El Eibar, un Club Arco Iris.

arcoiris

Durante este fin de semana, ciudades de todo el mundo van a celebrar el Día del Orgullo Gay. En Euskadi se va a celebrar, por primera vez, en Bilbao. Bilbao Pride 2015. Más de 60 locales comerciales y hosteleros se han sumado al evento. Si vas a tomar algo y comer un pintxo, verás que los palillos tienen los colores del arco iris. Encontrarás guías“Bilbao Pride”, decoración multicolor y ambiente “friendly” en las calles del Casco Viejo, Bilbao La Vieja y San Francisco.

Lo que se pretende con esto es mejorar la percepción del colectivo LGTB y promover una actitud solidaria con la defensa de los derechos humanos relativos a la orientación sexual de todas las personas.

Desde 1969 se viene celebrando el “Día del Orgullo Gay”. Se hace en recuerdo a los sucesos que un 28 de junio tuvieron lugar en Greenwich Village, en Nueva York, cuando la policía entró en el Stonewall Inn, un popular bar gay, para hacer una redada. Esto era algo bastante común, pero esa noche se desataron manifestaciones y protestas callejeras que marcaron un antes y un después en el movimiento para los Derechos Civiles de las personas homosexuales en el mundo entero.

Uno de los actos que se enmarcan en estas celebraciones ha sido la entrega del premio Gehitu de Plata, un premio que otorga la asociación vasca de gays y lesbianas. Se lo han concedido a la Sociedad Deportiva Eibar por su “compromiso sin titubeos” a favor de la igualdad de derechos de todas las personas y, en especial, por su participación en la campaña de los cordones Arco Iris.

En el partido que el pasado 1 de marzo disputaron el Athetic y el Eibar, éste cedió sus instalaciones para que la Federación LGTB estuviese presente durante el encuentro y extendiese su mensaje a favor de la igualdad real en el ámbito del deporte. Los jugadores lucieron cordones con los colores del arco iris y la acción tuvo presencia en las redes sociales a través del hashtag #EuskalDerbiArcoIris.

El Presidente de la Fundación Ipurua, que anoche recogía este premio, considera que es absolutamente normal y natural el sumarse a campañas como esta porque no es otra cosa, dice, que defender unos valores que les distinguen de otros clubes. Debiera ser así, algo normal  natural; sin embargo, hubo más de un Club de fútbol que se negó a ceder sus instalaciones para lanzar el mensaje gay y sus jugadores no lucieron los cordones Arco Iris.

La campaña estaba dirigida a erradicar la homofobia del mundo del fútbol y animar a las personas implicadas en el deporte a salir del armario sin temer al posible rechazo de su propio equipo o afición.

En el Eibar van a seguir apoyando las reivindicaciones del colectivo homosexual con talleres, la colocación de puestos para repartir información sobre la situación de la homosexualidad en el mundo y sumándose a cuantas acciones les inviten. Lo hacen porque lo consideran “lo normal”. Su actitud les ha valido el Premio “Gehitu de Plata”. Enhorabuena. Que cunda el ejemplo.

Feliz Orgullo Gay para quienes lo celebren y para quienes lo vivan desde la barrera, pero con respeto. Tan sencillo como eso.