Alcaldes y alcaldesas: lo que tienen que tener.

 

Arranca esta noche la campaña electoral para los comicios en los que, en mi opinión, la ciudadanía se juega más. El 24 de mayo votamos a quienes van a regir nuestra institución más cercana, el Ayuntamiento. Se trata de elegir a quien va a conducir lo que debería ser la casa de todas y todos y a quien va a tener que pelear para que los habitantes de su municipio tengan los mejores servicios, el mejor empleo, los asuntos sociales mejor tratados… Porque desde el Ayuntamiento, la ciudadanía debe de sentirse protegida y defendida.

En todo el Estado hay algo más de 8.000 alcaldes. Dirigen grandes urbes, pequeñas capitales, pueblos y aldeas. Fijaros, cada uno de ellos y ellas gestionan entidades mucho mayores que cualquier empresa, con más personas y con un presupuesto más elevado. Ser alcalde es una de las responsabilidades públicas más exigentes.

Quienes deciden embarcarse en la aventura de dirigir sus municipios deben de estar preparados para muchas cosas, entre ellas, la decepción. A veces es fácil imaginar lo que harías tu si fueses otra persona, pero llegado el momento, la realidad es tan cruda, tan difícil y tan incómoda que te hace virar y tener que enfrentarte a dilemas, incluso morales, para los que no se está siempre preparado. Llega entonces la decepción, y no solo la propia, también la de quienes te rodean y quienes te votaron.

También tienen que estar preparados para someter su vida a la exposición pública. Sí, las y los alcaldes lo son las 24 horas del día. No hay jornada intensiva ni media jornada. Lo eres a tiempo completo y tienes que saber que la ciudadanía te va a reclamar presencia, explicaciones y soluciones en cualquier momento del día o de la noche.  Hay que aprender a gestionar esa falta de privacidad que acarrea el cargo de alcalde.

Hay otras muchas cosas que se le piden a quien quiere ejercer ese cargo. Destacan la templanza, la prudencia, la fortaleza y la justicia. Estas eran las cuatro virtudes éticas que la filosofía aristotélica exigía a la clase política en la Antigua Grecia. Se decía entonces que el político tiene que contribuir a que las relaciones entre la clase política y la ciudadanía estén regidas por el civismo y no por la barbarie.

En el libro del ex alcalde de Arrigorriaga, Alcaldeando, Alberto Ruiz de Azua cita a quien fuera alcalde de Basauri, Roberto Otxandio, quien decía que “un alcalde tiene que tener un poco de todo, como el pato, que sabe volar aunque no es el mejor volando, sabe nadar, aunque tampoco es el mejor y sabe caminar aunque sea patoso”. Y tiene razón Ruiz de Azua cuando dice que un alcalde no necesita ser perfecto. Si no eres un gran estratega, puedes encontrar quien te ayude y si no eres un gran directivo también vas a encontrar a eficientes y cualificados funcionarios que te pueden echar una mano. Eso si, para lograr todo esto tienen que saber conducir bien sus equipos y ser versátiles, resilientes y con capacidad de negociación y de pacto. Si no, no son alcaldes, son caciques. Y a esos no los queremos.

Esta misma noche comienza la campaña electoral. Elegiremos a nuestros representantes más cercanos. Solo hay un pero en estos comicios. En la Comunidad Autónoma Vasca, hace 4 años ocho mujeres encabezaban las listas electorales. El 24 de mayo solo serán cuatro. En general, las formaciones cumplen con el reglamento de la ley vasca de igualdad; presentan un 50% de hombres y mujeres, pero los primeros puestos los siguen copando ellos. Las vías de entrada a la política también siguen siendo complicadas para las mujeres.

Chiste Forges Politicos en elecciones

“Nosotras, periodistas y víctimas de sexismo”

El periódico Libération ha publicado un artículo firmado por 40 mujeres periodistas que denuncian el acoso de los políticos franceses. Se refieren a políticos, a funcionarios, a ministros y a asesores.

Estas mujeres decidieron escribir este artículo después de que varias de ellas comprobaran cómo algunos de los citados, aprovechaban sus conversaciones para acariciarles el pelo, destacar lo bien que les quedaba el vestido u ofrecerles terminar la conversación en un hotel.

Destacan frases como ¡Qué lástima que lleves un jersey de cuello sin escote” o preguntas como si durante las vacaciones se habían bronceado en todas las partes de su cuerpo.

Evidentemente esto es algo que sufren muchas mujeres a diario, no sólo las periodistas. De hecho, según un informe de la secretaria confederal de CCOO, el 18,3% de las mujeres españolas ha vivido a lo largo de su carrera profesional alguna situación de acoso sexual. Los comportamientos a los que se refiere son invasión del espacio físico, presiones para mantener relaciones o salir juntos, roces o tocamientos o la extorsión de superiores para obtener mejoras a cambio de relaciones sexuales.

Que las mujeres periodistas francesas se hayan decidido a publicar “Nosotras, periodistas y víctimas de sexismo” supone un paso adelante en la denuncia de unas actitudes que, sin generalizar ni mucho menos, ocurren más allá de Francia. Políticos que te llaman después de una entrevista para invitarte a comer o escritores que te dicen que se han acostado con 1000 mujeres y te preguntan si te gustaría ser la 1001. Está grabado eso, no lo cuento de oídas.

Hubo una mujer, Francois Giroud, cofundadora y editora de L´Express y una de las primeras mujeres en dirigir un semanal generalista, que se mostraba convencida de que los políticos desvelaban información más fácilmente frente a mujeres. Esto lo pensaba en los años 70. Ahora, 45 años después, las periodistas francesas denuncian que viven en esa ambigüedad que provocan algunos comentarios que se disfrazan de corteses y que son directamente intencionados. Estas cosas cambian demasiado lentamente.

Este es uno de esos textos que se lanzan desde el anonimato. Aseguran las periodistas que les hubiera encantado a todas poder firmar el texto, pero cuentan que algunas están en situaciones complicadas y saben que firmar esto puede traerles consecuencias discriminatorias o situaciones de trabajo difíciles.

No estamos hablando de piropos. Un piropo es una lisonja, un requiebro que se puede agradecer cuando se dice con gracia y con respeto. Estamos hablando de acoso, de una situación de marcada intención sexual y que hace sentirse mal a quien la recibe.

Las periodistas francesas se han hartado y lo han denunciado. Seguro que hay muchas profesionales de distintos campos dispuestas a suscribir esa carta.

mujeres

 

Las cuadrillas del running

 

Leyendo el blog de un korrikolari excepcional como es mi amigo el navarro Guillermo (@NovatilloTotal ), me puse a pensar en los grupos de corredores que van surgiendo mientras corremos cada día por el mismo sitio y en algunos en los que yo participo.

El post de Guillermo  habla del parque por el que corre y lo que significa para él. ¡Cuántas cosas se hubiera perdido si no hubiese salido por primera vez aquel día!. Y ¡cuántas personas no estaríamos hoy en su vida de no haberse calzado las zapas y haberse ido a recorrer ese parque!.

Yo también tengo, no mi parque, pero si mi ruta. Es la ruta de muchos corredores que de tanto cruzarnos y vernos, nos echamos de menos si un día no aparecemos. Y lo bueno, lo grande, es que hemos hecho cuadrilla. Una cuadrilla o pandilla o como queráis llamarle, es un grupo de personas que sienten una relación cercana y que interactúan con ideales o filosofía común entre sus miembros. Nuestra filosofía común es el sentirnos libres, frescos, alegres y vitales corriendo. También el mítico “no pain no glory” forma parte de esa filosofía, es decir, sin sufrimiento no hay gloria. La tal gloria está en cada kilómetro que superamos y en cada meta que cruzamos.

Yo no corro en grupo todos los días. Lo hago solo los fines de semana. La verdad es que me gusta mucho correr sola, a mis cosas, unos días con mi música y otros con mis pensamientos. Arreglando mi mundo. Pero una o dos veces por semana me gusta juntarme con otras y otros corredores, hablar de carreras, saber cómo le ha ido a alguien en su último reto y darme un poco de candela, sobre todo con gente que es mejor que yo en esto de correr y que me fuerza a subir el ritmo.

Si me pongo a repasar los grupos con los que tengo contacto me hace hasta gracia. Los RunnersColgados,  los TopRunners, los NTP (No te pares), los DrinkingRunners, los BeerRunners, las Unstoppables , las mujeresquecorren, las irongirls… Más que las cuadrillas del running parecemos las maras del running, porque cada uno de estos grupos tiene su territorio.

Lo que me gusta de estos grupos es la no obligación de asistencia concreta y regular. Sabes desde donde salen, qué día y a qué hora. Si vas, bien. Si no puedes, no pasa nada. Cuando puedes y te apetece apareces y si se te complica la vida y es que no, pues nada, hasta la próxima. Si tuviésemos que fichar en cada kedada y asistir con periodicidad regular perderían la gracia; se convertiría en una obligación y ya no sería lo mismo.

Correr en grupo informa de cosas que se te podrían pasar de otra manera, tales como carreras, retos y cosas así. Además motiva, porque si vas en el grupo intentas adaptarte a él, con lo que mejoras en tu carrera. Amplía tu círculo social porque ¡anda que no se conoce gente en este mundillo¡. Y tiene la gracia, generalmente, de la hidratación final. Acabar la carrera o el entrenamiento e irte a tomar una cervecita (bebida favorita de corredores, por cierto) es un placer inmenso. Carrera, buena compañía, charla y cerveza. Con o sin, a libre elección. Un lujo.

Esta semana se ha puesto en marcha un nuevo grupo de corredores abierto a todas y todos los que quieran probar. Es el grupo organizado por la cerveza de Bilbao, La Salve. El proyecto se llama La Salve Street Run, y dos veces al mes, los miércoles, nos juntaremos para hacer unos kilómetros y tomar una birrita. La próxima cita es el día 13 de mayo. Parte, a las 19.30, del Puente de La Salve, de la parte del Campo Volantín. La primera fue muy buena. El guía es el Campeón de España de maratón Imanol Loizaga y en cada kedada habrá un embajador/a. Yo he tenido la suerte de ser la primera. ¡Menudo placer!.

Os dejo la galería de fotos de esa kedada.

http://www.lasalvebilbao.com/fotogaleria-street-run-la-salve-bilbao-29-de-abril-de-2015/?utm_content=buffered206&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

Esta tarde me estrenaré con los Beer Runners, que salen a las 19.30 del Museo Guggenheim, frente a Puppy. Por el nombre se ve que también habrá cerveza final.

Y el jueves City Trail que organizan los de Salomon. Salen de Forum de la plaza Campuzano a las 19.00 y hay que apuntarse. A ver si os quedan plazas.

Pero mi grupo sigue siendo el de los @RunnersColgados. Nadie me ha ayudado más que ellos a preparar mis retos. Son gente sensacional. Os voy avisando de las kedadas.

Por no hablar de las #Unstoppables. Este es de mujeres. Somos solo tres y este no hay intención de ampliarlo. Amistad y cariño forjado en el asfalto. Tenemos muchos retos por delante. El siguiente, correr juntas la maratón de ….  No lo pongo por si se chafa la gestión, que es muy difícil.

Me gustan las cuadrillas del running. Me gustan los y las runners. Y quienes no lo son, pues también, porque llevan uno dentro aunque aún no lo sepan.

Goooooooooooooooooooooo

salve2 salve3 salve1

 

¡Qué prospere el periodismo!

Hoy van a continuar algunos de los actos convocados con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa que se celebra cada 3 de mayo. Ha querido la coincidencia que esta jornada se celebre en medio de la polémica suscitada tras las palabras del Ministro de Justicia, Rafael Catalá, en las que abría la puerta a la idea de penalizar a los medios de comunicación que publiquen el contenido de sumarios secretos y sancionar a quien filtre determinadas informaciones.

Se vió obligado a rectificar casi de inmediato y a asegurar que se trata solo de una reflexión, pero este tipo de reflexiones no le salen a uno así como por casualidad. Rectificó después de que jueces, medios, periodistas e incluso cargos del PP rechazasen esas sanciones y pidiesen que se persiga al filtrador y no al mensajero. Cuidado con los filtradores, que siempre son interesados.

Me ha gustado mucho la idea de Reporteros sin Fronteras de conmemorar este día inaugurando una exposición de 70 obras gráficas bajo el título de “Humoristas gráficos por la Libertad de información”. Este año comenzó con la matanza de 8 periodistas del semanario satírico francés Charlie Habdo. Fue un ataque bárbaro al corazón del humor gráfico, ese humor que como dice Javier Gamboa, una de las patas de Asier y Javier, se atreve a expresar lo que otros no decimos. Utilizan el humor para denunciar situaciones, para contar historias y para azotar conciencias. Dice que al poder le da mucho miedo la risa, y es que mediante el humor hemos sabido muchas cosas que difícilmente alguien podría escribir o contar de otra manera.

Queremos una ciudadanía libre, informada, con espíritu crítico y con capacidad para separar el grano de la paja. Para que esos ciudadanos/as sean así, necesitamos unos medios libres. Libres para investigar, libres para informar, libres para publicar y libres para revelar. Vivimos en un mundo de “conmigo o contra mi”, y eso se aplica también a los medios de comunicación. Supongo que lectores, oyentes o televidentes quieren que les contemos las cosas de manera clara y objetiva. Lo ideal es que si buscan análisis y orientación, lo encuentren en la sección de opinión y no en cada página del periódico o en cada crónica de la radio. Sé que es muy difícil encontrar un medio independiente. Diría que imposible. Cada grupo responde a unos fines e intereses concretos y miente quien diga lo contrario.

¿Cómo podemos entonces hacer que nuestra audiencia se sienta informada desde la objetividad?. Con honestidad, contando las cosas desde la integridad, la justicia y el desinterés. ¿Imposible?. Es complicado morder la mano que te da de comer, lo sé, y son muchas las ocasiones en las que nos plantamos ante el dilema de contar las cosas como las estamos viendo o contarlas como el grupo al que pertenecemos quiere que las contemos. Puede que tirar de deontología sea la única fórmula para informar sin presiones, pero no es menos cierto que el estómago ruge cada mañana.

Me gustaría encontrar un periodista que me dijese que se siente completamente libre para contar como quiere y como ve. Es nuestra lucha diaria. Para informar a ciudadanos libres debemos serlo primero nosotros/as.

Este año, el Día de la Libertad de Prensa se celebra bajo el lema “¡Qué prospere el periodismo! Por una mejor información, más igualdad de género y mayor seguridad en los medios de comunicación en la era digital. Y la Declaración Universal de Derechos Humanos dice que todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado por sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones y difundirlas sin limitación de fronteras y por cualquier medio de expresión.

Que no sea este otro de los derechos cercenados.

Como datos decir que, en lo que llevamos de 2015, han muerto 24 periodistas en el ejercicio de su trabajo y 158 han sido encarcelados.

Por cerrar con cine, un par de recomendaciones de pelis en las que se habla de libertad de expresión: “Primera Plana”, del gran Billy Wilder y “Historias de la radio” de Jose Luis Sáenz de Heredia.

¡Qué prospere el periodismo!.

museo

Hijo no hay más que uno

 

El Día de la Madre tiene mucho de emocional, amoroso, cálido, tierno, suave y cariñoso. A mi me gusta este día. Madre no hay más que una, nadie te va a conocer nunca como ella y nadie te va a querer de esa manera tan incondicional, así que ¡Viva la madre que nos parió!.

Pero dicho esto, y apartando todo lo bonito, nos encontramos con la triste realidad que afecta a miles de mujeres que deciden no ser madres porque su situación laboral o económica se lo impide. Claro, que hay opciones como las que  tienen las trabajadoras de Apple o Facebook. Sabéis que ambas empresas han decidido pagar la congelación de los óvulos de sus empleadas para que no tengan que ausentarse por ser madres. Así, podrán decidir cuándo serlo sin que ello entorpezca el desempeño de su trabajo ni sus posibilidades de prosperar a nivel profesional .

Esto se presentó como una medida positiva y revolucionaria, como empresas velando por el deseo de sus trabajadoras de ser madres sin perder su roll en la profesión. Pues bien, a mi me parece una trampa. Indirectamente te están diciendo: “eres joven, estás en tu mejor momento profesional, no lo estropees con la maternidad; guárdate tus óvulos para cuando tus ovarios ya no funcionen, seas vieja y la empresa ya no te quiera. Fíjate si somos majos, que nosotros te pagamos ese proceso”. En definitiva, lo que están haciendo los dirigentes de esas empresas es  decidir el momento de la maternidad de sus empleadas.

Afortunadamente aún hay mujeres que siguen decidiendo ser madres, a pesar de todo. A pesar, por ejemplo, de que cuando vuelven a trabajar, según un estudio de la Organización Internacional del Trabajo sobre la brecha salarial, estas mujeres cobran un 5% menos que las trabajadoras sin hijos. Esto se debe a que, después de tener hijos, a menudo las mujeres optan a puestos de trabajo a tiempo parcial o aceptan puestos con menor responsabilidad. La brecha salarial se ensancha a mayor número de hijos, así que el ratio de bebés por mujer está en 1,32.

Revertir esta situación no sería excesivamente difícil si los gobiernos apostasen por apoyar políticas dirigidas a ello como promover el aumento de guarderías públicas, equipara la baja por maternidad y paternidad, dar la posibilidad de flexibilizar el horario o avanzar en el reparto de las tareas domésticas para evitar la doble jornada a la que se ven obligadas tantas mujeres.

En el último ranking de los mejores lugares del mundo para ser madre que publica Save The Children, España cayó cuatro puestos y se colocó por detrás de Francia y Portugal. Noruega, Islandia y Suecia son los mejores. Noruega sería la cara de este informe. Una noruega recibe de media 18 años de educación, el 82% usa métodos anticonceptivos y sólo una de cada 175 está en riesgo de perder un hijo antes de los cinco años. La cruz está en Níger, donde su media de educación son 4 años, solo el 5% usa anticonceptivos y 1 de cada 7 niños mueren antes de su quinto cumpleaños.

Hoy es el Día de la Madre, un día con cara y con cruz. Pero insisto, y no me cansaré de repetirlo, ¡Vivan las madres!.

familia