El jueves sacamos la gabarra

La gabarra es en Bizkaia un sinónimo éxito, de triunfos rojiblancos. Surca la ría cuando el equipo masculino del Athletic consigue un título de Liga o de Copa. Sin embargo, no podemos olvidar que el Athletic femenino conquistó recientemente cuatro títulos de liga, en las temporadas 2002-03, 2003-04, 2004-05 y en la 2006-07, y las instituciones competentes no sacaron la gabarra para ellas.

Lo mismo pasa en los centros y museos del País Vasco, mientras las facultades de arte están llenas de artistas mujeres (70%), en los museos son una minoría las que llegan exponer (10-15%). Y así ocurre en todos los ámbitos que observemos; hay una grave falta de liderazgo de las mujeres y sigue siendo deficitario el respeto a sus derechos en nuestra sociedad.

Hay un colectivo, Plataforma A, que vigila el cumplimento de las leyes de igualdad, observa y denuncia la desigualdad en el sistema del arte y la cultura en relación al reconocimiento hacia las mujeres.

Este jueves 14 de junio, las mujeres de este colectivo va utilizar el símbolo de la gabarra para invitar a 140 mujeres de nuestra comunidad que merecen ser reconocidas por sus contribuciones a la sociedad y la cultura de Euskal Herria. Intentan evidenciar así los mecanismos subliminales de discriminación de género que existen desde las propias instituciones.

Utilizando el simbolismo de la gabarra, las 140 mujeres se reunirán a las 17.30 de la tarde en Portugalete y recorrerán la ría por la igualdad y contra la discriminación. Se homenajeará además al colectivo “Madejas de Sororidad”, responsables del proyecto “300 hilos de sororidad”.

Se pide a todas las mujeres que quieran mostrar su apoyo que se coloquen en las márgenes de la ría o se sumen a la celebración de la Plaza Pío Baroja al finalizar el recorrido.

No olvidemos la importancia de las “gabarras” en el desarrollo de nuestro país. Estas embarcaciones se convirtieron en el elemento indispensable para la riqueza del territorio, gabarras que tiradas por mujeres (sirgueras o sirgadoras) trasladaban el mineral de hierro extraído en las montañas de la zona minera hasta las fábricas y Altos Hornos de la margen izquierda de la Ría del Nervión. Una profesión muy dura que, curiosamente, no la realizaban los hombres fuertes, sino un grupo de mujeres llamadas sirgueras.

Este jueves, recordaremos a esas sirgueras y a todas las mujeres que trabajan por la igualdad.