Agur azafatas

Steve Cummings GB Dimension Data unsure of a kiss from the podium girls ?

La imagen que ilustra este post me la enviaba la semana pasada un lector. El texto del mensaje decía: «Esta vuelta al País Vasco 2017 veremos imágenes como esta? Los patrocinadores serán Cajas, Bancos, Diputaciones, … y seguro que sí vemos este tipo de “regalos”. Y además al lado habrá algún alcalde, diputado, … aplaudiendo.»

Supongo que el lector habrá recibido con tanta alegría como yo, la decisión de la organización de bajar del podio a las azafatas, y muy de vez en cuando azafatos, que entregaban el premio a los ganadores de las etapas.

Cuando esta tarde uno de los corredores se alce con el premio a la etapa, no habrá mujeres ni hombres contratados para entregar el galardón. Habrá «entregadores/as» de premios que formarán parte de la organización o representarán a instituciones o empresas que promocionen la Itzulia, la Vuelta Ciclista al País Vasco.  Subirán al podio, entregarán el presente, tenderán la mano, desearán suerte al ciclista y le despedirán.

En el caso del ganador de etapa será el ayuntamiento organizador de la meta de cada jornada el que designará al elegido; para el maillot de la montaña, el Gobierno vasco; en la clasificación de la regularidad, la Diputación de Gipuzkoa; por equipos, Artzai Gazta (empresa de alimentos y bebidas en Idiazabal); y al maillot amarillo, el Banco Sabadell.

Ha contado el director de la carrera, Julián Eraso, que no ha sido fácil alcanzar esta decisión que la propia organización tenía muy clara. Al parecer y por contrato, los patrocinadores de la ronda tenían firmado que «sus chicas» estuvieran presentes en la entrega de trofeos tras cada etapa. “Viendo la inquietud de la sociedad y que todo el mundo está hablando de esto en lugar de temas deportivos”, decía Eraso, optaron por hablar con ellos y plantearles la desaparición de esta imagen en la que mujeres que se corresponden con el ideal de belleza imperante, nunca una poco agraciada o con sobrepeso, por ejemplo, se convertían en protagonistas.

Afortunadamente se trata de una decisión irreversible y, en mi opinión, justa. Es cierto que, tal y como pedían algunos sectores, se podía haber incluído a hombres entre los entregadores pero también es cierto que se hubieran ceñido a «estándares de guapos». El objetivo no es que desaparezcan las mujeres bellas de los podios sino que a quien entrega un trofeo no se le valore como a un objeto. Sea ella o sea él. Que el representante institucional es el o la más guapa del mundo, genial. Que en el reparto de belleza se quedó fuera, pues igual de genial. Subirá a entregar el premio por su labor y no por su físico.

La Vuelta Ciclista al País Vasco se suma a la decisión que ya adoptó el Tour Down Under y algunas otras carreras que han dado el mismo paso. ¿Qué decidirán pruebas tan importantes como el Giro, el Tour o la Vuelta España? Quedamos a la espera.

www.begoberistain.com

 

 

2 comentarios sobre “Agur azafatas”

  1. Pozten naiz, hau da bidea!!
    Un grano no hace el granero, pero ayuda al compañero.
    Quién sabe… quizás en unos años ese tipo de fotos nos suenen como ahora ver a un médico fumar en una consulta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *