Pikara Magazine

Esta es una semana importante para las compañeras de Pikara Magazine. Por una parte reciben el Premio Periodismo Digital que concede la Asociación Vasca de Periodistas y el Colegio Vasco de Periodistas. Por otra van a realizar una concentración pública y abierta el próximo vienes 8 de noviembre frente al Teatro Arriaga de Bilbao en respuesta a los ataques sufridos en su sede bilbaína en la que hace unos días aparecieron pintadas con lemas como «putas de soros», por ejemplo.

Pikara Magazine es una revista on line, que también se autopublica en papel, caracterizada por la divulgación de la teoría y la práctica feminista y que incorpora la perspectiva de género en la concepción del trabajo periodístico de los medios de comunicación. Por eso es por lo que ha sido galardonada.

La revista se divide en cinco secciones: Ficciones, Planeta, Voces, Cuerpos y En red. En ellas se publican reportajes, artículos y ensayos sobre, por ejemplo, identidades, salud, emociones, sexo, activismo, redes, feminismo, medios, opiniones, análisis de series y muchos otros temas con perspectiva de género y clave de igualdad. Nacieron hace ya casi veinte años porque sus creadoras echaban de menos un buen periodismo hecho con perspectiva feminista.

La mejor definición de si mismas la dan ellas, claro. Practican un un periodismo de calidad, con perspectiva feminista, crítico, transgresor y disfrutón. Si no la seguís, os la recomiendo especialmente si vivís en esa misma clave.

Pero como es difícil que la alegría sea completa, la gente de la revista ha convocado para el viernes una movilización en contra de los ataques sufridos en su sede. En sus cristaleras aparecieron diversas pintadas en las que se insultaba a sus trabajadoras y seguidoras. ¿Porqué? Pues porque aún hay reaccionarios contrarios a la libertad de expresión y al derecho de los medios a informar libremente y sin coacciones.

Atacar a un medio de comunicación es atacar un modo de vivir, sentir, pensar y difundir, una manera de hacer más libre a la ciudadanía al tiempo que se le ofrecen herramientas para forjarse su propia opinión de cómo son las cosas, porqué suceden y cómo interpretarlas.

Quienes a través de nuestros medios hacemos esa labor de denuncia de las situaciones de desigualdad y contrarias al feminismo estamos acostumbradas a recibir insultos, especialmente a través de las redes, por nuestros posicionamientos. Esos ataques, los virtuales, no van a conseguir que tiremos la toalla. Los físicos, como los sufridos por Pikara Magazine, tampoco van a lograrlo.

Todo mi apoyo a esta revista que nos pone sobre la pista de tantos temas que pasarían absolutamente desapercibidos si ellas no los pusieran sobre la mesa.

Pikara Magazine, larga vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *