La falda del taxista

Cuando se acerca el buen tiempo arrecia la polémica sobre si los hombres pueden o no utilizar pantalones cortos en su trabajo. Y aquellos a los que no se les permite lanzan la misma pregunta: ¿porqué tú, mujer, puedes ir fresquita con falda y yo tengo que utilizar pantalones largos?

Intentar convertir esta causa en algo que tenga que ver con la igualdad es en mi opinión un ejercicio de demagogia. Creo que nada tiene que ver una cosa con la otra y que todo se reduce más bien a un «código de vestimenta».

El caso del taxista vigés que ha reabierto el debate es un claro ejemplo de ello. Este hombre, que decidió conducir su taxi vestido con falda ante la prohibición de hacerlo en pantalón corto, no debía conocer la normativa de su propia empresa. Desde el 17 de octubre de 2018 está en vigor la nueva ordenanza municipal reguladora del servicio de taxi en la ciudad de Vigo en la que, entre otras muchas cosas, se regula en su Título VI Artículo 37 que hay que «cuidar el aspecto y aseo personal y vestirse adecuadamente para el servicio», quedando «prohibida la utilización durante la prestación del servicio de chándal, ropa de deporte, camisetas de tirantes, chanclas o pantalones cortos». O no conocía la ordenanza o esta ha sido su manera de protestar.

A mi me da lo mismo que un hombre se vista con falda de la misma manera que una mujer se puede vestir con pantalones. Cada uno es muy libre de elegir su indumentaria. Pero cuando hablamos de la manera de vestir en un centro de trabajo, la cosa cambia.

Si la norma o código de vestimenta dice que no se pueden utilizar pantalones cortos supongo que será porque esa empresa quiere dar una imagen y no otra. Probablemente, las mujeres tampoco puedan ir al trabajo en vestido playero o con ropa que consideren apropiada para unos espacios pero no para otros.

No creo que sea adecuado que un funcionario nos atienda en bañador ni una funcionaria en pareo de la misma manera que un taxista tiene que mantener una imagen concreta ante sus clientes. Y quienes dirigen la empresa consideran que ni los tirantes, ni las chancletas ni los pantalones cortos son adecuados.

El dress code o código de vestimenta son una serie de reglas adoptadas socialmente que especifican la manera correcta para vestirse en determinadas situaciones.Y de eso va este asunto.

9 comentarios sobre “La falda del taxista”

  1. Pero si el dress code de otra empresa cuaoquiera determinara, por libre decisión y criterio de dicha empresa (que me ha parecido interpretar que es algo a lo que concedes cierta legitimidad y relevancia) que las mujeres no pueden (un suponer) llevar el pelo suelto sino recogido si lo tienen largo o (otro suponer) que deben llevar zapato de tacón (que puede suponer una incomodidad para muchas)…¿tu posición sería la misma o en este caso ya no valdría el criterio de la empresa para determinar una pautas de dress code? ¿debería primar la comodidad de las trabajadoras sobre cánones estereotipados y tradicionales de cómo deben vestir o qué prendas son, según los cánones, propias de hombres y mujeres?

    O…incluso en este mismo caso…¿estarías en la misma postura de respeto a la decisión de la empresa sobre el dress code si determinara que las mujeres deben, obligatoriamente, ir con falda?

  2. Te leo siempre y pensaba que no ibas a sacar el tema porque obviamente lo de los codigos de vestimenta no tiene ni nombre en cuanto a igualdad. Te escribo desde un puesto de trabajo en el que yo tengo que estar con camisa de manga larga, pantalon largo y zapatillas. Sin embargo, las 3 mujeres que tengo a la vista ahora mismo llevan 2 sandalias (una de ellas con una camiseta con tirantes), 2 llevan vestido y de tirantes un pantalon hasta los tobillos. Leo siempre que no es normal lo de las vestimentas en Roland Garros etc, pero esto, lo siento pero tampoco es normal!! Y decir que es demagogia esto me parece de ser muy jeta y no saber que si bien son menos veces que en contra, cuando el viento sopla a favor, tambien deberias decirlo sin tapujos y sin excusas

  3. Demagogia barata, luego nos quejamos de sexismo blablabla, bien cortas se ven las faldas en mi oficina y nadie se queja, eso si tu no aparezcas en pantalones cortos ( ya sean de vestir o no) porque estas en la calle igualmente, o es que todos los pantalones cortos de hombre son playeros (como usted se refiere a los vestidos cortos que las mujeres no pueden llevar supuestamente a su puesto laboral).

    O todos o ninguno.

  4. Muy machista su artículo. La normativa no impide vestirse con falda, y eso es lo que este hombre, y sin darse publicidad, ha hecho. Si la cosa hubiese sido a la inversa tengo muy claro cuál hubiese sido su postura. El feminismo no se defiende precisamente con una defensa de normativas sexistas, sino todo lo contrario. Usted dice: » Pero cuando hablamos de la manera de vestir en un centro de trabajo, la cosa cambia.» O sea, que si a las mujeres de un centro de trabajo se las obliga a ir con falda a pesar de la incomodidad de éstas…¿Debo creer que usted estaría de acuerdo?
    Un saludo

  5. Yo es que creo que efectivamente lo que planteas en el artículo es correcto. Y es de sentido común. Estamos ante un caso de dress code que nada tiene que ver con la discriminación (en este caso, de los hombres).

    Para entendernos. El taxista NO tiene razón. Mis preguntas van más en la línea de reclamar también la aplicación del sentido común en otras situaciones que a veces afectan a mujeres y en las que, si se aplican criterios similares, hay rasgado de vestiduras e indignadas denuncias.

    Ah! zorionak por tu premio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *