Gabarra no

barnizada

Ayer titulaba el post con un deseo: Gabarra sí. Hoy lo título con una realidad: Gabarra no.

El Athletic ha desoído el clamor popular que pedía una celebración igual a la de los chicos, para la victoria del equipo femenino en la liga de Primera División.

El Club ha establecido los actos que se desarrollarán esta tarde para celebrar el título. Visita a la Basílica de Begoña, recepción en la Diputación y recepción en el Ayuntamiento. De Gabarra, nada de nada.

Se ha perdido una oportunidad de oro para demostrar la singularidad del Athletic. La gran familia de este Club la componen los socios, aficionados y todos aquellos que sienten sus colores y su filosofía. Eso dicen. Esta vez hablo sólo en masculino porque ha quedado demostrado que en este Club, las mujeres son diferentes y no merecen el mismo tratamiento que los hombres.

He echado de menos, además de las explicaciones de la directiva, un pronunciamiento público de las jugadoras. En la rueda de prensa posterior a la consecución del título, un periodista preguntó al entrenador por el asunto de la Gabarra. Tardó unos segundos en contestar, pero en ese tiempo todas las jugadoras comenzaron a gritar «sí, sí, sí, la liga ya está aquí». Es fácil adivinar qué ese tema ya había salido en conversaciones anteriores entre las jugadoras y el cuerpo técnico. Con ese cántico estaban pidiendo claramente poder surcar la ría en Gabarra. Posteriormente, cuando se les ha cuestionado por el asunto, se han limitado a decir que es el Club el que organiza los actos.

Podían haber ganado o perdido el pulso con el Club, pero creo que deberían haberlo echado. Un pronunciamiento público como mujeres reivindicando la no discriminación y la igualdad hubiera sido edificante, educativo y de mucho peso para el fomento de una vida igualitaria.

No ha sido así. La sombra del Club ha sido demasiado alargada como para salir a la palestra y decir «nos hemos ganado la gabarra». Sin duda hubieran tenido un apoyo mayoritario tanto por parte de los hombres como de las mujeres.

En Euskadi tenemos una Ley de Igualdad en la que se refleja el apoyo institucional a las entidades que fomentan la igualdad y castiga a quienes discriminan. Habría que preguntarse si un Club que ha discriminado clarisimamente a su primer equipo de mujeres merece tal apoyo.

No soy socia del Athletic. Ni siquiera soy demasiado aficionada al fútbol, pero como le oí decir a una chica «yo no veo fútbol, veo al Athletic». Eso resume muy bien lo que significa este Club.

Yo me siento dolida con el Club de mi ciudad porque creo que ha trasladado  el mensaje de que los éxitos de sus jugadoras valen menos que los de ellos. Y no. Son campeonas de liga de Primera División. Por quinta vez.

El Athletic ha perdido una oportunidad enorme de dar una lección de Igualdad. Qué pena.

8 comentarios en «Gabarra no»

  1. Como muchos otros no os habéis preocupado de informaros de como ha celebrado tradicionalmente el Athletic sus títulos (32). Te informo, de igual manera a como lo harán hoy, exactamente igual.
    Tan sólo se sacó la gabarra porque la previsión de asistencia era superior al millón de personas, y así fue, y no cabría en la plaza del ayuntamiento. ¿Cuántas está previsto que vayamos hoy?.
    ¿Dónde está la discriminación?

  2. No creo que sepas de lo que estás hablando. Y no quiero faltar al respeto, se trata de un mero diagnóstico. Te recuerdo que hace pocos días el entrenador convocó una rueda de prensa y no fue ni Dios. No es el club el que pasa de las neskas, Bizkaia entera pasa de ellas. ¿No crees que un paseíto en gabarra con las márgenes más desiertas que la de Erandio iba a quedar deslucido?

      1. ¿Y donde estabais en los partidos?. Ahora prensa y todos pidiendo la gabarra.
        Veremos el año que viene cuanta gente va a ver los partidos.

  3. Partiendo de la base de que la gabarra no puede navegar por la ria porque toda embarcación que no tenga autonomía propia no puede surcar la misma me parece que el debate es un debate de sordos y de besugos. En la última final de copa con el primer equipo se tenía preparada una embarcación similar al Txinbito para sustituir a la gabarra en caso de triunfo y estaba a vista de todos enfrente del ayuntamiento, engalanada de rojo y blanco. Pero es que lo que aún me parece más absurdo es pedir igualdad en una celebración, copiar lo que hace el sexo contrario ? No sería más lógico que las txabalas tuviesen su propia celebración diferente a los hombres ? incluso más original ? Y ya puestos porque no nos rasgamos la vestiduras en propiciar la igualdad de verdad y no en populismos de nueva era. Dónde están, por ejemplo, la sra directora de Emakunde o la sra Idoia Mendia cuando en los Alardes de Irún y Hondarribia se insulta y se veja a cientos de mujeres. Claro, en estos casos la boquita cerrada que conviene, que la igualdad queda para el fútbol y demás sainetes que vende mucho. Ya veremos quien se acuerda de la igualdad de las leonas dentro de unos meses.

  4. ¡¡ Qué pesadez con la gabarra !! Y la igualdad para arriba y para abajo… igual habría que preocuparse más de porqué no ganan igual las chicas que los del primer equipo… y no tanta gabarra y chorrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *