Behobia con #RunneaWomenTeam

Una de cada cuatro personas que hemos corrido la última edición de la Behobia San Sebastian somos mujeres. Esta carrera se ha marcado como objetivo conseguir que para el 2015, el 50% de corredores sean hombres y el otro 50, mujeres. Vamos por buen camino. Este año hemos corrido un 24% de mujeres.

Ha habido cambios importantes en este sentido. La «Feria del Corredor» ya no se llama así sino que se llama «feria de la carrera» y muchos de los actos paralelos a la carrera han tenido que ver con mujeres.

Yo he corrido este año con el #runneawomenteam, un grupo de diez mujeres que nos habíamos propuesto cruzar esa meta animando a otras muchas a hacer lo mismo.

Pinchad AQUÍ para saber cómo ha sido.

Por fin llega la Behobia San Sebastián

Estamos a solo dos días de la Behobia San Sebastian, la mejor carrera de cuantas se celebran en Euskadi y que a las chicas del #RunneaWomenTeam nos llevará hasta la línea de salida.

Han sido estos últimos meses de preparación, de alegría, de ilusión, de esfuerzo, de sacrificio, de renuncia, de entrenamiento y de sueños.

En esta entrada del blog que tengo en Runnea, una página para corredores/as, cuento cómo han sido estos meses y también cómo llegamos al gran día.

PINCHAD AQUÍ PARA LEERLO

RunneaWomenTeam

Eva, Olga, Mari, Izaro, Paula, Alejandra, Iruxe, Marta,Vero, María y yo somos las mujeres que integramos el Runnea Women Team, un grupo de corredoras que nos hemos propuesto cruzar la meta de la Behobia San Sebastian.

La idea de lanzar este grupo surgió después de que la organización de la Behobia nos contara que se ha marcado un firme propósito al que han llamado 50/50/25. Significa que para el año 2025 quieren que la participación de hombres y mujeres en la carrera sea la misma: 50% mujeres y 50% hombres.

Cuando comenzaron a organizar la nueva edición de la Behobia, que se correrá el 11 de noviembre, el Club Fortuna se cuestionó sobre por qué la participación en esta carrera no es igual en número de hombres y de mujeres. ¿Por qué hay un 44% de participación de chicas en la Behobia Txiki y un 48% en la Behobia Gaztea y solo un 24% en la de adultos? Decidieron entonces ponerse manos a la obra e intentar que este año, el número de mujeres que la disputen llegue al menos al 30%. Sería un salto cuantitativo muy importante. Supone aumentar en un 6% el número de corredoras, pero se puede.

Ahí es donde entramos nosotras. A través de Runnea.com hicimos un llamamiento para que las mujeres que quisiesen presentarse a la Behobia este año, lo hiciesen conmigo. Fueron muchas las solicitudes pero solo había plaza para diez. Así es como surgió #RunneaWomenTeam, un equipo que nace con vocación de continuidad y que se irá ampliando carrera a carrera.

Todas corredoras pero de diferentes niveles. Eso es lo de menos, porque el reto es llegar a la meta sin importar el tiempo que invirtamos en hacerlo.

Desde Runnea se ha puesto a disposición de las corredoras (también está abierta al público en general) la Academy Win. ¿Qué es esto? Un método de entrenamiento que combina la ciencia y la tecnología y la aplica a los entrenamientos. Esta tecnología interpreta mediante algoritmos el método científico de entrenadores cualificados y evoluciona semana a semana hasta conseguir sacar el mejor rendimiento posible del deportista.

El/la deportista solo tiene que introducir algunos datos sobre su condición física, su tiempo para entrenar y su objetivo y los entrenadores de Academy Win le enviarán semanalmente el plan de entrenamiento a seguir para conseguir el objetivo. No se prometen resultados. Como con cualquier entrenamiento, estos se consiguen en función del cumplimiento del plan.

El plan que se recibe semana a semana (de entrenamiento y nutricional) depende de tus características individuales. Está compuesto de ejercicios de carrera (rodajes, series, cambios ritmo) , fuerza, estiramientos, movilidad….etc. Todo bien explicado, de manera detallada cada ejercicio, incluyendo además vídeos y fotos para los días que toque entrenar fuerza y estiramientos.

Además, todas las corredoras del equipo pueden recurrir al entrenador que se les ha asignado cuando tengan alguna duda que resolver.

Con estos mimbres es con lo que hemos empezado ya a trabajar para que todo el equipo culmine una carrera tan dura y complicada como la Behobia, pero que ningún corredor/a quiere perderse.

El objetivo no es otro que aumentar la presencia femenina en esta prueba y en todas las que se celebren. Ese 50/50 está cada vez más cerca. Seguimos trabajando.

Buscamos 10 mujeres para correr la Behobia

 

Hoy hago un llamamiento a todas las mujeres que se animen a correr la Behobia San Sebastian el próximo 11 de noviembre. Vamos a hacer un equipo, #RunneaTeam, y vamos a disfrutar de la mejor carrera de Euskadi.

En el siguiente enlace os doy todos los detalles. Es mucho más que correr.

https://www.runnea.com/articulos/running-news/2018/05/corre-behobia-sebastian-2018-team-3523/

La broma de la Behobia

pruebadeesfuerzo

Estoy a punto de salir hacia París. El domingo correré su maratón. Antes, el sábado, me pasaré por la feria del corredor para recoger mi dorsal. Hay un requisito imprescindible: tengo que llevar un certificado  médico en el que se me considera apta para correr una prueba de esas características. Si no llevo ese documento, no hay dorsal y, por tanto, no hay carrera.

He corrido unas cincuenta carreras en los últimos tres años. Salvo una, la media maratón de Amsterdam, todas en España. En ninguna, ni en la holandesa, me han pedido certificado de aptitud. Nada que asegure que he pasado las pruebas médicas necesarias para saber si estoy en condiciones o no.

Estoy inscrita en la maratón de montaña de Beasain del 10 de julio, la MariMuruMendi. En esa sí, en esa necesito certificado médico.

El año pasado, tras la desgracia de la muerte de un corredor en la Behobia-San Sebastian, se desató la polémica en torno a la necesidad de exigir o no ese certificado para presentarse a la carrera. Al igual que dije entonces, digo ahora que, no solo para la Behobia sino para cualquier carrera, debería ser obligatorio. No es necesario que ese salvoconducto se haga para cada prueba, pero si sería muy interesante que lo hiciéramos cada año. Una revisión, un electrocardiograma y una prueba de esfuerzo anual  que nos sirviese para las carreras de todo ese año.

¿Dónde está la madre del cordero en todo esto? En que por esas pruebas hay que pagar alrededor de 100 euros y que no las cubre la sanidad pública.

Hice la prueba de solicitar en mi centro de salud el certificado médico de aptitud para la carrera parisina. Se lo planteé a mi médica de cabecera y me respondió con un rotundo no. Me confirmó que la medicina deportiva queda fuera de lo público y que cualquiera que necesite saber cómo está físicamente antes de iniciarse en el mundo del deporte, tiene que recurrir a la sanidad privada. Es decir, que tiene que pagar.

Me pareció un contrasentido esto porque a bombo y platillo se anunció desde Osakidetza que los médicos prescribirían a sus pacientes la realización de ejercicio físico como método de prevención de muchas enfermedades. Eso sí, que lo hagan a la brava porque nadie les va a realizar pruebas para saber si están preparados para ejercitarse o no.

Esta claro que no es lo mismo darse un paseo que correr una maratón, pero, según el Colegio Vasco de Medicina Deportiva, la realización de tres horas y media de ejercicio a la semana ya se puede considerar “hacer deporte”. Así, que un médico te diga que camines a paso ligero durante al menos 45/60 minutos al día significa deberías saber si tu cuerpo esta preparado para eso.  Pues si quieres saberlo, te lo pagas.

Con este panorama no es de extrañar que miles de corredores se echen al monte o al asfalto sin saber si su corazón puede asumir ese esfuerzo. Y nadie les exige que lo demuestren.

Decía en el titular lo de “la broma de la Behobia” porque vamos ya conociendo novedades de cara a la edición de este año. Además de aumentar a 35.000 el número de participantes, han anunciado que, por primera vez, la organización recomienda rellenar un cuestionario médico pre participación elaborado por un comité médico asesor que pretende ayudar en la preparación y prevención. El cuestionario es “voluntario, anónimo y personal” y se responderá con un simple sí o no. La organización cree que es la manera más fácil de detectar a una parte de los deportistas que tienen riesgo de sufrir un accidente cardiaco o muerte súbita durante el ejercicio.

Al ser voluntario puede haber cientos de deportistas que se presenten a la prueba y no rellenen el cuestionario, con lo que no sabemos si están bien o no.  Y es anónimo, con lo que puedes rellenarlo y la organización no sabe a quién pertenecen las respuestas.

Me parece que con esta iniciativa, los organizadores de la Behobia han desaprovechado una oportunidad inmejorable de convertirse en un referente de prevención y en un ejemplo para otras carreras. Estamos hablando de, en mi opinión, la mayor y mejor organizada carrera de asfalto en Euskadi. Crear un formulario que podemos rellenar o no, firmar o no, es una manera de cubrir una carencia que sigue estando ahí. Un parche que no soluciona el problema.