólico-identitarios son importantes. Pero por eso mismo no me ha hecho mucha gracia lo que se ha hecho. En la CAV conviven dos comunidades de diferente adscripción identitaria. Si es preciso podemos sustituir lo de identitaria por cultural o nacional, da igual. Una se expresa en español y se siente parte de la nación española. La otra se expresa en español o en vasco, dependiendo de las circunstancias, y se siente integrante de la nación vasca. Sí, ya sé que hay gentes en las que esto es un poco más difuso o incluso confuso, pero en todo caso, no cabe asignarles automáticamente una identidad únicamente vasca. Pues bien, con la decisión tomada, la denominación de los territorios vascos se hace de acuerdo con los sentimientos de la parte vasca o, si se quiere, “no española” de la población de la CAV. O sea, lo que había antes, pero al contrario.

No sé por qué no se ha decidido que el nombre que se utilice de forma oficial sea el vasco cuando el texto o el contexto hablado es vasco, y el español cuando esa es la lengua utilizada. De ese modo se mantiene la coherencia lingüística y no se menoscaban los sentimientos de nadie. Quizás es que estoy equivocado y nombre oficial solo puede ser uno, pero no veo por qué habría de ser así. Llevamos lustros oyendo que el pueblo vasco (de este lado de los Pirineos) tiene dos lenguas; pues bien, si eso es así y nos lo creemos, ambas han de tener la misma presencia en el nomenclator oficial. ¿No?

Y luego está lo de la lengua que individuos o entidades privadas utilizan o utilizamos para denominar a los territorios en cuestión. Porque en el uso privado, particular, no oficial, entiendo que cada uno hará lo que le venga en gana o su criterio le dicte.

Yo, desde luego, pienso escribir los nombres en castellano cuando escriba en castellano y los escribiré en vasco cuando utilizo esa lengua. A mí me resulta cómodo y estéticamente más adecuado proceder de esa forma que trufar el castellano de nombres y grafías que le son extraños. Me ocurre lo mismo con la lengua vasca. No sé por qué razón no escribimos Guecho en romance y Getxo en vascuence, por ejemplo. Dudo que, hablando o escribiendo en castellano, nadie vaya a escribir London haciéndolo en castellano para nombrar a esa extraordinaria capital británica, por muy oficial que ese nombre sea (si es que lo es). Como nadie va a utilizar España en vasco, por muy oficial que sea ese nombre. En inglés se escribe Spain y en vasco Espainia.
 Y ejemplos como ese hay decenas por toda Europa.

Utilizar la forma o la grafía de una lengua cuando se utiliza otra es actuar en contra de lo que para mí forma parte de la idiosincrasia de las lenguas. Es cosa de cada cual, por supuesto, pero me resulta antinatural, y no veo que los vascohablantes ganemos espacios de uso para el vascuence de esa forma. Que es lo que, para mí al menos, verdaderamente importa.