Peligro, la manada está en la calle

La libertad de los integrantes de “la manada” supone la merma de la nuestra, las mujeres. Que los condenados por abusos sexuales, aún cuando la mayoría de nosotras haya entendido como violación lo sucedido en los San Fermines 2016, sean puestos en libertad bajo fianza mucho antes de lo previsto, aumenta la sensación de peligro con la que las mujeres nos movemos por las ciudades, sea fiesta o no.

No solo estamos indignadas por esa libertad de los condenados, estamos atemorizadas. La sensación de impunidad ante tan graves delitos dará alas a quienes actúan como La Manada y nos las cortarán a quienes queremos ser libres también pero para algo tan cotidiano y sencillo como circular tranquilamente, sin mirar hacia atrás ni hacia los lados. Queremos salir con la certeza de que vamos a volver a casa sanas y salvas y queremos, además, sentirnos seguras para iniciar un ligoteo sano sin temor a que piensen que eso significa dar barra libre para que hagan con nosotras lo que quieran.

A las mujeres se nos está poniendo difícil vivir en España. Les decimos a nuestras hijas que no vuelvan solas a casa, que no se separen de sus amigas,se pide a los taxistas que esperen a que las chicas entren en casa para marcharse y los buses nocturnos crean paradas a demanda para que nosotras tengamos que recorrer un menor tramo desde la parada hasta el portal de casa. ¿Libertad? No para nosotras, desde luego. Por supuesto que son buenas estas medidas tomadas por las instituciones para protegernos pero ¿es libre alguien a quien hay que proteger?

Los miembros de “la manada” podían haber seguido en prisión preventiva hasta cumplir, al menos, la mitad de la exigua condena a la que les sometió la cuestionable sentencia que fijaba sus penas. Sin embargo, en cuanto paguen los 6.000 euros de fianza, se irán a su casa. Llevarán una vida normal hasta que la sentencia sea firme, está recurrida en estos momentos, y mientras se celebra el juicio por un caso similar ocurrido en Córdoba y que tiene a cuatro de los cinco condenados como protagonistas. Dice el auto que no hay riesgo de reiteración delictiva. Reincidentes ya son.

Los plazos han querido que esta decisión lleve a los condenados al sofá de su casa a diez días de la celebración de las fiestas de San Fermín. Parece una provocación a la que las mujeres vamos a dar respuesta con nuestra única arma: la movilización. Queremos que se nos vea en la calle, en las redes y en todos los rincones gritando un “Basta Ya” tan alto y claro que se oiga en todos los despachos de jueces/as, políticos/as y personas con responsabilidad social que deben defender nuestra libertad.

La manada está en la calle. Peligro.

 

 

3 comentarios sobre “Peligro, la manada está en la calle”

  1. la manada esta en la calle y dos de sus componetes adiestrados en el manejo de armas,la joven violada recluida en la comunidad de Madrid,si sale de Madrid y es vuelta a violar por estos asquerosos la responsabildad seria solo de ella, encima tiene sus movimentos limitados

  2. Exactamente, al menos esperar a que cumplan la mitad de la condena.
    Todavía falta la decisión del Supremo y pueden ser condenados al doble o más años de prisión y a ver si no se escapan.
    La diferencia en relación con los jóvenes de Altsasua, Navarra..es vergonzosa y de juzgado de guardia.
    La gente está indignada y las mujeres tomaron la calle el 8 de Marzo pero parece que algunos Jueces y Juezas viven en otro mundo y se han quedado en parvulitos y les hace falta un buen repaso y reciclaje.
    Tu ten cuidado que a estos sátrapas les han prohibido entrar en Madrid, pero no en Navarra y demás territorios vascos.
    Un saludo.

  3. El principal problema, creo, es para qué aparecerían, qué se buscaría, cómo se haría.
    Y sabemos todos con una certeza del 100% que el objetivo iba a ser únicamente el morbo por el morbo, la polémica, el gallinero en el plató en las rrss, buscar sacar los detalles más escabrosos, etc, etc…y todo ello lógicamente supondría un tormento añadido para la víctima.
    Ahora mismo no conozco un solo programa o periodista capaz de tratar el tema con el rigor y la seriedad que se merece.
    Por supuesto que hay grados pero muy, muy pocos programas se libran de caer en ello, incluso los que critican a los demás medios o programas por hacerlo pero ellos hacen algo parecido.

    El otro día volvió a aparecer el abogado de los condenados en el debate de la noche de ETB2. Ya participó en el mismo programa en el monento de la sentencia. De hecho es alguien que está yendo de plató en plató.
    ¿Es eso legítimo? El tipo…echa para atrás. Tiene algo que resulta desagradable. Pero su argumentación es sólida, desde la posición que asume, o, al menos, hábil y parece que, insisto que desde su posición de parte, su trabajo lo ha hecho bien.
    A partir de ahí parece que, dado que ha habido un proceso judicial y un proceso social o mediático paralelo, la decidido comparecer también y ejercer la defensa también en ese juicio mediático y ahí anda…de tele en tele.
    Insisto ¿legítimo? es discutible.
    Pero lo que no puede ser es que en un programa de TV (en del 360º de ETB) le llamen, le inviten, requieran su participación…y una vez allí le ataquen con muy poquita educación, se le echen a la yugular (cada tertuliano tratando de hacer el postureo más indignado u ocurrente y de atacarle con más ferocidad, no se vaya a decir) y, para colmo, le ataquen por ir de plató en plató, como hizo un popular periodista deportivo ya retirado (que estaba en el plató en su condición de experto…¿en?). Le dijo “ya le he visto a usted en cinco televisiones”. ¿¿y?? porque para ese programa le llamó producción de etb. ¿Tenía que haber rechazado intervenir? ¿O quizás haber declinado intervenir en otras tertulias similares de otras cadenas pero participar en la de ETB, mucho más digna? Si dicho ex periodista deportivo no cree legítimo ir de plató en plató…no sé qué hacía él en un plató y un programa en el que se reclamaba la presencia del abogado.
    Quiero decir…que con estas cosas unos se creen mjores que otros pero…ojito.

    He escuchado a alguna gente justificar la presencia de la manada por el interés de la audiencia. Aseguran, probablemente con razón, que la “entrevista” a esta gentuza tendría una audiencia masiva y que a ver quién tiene derecho a privar a la gente de ese interés o para juzgar a la gente por lo que quiere o no quiere ver.
    Este argumento parte del demagógico planteamiento de que el pueblo siempre tiene razón (cuando, como pasa con el cliente, casi nunca es así), de que hay que escuchar y seguir la voz del pueblo, etc.
    Y no estoy de acuerdo; por desgracia el pueblo es muy a menudo muy poco fiable, muy poco razonable, sectario, mezquino, voluble, ignorante, etc, etc.
    Y no hay que darle la carnaza que pide. Porque algo lo pida el pueblo no es bueno en sí mismo ni hay que hacerlo.
    Lo que pasa es que este argumento supone un “pero” a lo que hemos vivido estos días.
    En términos generales creo que la movilización ha sido positiva y va a ser eficaz. Eficaz para acorralar y amedrentar a todas las manadas y lobos que aún andan sueltos.
    Pero se ha delizado un mensaje que hay que matizar y mucho y que además ha estado coleando desde el inicio de este caso. Eso de que la calle tiene razón y es la que dicta el veredicto y, por tanto, la decisión de los tribunanes no puede separarse de la voluntad del pueblo porque en tal caso son ilegítimas.
    Ese es un mensaje muy peligroso..porque además no hay nada más fácilmente manipulable que el “pueblo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *