«Era una puta, lo hiciste bien»

«Rubén Castro alé, Rubén Castro alé, no fue tu culpa, era una puta, lo hiciste bien».

Este es el cántico que lleva escuchándose varias semanas en los campos de fútbol en los que juega el Betis. Quienes lo entonan son los aficionados de ese equipo y lo hacen como apoyo a Rubén Castro, uno de sus jugadores. La joya esta acusada de cuatro delitos de maltrato y un quinto de delitos leves contra su ex pareja. La Fiscalía pide dos años y un mes de cárcel para él por esos delitos, pero el fútbol no pide nada. Ni el fútbol, ni sus dirigentes, ni los futbolistas, ni algunos de sus aficionados. Deben pensar que eso son cosas de la esfera privada de Rubén Castro y que su entorno no debe tomar partido.

Sorprende que el Betis sea un club, con minúsculas por su actitud ante la violencia, que participado en varias campañas contra la violencia de género. Claro, una cosa es predicar y otra dar trigo. Es fácil participar en un acto público, ponerse en primera línea contra cualquier tipo de violencia. Lo difícil, parece, es tomar todas las medidas necesarias para erradicar esa violencia de tu propia casa, cortar el trozo de la manzana que tiene gusano. El gusano no solo es el propio jugador sino todos los que le apoyan y convierten a la víctima en verdugo. Y los dirigentes de ese club, que miran para otro lado y se fijan en lo que hace el tal Castro unicamente como delantero y no como persona. Un deportista no puede desligar su faceta humana de la otra, la del deporte. Un deportista encarna unos valores que no concuerdan, ni de lejos, con la violencia, sea del tipo que sea. Como véis, el gusano es muy gordo y caben muchos en su tripa.

Repugna oír los cánticos machistas de esos aficionados tanto como escuchar al presidente del Betis decir que «se enteró de esto por la prensa». Si no sabes lo que pasa en tu casa, si desconoces que uno de tus jugadores es, además de delantero, presunto maltratador de mujeres, es que no mereces estár en ese cargo.

Uno de los grandes males del fútbol es que no ataja los comportamientos violentos. Y cantar lo que cantan esos indignos, lo es. En el nuevo Código Penal se está debatiendo considerar esas actitudes como apología de la violencia de género. Si definitivamente se tipifica así, alejaremos, al menos unos metros, esa sensación de impunidad que tienen los violentos. Nada protege tanto a quien delinque como la impunidad, porque transmite la sensación de que no pasa nada y de que agredir es francamente barato.

No basta con hacer declaraciones. Hay que sacar a esa gentuza de los campos. El fútbol, como todos los deportes, es un modelo y un ejemplo de ocio y de entretenimiento. O debería serlo. No podemos permitir que nadie se vaya a su casa después de un partido tarareando «no fue tu culpa, era una puta, lo hiciste bien».

Voy a ver lo que da de sí el Debate Sobre el Estado de la Nación que acaba de comenzar. Me da a mi que nadie se va a referir a la violencia de género en su intervención. Lo cierto es que, cada vez que se publican los datos del CIS sobre nuestras preocupaciones, busco el apunte sobre esta lacra. Y desgraciadamente veo que la violencia que sufren las mujeres no se encuentra más que allá abajo, muy lejos de los primeros puestos. Parece que no nos preocupan esas 756 mujeres, si, 756, que han muerto a manos de sus parejas o ex parejas desde 2003 hasta noviembre del 2014, que son los últimos datos de los que disponemos. Ni ese 35% de mujeres de todo el mundo que sufren malos tratos día a día.

Estaré muy atenta al Debate. Veremos si alguno de los intervinientes saca el tema. Por cierto, en el último Debate sobre el Estado de la Nación, subieron al estrado 16 políticos. Solo 4 eran mujeres. Alé, alé.

ruben-castro-644x362

 

18 comentarios sobre “«Era una puta, lo hiciste bien»”

  1. Inmenso el post Begoña!!! Afición, futbolistas, entrenadores, periodistas, etc deben estar todos alineados ha engrandecer el deporte y no al revés. No puedo enseñarle a mis hijas los valores tan loables del deporte que he aprendido si escuchan cánticos como esos en un escenario que se supone dedicado a rendir culto al deporte en toda su nobleza.

    Por ese camino acabaremos enseñando la cultura de estar en forma y en paz contigo mismo a nivel individual dejando a un lado los deportes de competición en los que esos supuestos valores se están desvirtuando por los cuatro costados en pro del fanatismo a todos los niveles. Desde el deporte infantil hasta el deporte de alta competición.

    Saludos y enhorabuena por mojarte!

    1. Gracias Ruben. Hay que empezar por la base y son muchos los niños y niñas que tienen sus referentes en deportistas. El deporte debe generar valores. Y no estas cosas.

    2. Gracias Ruben. No digo q tengan que hacer lo que han hecho en Grecia pero si tomar medidas. Lo que pasa en los campos infantiles en un reflejo de lo que pasa en los grandes estadios.

      1. El deporte se está «profesionalizando» demasiado pronto y puede llegar a convertirse en una actividad perversa para los niños si sus padres se convierten en fanáticos en vez de en fans. Lo he vivido de cerca en tenis por ejemplo y se supone un deporte lleno de valores. No solo el fútbol está contaminado lo que ocurre que en otros deportes este fanatismo se representa en otro tipo de actuaciones pero igual de detestables. Saludos

        1. No hay que añadir ni una coma a tu comentario. Hoy tambien, desgraciadamente, toca hablar de deporte pero hoy en mal sentido. Una pena

  2. De que la tipa esta debe ser todo un personaje en Sevilla por sus malas actitudes no se dice nada; de que entró a una discoteca a provocar a Rubén Castro, ignorándola éste y teniendo que echarla los de seguridad no se dice nada; de que su primera abogada renunció a defenderla por considerar el caso no ético no se dice nada; de que la denuncia es muy probablemente falsa y la tipa ésta seguramente se autolesionó no se dice nada. Hasta las narices de esta sociedad feminista en la que el hombre está desprotegido. Si Rubén Castro es culpable, que vaya a la cárcel. Pero si todo era falso, que la tipa vaya a la cárcel exactamente igual. Muy triste haber pasado de una sociedad machista a una sociedad feminista. Muy triste. Emakunde kanpora!!!

    1. Solo con decir «la tipa» ya estamos usando un lenguaje criminalizador y despectivo. Me da igual lo personaje o no que sea esa mujer. Nadie tiene derecho a agredir a nadie. Sea hombre o mujer. Será la justicia quien determine pero las denuncias están ahí. ¿Ha puesto él alguna denuncia por denuncia falsa?

  3. ¡Madre mía! No he podido terminar de leer todo lo que dices porque iba a terminar por dejarte de tomar en serio ¡Cuánta bilis! ¡Cuánta tontería! ¡Cuánta demagogia! ¿Y tú eres periodista?

    Punto nº1: Rubén Castro es inocente hasta que se demuestre lo contrario. La causa está abierta y hay un juicio pendiente, pero nadie ha demostrado hasta ahora nada, tiene derecho a la presunción de inocencia y Rubén se está limitando a jugar al fútbol y a nada más. No puedes hablar de que el jugador debería ser retirado o que se le deba apartar del equipo porque él como ciudadano y como ser humano tiene derecho a la presunción de inocencia, un derecho fundamental recogido en nuestra Constitución que tú te estás pasando por el arco del triunfo a la hora de emitir juicios de valor contra este señor.

    Punto nº2: A la pobre e indefensa víctima del heteropatriarcado a la que esos de la grada se refieren como «la puta» en realidad ni es tan indefensa ni es tan inocente. Pues ha estado liada con jugadores como el sevillista Medel que además de poseer un nivel cultural tirando a bajo ha afirmado en reiteradas ocasiones que si él no hubiese sido futbolista habría sido narcotraficante ¿En serio una pobre víctima de la violencia de género no tiene otra cosa que hacer que arrimarse a gente de ese calibre? Algunas viven al límite y luego lloran cuando pasan las desgracias. A lo mejor en lugar de retirar a Rubén Castro del Betis deberíamos poner en cuarentena a esa mujer hasta que se celebre el juicio no vaya a ser que tanto juntarse con lo mejor de cada casa acabe un día mal parada y todavía digan que Castro tuvo que ver en todo esto.

    Punto nº3: ¿Cuántas víctimas hay en España de la violencia feminista? El machismo ha sido un cáncer que por fortuna está erradicándose de nuestra sociedad, sin embargo existe una corriente muy secundada por periodistas y marujonas en este país que nos lleva a convertir sistemáticamente a un varón acusado de malos tratos en un culpable por juicio popular, así, sin más. Sin pruebas, sin juicios legales.. para tu información existen miles de hombres en prisión o con la vida muy muy jodida por culpa de una acusación de falsos malos tratos. Y lo peor es que en estos casos cuando se emite la nulidad de la acusación ante tales obviedades la parte acusadora nunca recibe una reprimenda adecuada para evitar esta lacra que es tan mala o peor que el machismo más casposo.

    Por todo esto y mucho más te rogaría que la próxima vez te lo hagas ver antes de dejar que tus dedos plasmen sobre tu blog toda esa basura y propaganda feminista barata que demuestran muy de lejos que ni tienes talento para ejercer de periodista ni tampoco tienes criterio para emitir una reflexión personal por no mencionar que rozas la legalidad acusando directamente con el dedo a un ciudadano de ser culpable de algo que no está muy a las claras en cuanto a veracidad se refiere y para rematarlo terminas defendiendo a una mujer que no es precisamente alguien que vaya por el camino de la prudencia.

    Cuando se dicte sentencia en lo referente a Rubén Castro si finalmente se le declara inocente de todos los cargos ¿Escribirás un artículo pidiendo disculpas por difamarlo? ¿Emitirás otro vertiendo toda tu bilis contra la angelita por hacer un flaco favor a las mujeres y hombres que de verdad luchan en este país por erradicar la lacra de la discriminación entre géneros? Y dicho de paso ¿Harás reflexión por ese odio a los hombres que destilas en cada comentario? En el fondo me compadezco de ti.

    Atentamente: Un ciudadano varón y con bastante más moral y principios éticos y legales que tú.

    1. Lo malo es que las instrucciones son tan largas que los maltratadores se quedan años con el cartel de «presuntos». Qué facilidad tienen algunos de darle la vuelta a la tortilla y convertir en verdugos a las víctimas.

    1. Perdona si no te he contestado. Algunos comentarios son tannnn largos que me lleva tiempo leerlos y responder. Q no solo del blog vive una!. Prometo ir respondiendo a todos/as

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *