La valentía

Yo también quiero hacerme eco de la carta publicada por la joven víctima de la manada. Creo que es un ejercicio de valentía, un agradecimiento que sirve, sobre todo, para que todas las personas que hemos apoyado su causa durante todos estos años no dejemos de trabajar por conseguir un mundo libre de agresiones y agresores.

Gracias a ti por aguantar todo ese sufrimiento y por ahora, una vez finalizado el proceso, agitar nuestra conciencia y decirnos que esto no ha terminado. Que, por desgracia, habrá nuevas agredidas a las que no podemos dejar solas. Y no lo vamos a hacer.

Este es el texto:

«Buenos días

Tras casi 3 años este proceso por fin se ha terminado. Ha sido largo, intenso, y sobre todo agotador. Lo peor no fue la situación vivida, sino todo lo que vino después. Pero llegado este momento, puedo asegurar que valió la pena y poco a poco voy recuperando el timón de mi vida.

Gracias a todas las personas que desde el primer momento se involucraron para ayudarme. No puedo haber sido más afortunada con la calidad de las personas que me han ayudado. Desde aquel juez de instrucción que nunca dudó de mí, hasta el abogado que me tocó aquel 7 de julio de 2016, pasando, sin duda alguna, por la fiscal, médicos, policías, psicólogos y la pareja que me encontró. Son momentos en los que nadie sabe cómo actuar, pero vosotros lo hicisteis fácil. 

Gracias también a Pamplona y a Navarra, que con todo su empeño han hecho más fácil que alguna vez pueda volver. Gracias de nuevo a aquellas primeras asociaciones y personas por llevar esto a la calle, formando un eco por todos los rincones de España. Gracias por no haberme dejado sola.

Os estaré eternamente agradecida, pero yo no soy ninguna heroína, la fuerza para continuar, muchas veces, me la ha dado todo el calor y el apoyo que he sentido en este camino.

No podemos olvidarnos que la lucha debe seguir y debemos ser el cambio que queremos en la sociedad, ya que esto le ha supuesto la vida a muchas compañeras. Recordad, contadlo, no les dejéis ganar a ellos». 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *