La buena guía

Entre las muchas polémicas que hemos vivido durante este verano me gustaría destacar la referida a las guías que distintas instituciones y organizaciones han hecho públicas con el fin de combatir las agresiones sexuales.

La primera controversia se dio en torno a la editada por la Ertzaintza y repartida durante las fiestas de La Blanca en Gasteiz. Bajo el título de «Fiestas con respeto y diversión», las recomendaciones que se lanzaban única y exclusivamente a las mujeres decían:

  • No aceptes citas extrañas ni citas a ciegas.
  • Si quedas con alguien por primera vez, que tus amistades lo sepan y que sea en un lugar conocido.
  • Cuida de tus cosas, cuida de tus consumiciones.
  • No transites de noche a solas ni por lugares poco transitados e iluminados.
  • Advierte a tus amistades de personas que te muestran poco respeto o te acosan.
  • Con los ojos como platos me quedé cuando leí estas recomendaciones, que son las que escuchamos las mujeres desde que somos niñas. Una guía hecha para mujeres que se sentirán aún más atemorizadas cuando lean que es la propia policía la que lanza un mensaje claro: yo, que soy quien te protege, te aviso de lo que puedes y no puedes hacer. Tu decides, allá tú. Lo que se desprende de estas recomendaciones es que si no cumples con esas premisas y te sucede algo es tu culpa. La poli te avisó. ¿Donde queda nuestra libertad de salir, quedar con quien queramos, consumir lo que nos apetezca y movernos por la ciudad cuando queramos? ¿Por qué no se les hacen recomendaciones de comportamiento a los hombres? Mala idea la del Departamento de Interior del Gobierno Vasco de publicar una guía que ahonda aún más en las desigualdades.

Con los ojos como platos me quedé cuando leí estas recomendaciones que son, por cierto, las que escuchamos las mujeres desde niñas. Es una guía hecha para unas mujeres que se sentirán aún más atemorizadas cuando lean que es la propia policía la que lanza un mensaje claro: yo, que soy quien te protege, te aviso de lo que puedes y no puedes hacer. Tu decides, allá tú. Lo que se desprende de estas recomendaciones es que si no cumples con esas premisas y te sucede algo es tu culpa. La poli te avisó.

¿Donde queda nuestra libertad de salir, quedar con quien queramos, consumir lo que nos apetezca y movernos por la ciudad cuando queramos? ¿Por qué no se les hacen recomendaciones de comportamiento a los hombres? Mala idea la del Departamento de Interior del Gobierno Vasco de publicar una guía que ahonda aún más en las desigualdades.

Llegaron después las fiestas de Bilbao y desde el Ayuntamiento se lanzó otra campaña con el mismo fin: prevenir las agresiones sexuales. El tono y los mensajes de su guía fueron absolutamente diferentes a la anterior. Dejando de lado una polémica y mal situada coma en uno de los mensajes (El silencio, no es un sí), la guía por una Aste Nagusia libre de agresiones sexistas ha incidido en la importancia de no justificar ni permitir la violencia sexista. Nos invita a cambiar nuestros comportamientos, actitudes y creencias en torno a esta lacra.

¿QUÉ SON LAS AGRESIONES SEXUALES?

Parece una perogrullada que a estas alturas nos expliquen qué son las agresiones sexuales. Sin embargo no lo es sino que se presenta como absolutamente necesario que se ponga negro sobre blanco lo que es una agresión sexual para que tanto hombres como mujeres lo tengamos claro.

Las agresiones sexuales son los comportamientos de naturaleza sexual realizados contra la voluntad de las mujeres: acercamientos no deseados, intimidación, tocamientos, exhibicionismo, violación… Incide además en situaciones puntuales que también son consideradas agresiones aunque no las sintamos como tal:

Si alguna vez …

• Has tenido miedo y has acelerado el paso al escuchar pasos detrás de ti.

• Te has ido del bar, metro, autobús porque te han agobiado dándote la chapa a pesar de que has dicho que te dejaran en paz.

• Te han presionado o forzado a mantener relaciones sexuales, de cualquier naturaleza e intensidad.

• Te has indignado al ver comportamientos que molestan, incomodan y agreden a las mujeres.

Si alguna vez has sentido todo esto, alguien te ha agredido.

Sin duda la parte más importante de esta guía han sido los consejos y recomendaciones que se han lanzado tanto para ellas como para ellos. Por fin una guía que no incide en el miedo de las mujeres e ignora a los hombres. Tanto nosotras como vosotros tenemos que tener claro todo esto:

¡CHiCA!

• Camina con seguridad. ocupa tu espacio vital. No limites tu vida, pon límites a lo que no te gusta.

• Confía en tu propio criterio. Si te sientes agredida es que es una agresión. “Actúa”. Solo tú sabes si algo te gusta, te molesta o agrede. “Tú decides”.

• Tienes derecho a decir NO. Nadie tiene derecho a imponerte nada que tú no quieras. Tu cuerpo es tuyo.

• Vive la sexualidad libremente, con quien quieras, lo que quieras y cuando quieras. Recuerda que puedes cambiar de opinión en cualquier momento. Si algo ya no te gusta dilo.

• Crea relaciones sanas con todas las personas.

• Quien bien te quiere, te quiere bien y te tratará con respeto.

¡CHiCO!

• Las fiestas, la calle por la noche y por el día, son para el disfrute de todas las personas. Ante una agresión no te quedes al margen, no seas complice, actua. Tu papel es fundamental.

• Recuerda a tus amigos que no es no. Una mujer puede cambiar de opinión, y decidir lo que quiera, cuando quiera igual que un hombre.

• Ser plasta o baboso no es ligar. Recuerda que insistir es acosar; acosar es agredir.

• Ninguna droga o alcohol justifica las agresiones. Ni borracho permitas que se pueda agredir y molestar a una mujer.

• Crea relaciones sanas con todas las personas.

• Quien bien te quiere, te quiere bien y te tratará con respeto.

Habrá que seguir haciendo guías y, sobre todo, haciéndolas pensando en las personas agredidas y los potenciales agresores. Aquí hemos tenido un ejemplo de las cosas mal hechas y de las que se hacen bien.

2 comentarios sobre “La buena guía”

  1. Sra. Beristain:

    Dice usted que las futuras guías deben hacerse pensando en las posibles víctimas y en los potenciales agresores. Permítame hacerle un pequeño matiz: que las futuras guías que se hagan, además de en castellano y euskera, se hagan una versión en árabe, para que ciertas personas que conviven entre nosotros y que no se manejan bien en nuestras lenguas cooficiales, puedan entender los valores de nuestra sociedad, la igualdad entre hombres y mujeres, y la obligatoriedad de respetar la voluntad individual de todos y todas, que incluye por supuesto, la libertad sexual de las mujeres, su derecho a decir «no» a una propuesta y a que se respete su decisión.

    Un cordial saludo.

    1. En árabe, en inglés, en francés, en finlandes, en alfabeto cirílico… por desgracia hay agresores en todas las partes del mundo, de todas las razas y de todas las ideologías. Gracias por leer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *