El tamaño sí importa

Me gusta mucho comprobar que a mi alrededor son cada vez más personas las que viven con las gafas moradas puestas. Quiere esto decir que estamos mirando la vida con los ojos alerta ante la desigualdad, que no pasamos por alto las situaciones discriminatorias y que alzamos la voz cuando vemos algo que nos chirría. Lo digo porque cada día me llegan denuncias de titulares en prensa, imágenes publicitarias, diferencias en empresas, etc, etc, etc. Son denuncias que lanzan hombres y mujeres comprometidos/as y militantes, como yo, del feminismo, es decir, de la igualdad entre sexos.

Ayer fueron varias las personas que me enviaron una doble fotografía con la imagen de las y los ganadores del trofeo Teresa Herrera de fútbol. Las dos categorías, la masculina y la femenina, las ganó el Athletic de Bilbao, pero recibieron premios diferentes. Ellos, una enorme Torre de Hércules que está considerado uno de los trofeos más grandes del mundo. Para ellas otra Torre de Hércules pero 50 centímetros más pequeña.

¿Qué mueve a un Club a no equiparar los tamaños de los trofeos para no dar lugar a situaciones de desigualdad? Posiblemente no lo hagan con intención de establecer diferencias, pero lo hacen. Puede que la falta de personas en su directiva que vivan con las gafas moradas puestas o con cierta sensibilidad hacia la perspectiva de género sea el motivo de tan burda diferencia.

Las redes sociales han echado chispas con este asunto. En general, tanto hombres como mujeres han opinado que no hay razón para esta diferencia de tamaño pero también he leído muchos mensajes en los que se afirma que el fútbol femenino no genera los mismos ingresos que el masculino y que por tanto los premios han de ser acordes a su rentabilidad.

Opino que la repercusión del deporte femenino será mayor y más rentable cuanta más difusión le den los medios de comunicación. Hasta hace bien poco, las disciplinas femeninas pasaban absolutamente desapercibidas. Ha sido la labor de quienes estamos «dale que te pego» a la reivindicación la que nos ha llevado a ocupar algo más de espacio en la prensa, la radio y la televisión. Solo un poco más que hace unos años, de momento. Cuanto más se hable de nuestro trabajo más conocerá el público la existencia de mujeres en todos los deportes y mayor será su repercusión. Aumentará así el público y con ello, los ingresos publicitarios.

Mientras tanto, dejémonos de trofeos grandes y pequeños. El grande para ellos, los futbolistas. El pequeño para esas chicas que dan patadas al balón. Así no.

Y tampoco fomentamos la participación de las mujeres en otros deportes haciendo pruebas diferenciadas para ellas y para ellos. Es el caso de esta carrera a disputar en Llanos del Camello. Propone para ellos un recorrido de 6,4 kilómetros y para nosotras uno de 4,6. De locos.

 

2 comentarios sobre “El tamaño sí importa”

  1. Me hace muchisima gracia el utimo parrafo. Para correr quien organiza una carrera desigual hace mal, pero cuando les proponen a las chicas remar la misma distancia que los chicos o a las tenistas jugar a 5 sets los Grand Slams hacen declaraciones en contra pero luego parece mal que el premio masculilno sea mayor. O todo por igual o no, peor eso de hacer las cosas al gusto…

    1. Las remeras con las que yo he hablado están a favor de aumentar la distancia que recorren, por ejemplo en La Concha, para que sea una equiparación total. Yo también estoy de acuerdo con aumentarla. Gracias por leer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *