Que se mueran las feas

Mujeres italianas protestan por la decisión judicial

Esta es la primera frase que se me ha venido a la cabeza cuando he leído que dos acusados de violación han sido absueltos porque la víctima era «demasiado masculina, fea y poco atractiva para ser violada». No es de extrañar que la sentencia haya levantado toda una ola de indignación en Italia, que es donde se ha dictado.

Llama la atención que las juezas que han tomado esa decisión hayan sido tres mujeres que han hecho suyos los argumentos de los acusados, para quienes la chica tenía un aspecto muy masculino, era fea y no les gustaba para nada, hasta el punto de que el presunto autor de la violación la tenía registrada en su teléfono con el nombre de «vikingo». 

Tras conocerse la sentencia, la red feminista Rebels Network organizó manifestaciones con mensajes como » Vergüenza, indignación, la magistratura necesita formación». No nos son ajenos este tipo de lemas. Por desgracia los hemos utilizado también aquí después de conocer montones de sentencias vergonzantes a través de las cuales se revictimiza a las agredidas. Parece que a parte de quienes reparten supuesta justicia no les vale con que se sufra una agresión por parte de unos energúmenos que drogan y agreden sino que hay que darles doble ración con insultos y tratamiento vejatorio.

Afortunadamente las protestas generalizadas no han caído en saco roto. El Ministerio de Justicia de Italia ha anunciado que va a examinar la sentencia que anulaba la condena a 5 y 3 años de cárcel que se había dictado anteriormente para los dos acusados de haber drogado y violado a la joven de 22 años a la que consideraban fea, masculina y «cero violable».

Sin duda, las palabras que se utilizan, no solo en la justicia sino en la vida civil, constituyen en ocasiones como esta una forma más de violencia contra la mujer.

Por supuesto que sí, que se necesitan profesionales de la justicia mejor formados en estos asuntos y , sobre todo, más empáticos. Solo les ha faltado tararear aquello de «que se mueran las feas». Total, son solo feas.



2 comentarios sobre “Que se mueran las feas”

  1. Y es que cada vez me llama mas la atención venga la noticia de donde venga, que el comportamiento cívico con los semejantes, sean hombres y especialmente mujeres, cada vez esté mas desaparecido. El problema no solamente está en la sociedad y en el día a día… si no en las estructuras del Estado y de las Instituciones Judiciales que a menudo, el ciudaddano no aprecia sanción, ni requerimiento ni llamada al orden a estos o estas mentecato@s que son incapaces de ver el delito donde se comete. No sé si están muy arriba o su mente, demasiado abajo, pero lo que sí sé es que no están a la altura que la ciudadanía merece para impartir Justicia de verdad. Tambien ignoro, si las instituciones del gobierno serán capaces de entender el problema y solucionarlo por que no me extrañaría que hablando de lo que hablamos, despues de un mes acabaramos escuchando una decisión gubernamental que dá la razón a las juezas, que al parecer son unas velinas como las del sr. Berlusconi…

  2. Recuerdo una vez, donde había sido víctima del abuso de varios hombres, que a pesar de no llegar a la penetración me sentí obviamente herida y ultrajada.
    Lo conté a personas de confianza, y luego les oí hablar que era todo mentira y que ya quisiera que alguien me tocara.
    Quisiera, que por ser «fea», se me haya inmunizado de acoso callejero, agresiones sexuales, etc.
    No solo tuve que lidiar con ello, también con las burlas día a día de mi apariencia física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *