Nunca caminarás sola

El término «micromachismo» lo acuñó en el año 1991 el psicoterapeuta Luis Bonino. Pretendía con esa palabra dar nombre a prácticas que otras especialidades llamaban «pequeñas tiranías» o «violencia blanda». En resumen los micromachismos son manifestaciones sutiles, que a menudo nos pasan totalmente inadvertidas, de machismo. Es un machismo subterráneo, que no hace saltar nuestras alarmas la mayor parte de las veces. De ahí el prefifjo «micro» en referencia a lo casi imperceptible, lo que está en los límites de la evidencia.

Hace unos días, Christina Koch y Jessica Meir, de la NASA, protagonizaron una imagen histórica al salir al exterior de la Estación Espacial Internacional  para reemplazar una unidad de control de energía. Recordaréis que la NASA había anunciado en marzo que Koch participaría en la primera «actividad extravehicular» (EVA) exclusivamente femenina con su colega Anne McClain. Sin embargo la caminata espacial se suspendió porque no estaba disponible un traje de tamaño mediano para McClain.

Ahora el paseo espacial se ha celebrado y las dos mujeres han realizado JUNTAS su primer paseo espacial. ¿Porqué poner en mayúsculas lo de juntas? Pues porque así han caminado a pesar de que hayan sido varios los medios que hayan titulado a esta caminata con frases como «Histórico: dos mujeres caminan SOLAS por el espacio». Ahí es donde viene la madre del cordero. No caminaban solas, caminaban una con la otra.

Quien escribe «solas» quiere decir que no estaban acompañadas de ningún hombre. Ahí está el micromachismo. Si un hombre camina con otro hombre es que caminan juntos. Si lo hacen dos mujeres es que caminan solas.

Sí, se que habrá quien piense que soy demasiado puntillosa pero volvemos al primer párrafo de este artículo: los micromachismos son manifestaciones sutiles, que a menudo nos pasan totalmente inadvertidas, de machismo. Es un machismo subterráneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *