Reto superado

Increíble. El alma de WOP pudo con el estratosférico récord de Kipchoge hace una semana en Berlín. Fueron dos horas de tensión máxima. Hasta los últimos metros no se supo qué iba a ocurrir. Suspense, esfuerzo, sudor, nervios, superación, magia…. Sensaciones del emocionante y original desafío de WOP de batir el récord del mundo de maratón, a relevos de 400 metros, que tuvo lugar en la Gran Vía de Bilbao. Un gran e inolvidable equipo de 106 atletas, masculinos y femeninos, consiguieron batir primero el récord femenino de Mary Keitany (2 horas, 17 minutos y 01 segundos), y el nuevo e impresionante de Kipchoge (2 horas, 1 minutos y 39 segundos) en una calurosa tarde en la que la principal arteria bilbaína estuvo llena de público. Marcaron un tiempo de 2 horas, 1 minuto y 27 segundos. ¡Kipchoge, entzun, Bilbo txapeldun!, gritaron los atletas, muchos de ellos emocionados.

Y eso que el reto de la Fundación The Walk On Project se había complicado todavía más desde el domingo pasado cuando el keniano Eliud Kipchoge batió en Berlín el récord del mundo de maratón, hasta entonces en posesión de Dennis Kimetto. Kipchoge lo dejó en 2 horas, 1 minuto y 39 segundos. Por tanto, eran 69 segundos la media de relevo necesario a la que se enfrentaron los atletas.

Los protagonistas del reto deportivo ‘WOP Challenge’ de la Fundación The Walk On Project lo integraron un magnífico equipo de relevistas que se formó entre todas las inscripciones recibidas según criterios de género, edad, capacidades especiales… El más longevo tenía 63 años y el atleta más joven 12 años. Desde que comenzó a correr Iraide León, de 14 años, hasta Beñat González, de 17, los nervios planearon sobre la Gran Vía. Al final, júbilo, sonrisas, abrazos y lágrimas tras el reto superado.

“Ha podido la fuerza del equipo. Aunque el desafío de batir el récord parecía casi imposible, todos han dado el máximo de sus posibilidades para conseguirlo en la Gran Vía de Bilbao. En WOP nunca bajamos los brazos y los 106 atletas lo han conseguido. Es emocionante. No me lo creo. El deporte para nosotros es como una escuela de vida en la que el compromiso, la tenacidad, el compañerismo y la superación encuentran su máxima expresión. Esos son los valores que nos mueven y han podido con Kipchoge, Salvamos barreras”, dijo Mikel Renteria, director de WOP.

‘WOP Challenge 2018’ desarrolló su punto culminante del nuevo récord en Bilbao desde las 18:15 horas, pero antes se realizó también un recorrido simbólico. El relevo viajó hasta Bilbao desde las 9 de la mañana desde la misma cima del Gorbeia, símbolo de la travesía de la Fundación en estos años. Luego, transcurrió por lugares como Pagomakurre, Ganekogorta y Pagasarri para llegar a Bilbao por el Bilbao Arena de Miribilla y seguir por el puente de San Antón la Ribera, el Teatro Arriaga, el Arenal y la calle Navarra hasta llegar a la Gran Vía en una ‘korrika’ muy especial.

106 atletas lo lograron con su fuerza de equipo. La unión hace la fuerza y, una vez más, esa fuerza ha movido el mundo.

 

Lo vivido en Berlín Maratón, la del récord del mundo

Poder correr la misma carrera que Eliup Kipchoge ha sido uno de esos regalos que nos hace la vida. Saber que mis pies han pisado el mismo recorrido, el mismo día y en la misma prueba que el maratoniano más rápido de la historia es una de las cosas que no olvidaré nunca.

Hoy os traslado todo lo sentido y vivido en Berlín. Pinchad el enlace para leerlo.

https://www.runnea.com/articulos/2018/09/vivido-maraton-berlin-3818/

Unidos por un reto

Hoy quiero haceros llegar una iniciativa muy chula que se ha puesto en marcha en una de las carreras más bonitas de las que tenemos en Euskadi, la Gernika Bilbao.

En resumen, se trata de poner a correr a dos personas con discapacidad severa que empujados uno por su aita y otro por su fisio, llegarán a la meta con sendos equipos de policías y bomberos. ¿Te suena?

En este enlace puedes encontrar todos los datos de este precioso reto.

https://www.runnea.com/articulos/running-news/2018/09/gernika-bilbao-2018-superando-barrera-3789/

Ser atleta y madre

En plena celebración del Campeonato Europeo de Atletismo en Berlín conviene pararse en algunos aspectos que afectan a las atletas, como a otras deportistas, y que condicionan su participación en este tipo de pruebas. Hay que felicitarse, por cierto, de que sean 43 las mujeres que participan por parte española. Son 53 los hombres. Nos vamos acercando. Y por cierto, también, la primera medalla ha llegado de la mano de una mujer, Julia Takacs, tercera en la categoría de 50 kms marcha.

El caso al que quería referirme es el de la atleta Isabel Macía. Como tantas otras mujeres deportistas, sabía que interrumpir su carrera para ser madre iba a tener consecuencias. Metidas como están en competiciones continuas, para durante nueve meses más el tiempo de recuperación puede dejarles fuera de las pistas definitivamente.

Isabel fue madre en noviembre del 2017. Meses más tarde se operó de una endofibrosis en la arteria ilíaca que hacía tiempo que le impedía rendir al máximo. Entre una cosa y otra, Macías era consciente de la dificultad a la que se iba a enfrentar para regresar a la competición, pero no se esperaba la última piedra encontrada en el camino.

Por el tiempo fuera del deporte entre la maternidad y la operación, perdió la condición de deportista de alto nivel. Esto le impide solicitar las ayudas a mujeres deportistas que otorga el Consejo Superior de Deportes. Unos 3.000 euros por el nacimiento de su hijo.

La convocatoria del CSD  tiene como objeto “la concesión de ayudas a mujeres deportistas con licencia federativa en vigor que hayan sido madres en 2017; que tengan hijos menores de 3 años a cargo de personal cuidador o en centros educativos infantiles a lo largo de 2018; y/o que estén recibiendo formación académica reglada referida al curso académico 2017-2018, todas ellas con el fin de facilitar la conciliación de su vida deportiva y personal”. Pero uno de los requisitos es que la deportista debe ostentar la condición de deportista de alto nivel en el momento de finalización del plazo de presentación de solicitudes. En este caso el 15 de agosto. Macías perdió esa condición el 2 de junio.

Los deportistas de alto nivel no lo son para siempre. Tiene que cumplir unos requisitos dependiendo el deporte. Macías disfrutó de esa condición durante cinco años, hasta hace un par de meses. Y en 2017, por el embarazo, no pudo hacer méritos para renovarla. Sucede lo mismo con las ayudas destinadas a pagar la seguridad social de los deportistas.

En total, Macías calcula que dejará de ingresar unos 7.000 euros en un momento crítico de su carrera deportiva en el que sus ingresos son cero.

Es difícil que las atletas y las deportistas en general, opten por la maternidad cuando saben que su carrera profesional va a pararse en seco. Facilitar el retorno una vez que han sido madres y ayudarlas económicamente sería una sencilla manera de fomentar la natalidad entre las mujeres que se dedican a cualquier deporte. Somos nosotras las que tenemos que optar. Los deportistas pueden ser padres y no se van a encontrar con los mismos obstáculos.

RunneaWomenTeam

Eva, Olga, Mari, Izaro, Paula, Alejandra, Iruxe, Marta,Vero, María y yo somos las mujeres que integramos el Runnea Women Team, un grupo de corredoras que nos hemos propuesto cruzar la meta de la Behobia San Sebastian.

La idea de lanzar este grupo surgió después de que la organización de la Behobia nos contara que se ha marcado un firme propósito al que han llamado 50/50/25. Significa que para el año 2025 quieren que la participación de hombres y mujeres en la carrera sea la misma: 50% mujeres y 50% hombres.

Cuando comenzaron a organizar la nueva edición de la Behobia, que se correrá el 11 de noviembre, el Club Fortuna se cuestionó sobre por qué la participación en esta carrera no es igual en número de hombres y de mujeres. ¿Por qué hay un 44% de participación de chicas en la Behobia Txiki y un 48% en la Behobia Gaztea y solo un 24% en la de adultos? Decidieron entonces ponerse manos a la obra e intentar que este año, el número de mujeres que la disputen llegue al menos al 30%. Sería un salto cuantitativo muy importante. Supone aumentar en un 6% el número de corredoras, pero se puede.

Ahí es donde entramos nosotras. A través de Runnea.com hicimos un llamamiento para que las mujeres que quisiesen presentarse a la Behobia este año, lo hiciesen conmigo. Fueron muchas las solicitudes pero solo había plaza para diez. Así es como surgió #RunneaWomenTeam, un equipo que nace con vocación de continuidad y que se irá ampliando carrera a carrera.

Todas corredoras pero de diferentes niveles. Eso es lo de menos, porque el reto es llegar a la meta sin importar el tiempo que invirtamos en hacerlo.

Desde Runnea se ha puesto a disposición de las corredoras (también está abierta al público en general) la Academy Win. ¿Qué es esto? Un método de entrenamiento que combina la ciencia y la tecnología y la aplica a los entrenamientos. Esta tecnología interpreta mediante algoritmos el método científico de entrenadores cualificados y evoluciona semana a semana hasta conseguir sacar el mejor rendimiento posible del deportista.

El/la deportista solo tiene que introducir algunos datos sobre su condición física, su tiempo para entrenar y su objetivo y los entrenadores de Academy Win le enviarán semanalmente el plan de entrenamiento a seguir para conseguir el objetivo. No se prometen resultados. Como con cualquier entrenamiento, estos se consiguen en función del cumplimiento del plan.

El plan que se recibe semana a semana (de entrenamiento y nutricional) depende de tus características individuales. Está compuesto de ejercicios de carrera (rodajes, series, cambios ritmo) , fuerza, estiramientos, movilidad….etc. Todo bien explicado, de manera detallada cada ejercicio, incluyendo además vídeos y fotos para los días que toque entrenar fuerza y estiramientos.

Además, todas las corredoras del equipo pueden recurrir al entrenador que se les ha asignado cuando tengan alguna duda que resolver.

Con estos mimbres es con lo que hemos empezado ya a trabajar para que todo el equipo culmine una carrera tan dura y complicada como la Behobia, pero que ningún corredor/a quiere perderse.

El objetivo no es otro que aumentar la presencia femenina en esta prueba y en todas las que se celebren. Ese 50/50 está cada vez más cerca. Seguimos trabajando.