Recuperemos la violación

Violación: Delito consistente en violar, tener acceso carnal con alguien en contra de su voluntad.

Imaginemos que una joven de 18 años sale de fiesta. En un momento dado, y en evidente estado de embriaguez, sale de la discoteca en la que se encontraba acompañada de dos hombres y se dirigen a un local de máquinas de vending. Allí, aprovechándose de su estado por el consumo de alcohol y cannabis, la acorralan y la penetran bucal, anal y vaginalmente. Por momentos anal y vaginalmente a la vez. Llega un tercer hombre con intención de participar pero la aparición de dos empleados de limpieza provoca su huida. Todo queda grabado en un teléfono móvil de los implicados y también en una cámara de vigilancia del lugar.

No es una historia inventada. Ocurrió en Bilbao el pasado 14 de enero del 2017. Los procesados fueron detenidos un mes después de la agresión y, tras ser puestos en libertad el pasado verano, reingresaron en prisión preventiva ante el riesgo de fuga y la cercanía de un juicio.

Acabamos de conocer la sentencia para los acusados: 13 años de cárcel a cada uno de los tres acusados de la denominada ‘Manada’ de Bilbao por un delito de abuso sexual con acceso carnal, por el que se les impone la pena máxima de 10 años, y otro de revelación de secretos por grabar con el móvil el ataque.

¿Es una agresión o es, como dice la sentencia, un delito de abuso sexual con acceso carnal? ¿Porqué no le llamamos sencilla y llanamente VIOLACIÓN?

El término «violación» desapareció del Código Penal en la reforma de 1995. Hasta entonces, la violación era, ni más ni menos, que una agresión sexual con penetración. En 1999 se reformó de nuevo ese texto para recuperar la palabra violación aunque de forma casi residual. La única alusión se hace en el apartado sobre las penas: «El responsable será castigado como reo de violación con la pena de prisión de seis a 12 años».

Hoy, los delitos contra la libertad sexual están agrupados en «agresión», cuando media violencia, o «abuso» cuando no la hay. ¿Puede no haber violencia en el caso de la joven de Bilbao? Puede, pero ha quedado demostrado, incluso por el audio del vídeo grabado por los encausados, que su intención no era mantener relaciones sexuales con tres hombres a la vez.

Tras la sentencia del caso de la manada de Pamplona se creó un grupo de expertos/as para analizar la posibilidad de hacer desaparecer el delito de «abuso sexual» y englobarlo todo en el de «agresión» o «violación».

En las reuniones que han mantenido, los expertos han trabajado sobre dos borradores, uno diseña una versión diferenciada de los mismos delitos en base a la existencia o no de violencia, y el otro presenta una versión unificada de todas las agresiones sexuales y violaciones.

Hay consenso en lo que a la incorporación del término violación se refiere. Ahora hay que agilizar los plazos y que vuelva a quedar plasmado en el Código Penal como lo estaba antes de la reforma del 95.

No, no es abuso. Es violación.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *