Amor total y definitivo

Vaya por delante que los cursillos prematrimoniales que la iglesia católica hace cumplir a las parejas formadas por hombre y mujer (las formadas solo por hombres o solo por mujeres no son admitidas en esa institución) me parecen absolutamente respetables. Al fin y al cabo es su negocio y ellos ponen las normas. Quienes quieran casarse por la iglesia deberán respetarlas y conocer bajo qué premisas y postulados se casan cuando deciden hacerlo en esa religión y no en otra.

Dicho esto vamos con lo que nos ocupan. “Itinerario de Formación y Acompañamiento de novios Juntos en Camino, + Q2«, el proyecto de la iglesia católica para acompañar, preparar y ayudar a los jóvenes que están viviendo su noviazgo hacia la vocación matrimonial. El itinerario, compuesto de doce temas, se desarrollará a los largo de los dos años previos al matrimonio. No es de carácter obligatorio por lo que los contrayentes podrán seguir con los anteriores cursillos de 20 horas que el obispo Iceta considera » insuficientes».

Recuerdo un libro muy similar a esta propuesta que había en mi domicilio familiar. Supongo que era el que facilitaron a mi padre y a mi madre cuando decidieron casarse. No era un libro religioso pero sí planteaba más o menos lo mismo que el itinerario que ahora promueve la iglesia. Era un texto absolutamente machista en el que la mujer debía siempre estar preparada para recibir al hombre en el momento que este quisiera y como quisiera. Hay cosas que no cambian demasiado porque en el texto «actual» se ofrecen directrices similares.

Muy comentada ha sido esa que propone a los maridos que los días en los que tenga intenciones de tener relaciones sexuales con su mujer se ocupe de algunas tareas domésticas y lleve a los niños al parque. Así, la mujer podrá echarse una siesta, estará más descansada a la hora de practicar y no sentirá pereza, que ya sabemos que es uno de los siete pecados capitales. Al parecer se dieron cuenta en el último momento de que se pueden tener relaciones sexuales a otra hora que no sea la nocturna y que el postulado era directamente machista y anacrónico y decidieron eliminarlo.

‘Que cada uno de vosotros ame a su mujer como a sí mismo, y que la mujer respete al marido’, “la capacidad de comunicación es una habilidad que reside en un área del cerebro que está típicamente más desarrollada en las mujeres que en los hombres por lo que en general la mujer tendrá mayores destrezas comunicativas que el varón. Además, la mujer prioriza las relaciones humanas y la comunicación frente a otras actividades y por lo tanto tiene una mayor necesidad de estas”, «el área encargada de pensar en el sexo es 2,5 veces mayor en el hombre que en la mujer. Es por esto por lo que se aprecia un mayor deseo o pensamientos más recurrentes en ese sentido en el varón que en la mujer”. Osea, que somos nosotras las que tenemos que respetar, que somos muy de hablar y de volverles locos con nuestra palabrería de 8.500 palabras diarias frente a las 3.500 que utilizan ellos y que lo de pensar en sexo es cosa de hombres.

La Iglesia pretende frenar el número de divorcios con este itinerario. El 40% de las parejas se rompen en los primeros cinco años de convivencia y el 60% aguanta hasta los 15. La idea es que cuando demos el sí, lo hagamos para siempre. “Los esposos, libremente, se entregan el uno al otro, de forma total y definitiva”. No se han dado cuenta de que el amor, sí, es eterno pero solo mientras dura.  

2 comentarios sobre “Amor total y definitivo”

  1. Querida Begoña: te trato de esta manera ya que hace muchísimos años que te conozco. Con respecto a tu comentario como «negocio de la Iglesia» por los ENCUENTROS prematrimoniales, primero hay que informarse, la iglesia no tiene nuingún negocio, ya que estos son totalmente gratuitos.
    Del libro que has encontrado «por casa», decirte que no tiene nada que ver con los ENCUENTROS (que no cursillos), que se dan hoy en día.
    Yo, personalmente, no estoy de acuerdo con la decisión de los obispos y su equipo, a pesar de que dicen no ser obligatorios.
    De todas formas, te invitamos que asistas a uno de estos ENCUENTROS que se hacen hoy en día y después estarás en situación de criticarlos.

    1. Agradezco tu trato respetuoso, Jon Iñaki. Ves que digo que respeto absolutamente que la iglesia obligue a tener esos encuentros a quienes deciden casarse según sus premisas. Todas las religiones tienen, en mi opinión, mucho de negocio. No digo que esos cursillos lo sean pero sí el funcionamiento de estas organizaciones. Lo bueno es poder discrepar y que lo hagamos así, con respeto. Gracias por leer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *