Begira

Ayer un amigo me dijo que soy muy pesada con el tema de las mujeres. Muchas veces yo también siento que este blog, que no nació con la intención de ser un espacio reivindicativo de la desigualdad, habla de ella en muchas ocasiones.

El caso es que con el día a día me he hecho cada vez más consciente de asuntos que antes pasaba por alto y, afortunadamente, he aprendido a mirar la vida con las gafas de mujer puestas. Eso ha significado un cambio importante y me ha llevado a descubrir diferencias que nunca hubiera imaginado. Por eso es por lo que, aunque alguien me diga que soy muy pesada con las cosas de las mujeres, seguiré denunciando actos, personas y situaciones que perpetúen la desigualdad.

Hablando de denunciar, Emakunde-Instituto Vasco de la Mujer, ha actualizado y puesto en marcha una aplicación para dispositivos móviles (2.0 para Android y la 2.0 para IOS) con la idea de facilitar la detección, identificación y envío de quejas relacionadas con usos sexistas en los ámbitos de la publicidad y la comunicación a toda la ciudadanía. BEGIRA app es una aplicación gratuita que permite, fácilmente, detectar malas prácticas y enviar quejas sobre posibles usos sexistas en la publicidad y en la comunicación desde cualquier lugar y en el momento que se desee.

A través de la aplicación, se puede describir el anuncio o la noticia y los motivos por los que se considera sexista, adjuntar una imagen de la misma y enviar la queja. La aplicación cuenta, además, con un menú con opciones de idioma, comentarios y documentos y direcciones complementarias. Las quejas recibidas son derivadas a los órganos y entidades correspondientes con recomendaciones basadas en el código y los decálogos de publicidad y comunicación. Además, son utilizadas como base para plantear sesiones de formación y sensibilización ajustadas a esas quejas.

Begira funciona principalmente como un instrumento para la formación, la sensibilización, el asesoramiento y la investigación, pero también como un canal de recogida y tramitación de las quejas de la ciudadanía con relación a los contenidos y mensajes sexistas detectados en los ámbitos de la publicidad y la comunicación.

El mayor número de quejas recibidas el año pasado han ido dirigidas a anuncios e informaciones en las que se consideraba que se producía un refuerzo de los estereotipos y roles de género, así como que se presentaba un único modelo de belleza asociado a la juventud, delgadez y perfección corporal. En el ámbito de la comunicación, otro motivo de queja destacado ha ido dirigido al tratamiento informativo de noticias sobre violencia contra las mujeres.

Ya tenemos otra herramienta con la que trabajar por la igualdad y contra la discriminación y el sexismo.

www.begoberistain.com

 

Libres, no valientes

Hoy se lanza el txupinazo de San Fermín. Aunque sean muchas las fiestas de pueblos y ciudades que ya se están celebrando, es hoy cuando se abre de manera casi oficial el periplo de festejos. Son las fiestas grandes, las Aste Nagusiak por las que nos moveremos durante todo el verano.

Sabéis que a través de mi trabajo en la radio, en la televisión, en este blog que tanto agita el avispero muchas veces, intento hacer labor de concienciación, de prevención y de denuncia contra las agresiones sexistas. Desgraciadamente el mensaje cala muy lentamente. Cala, pero despacio.

No hay que tirar la toalla. Desde nuestros trabajos, nuestras aficiones y nuestras formas de vida podemos hacer mucho contra esta lacra aunque a priori no lo veamos.  Yo me he dado cuenta de que a través del running se puede decir alto y claro «No es No» al tiempo que se puede trabajar por la igualdad y en contra de la discriminación.

Por eso, con mi camiseta de No es No, me sumo a todas esas campañas que se ponen en marcha estos días en las fiestas locales y con las que se pretende insistir en que las mujeres queremos ser libres y no valientes.

Hasta el culo

culo

No se me ocurre otro titular mejor para este post dedicado al cartel anunciador de la feria del libro de Zamora. O quien decidió lanzarlo busca provocar una respuesta como la que ha provocado o tiene sensibilidad cero hacia quienes vivimos con los ojos abiertos y atentos/as a los estereotipos publicitarios.

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Zamora, María Eugenia Cabezas (IU), considera las críticas recibidas como  «desproporcionadas» y asegura que representa una «especie de neopuritanismo» que viene de sectores que se consideran progresistas. Opina que la crítica puede deberse a un «neopuritanismo extremo» disfrazado de progresismo de quienes «están con la lupa a ver si ven un trocito de carne».

Yo aseguro que no voy con la lupa a ningún sitio, pero hay imágenes que te asaltan según las miras. Esta es una de ellas. ¿O no? ¿Podrían haber puesto como imagen a una autora sin más, si lo que querían era potenciar la literatura femenina?

Leer te da alas, sí, te permite vivir otras vidas y en otros mundos. Eso lo entiendo y creo que lo interpreto bien. Pero, ¿y el culo? ¿qué decís?

www.begoberistain.com

No se salva ni el dalái lama

14670451244155

«La posibilidad de una dalái lama mujer es muy alta para los años venideros»,  y, bromeando, agregó que ésta deberá ser, no obstante, «muy atractiva».

Esta frase recogida en la última aparición pública del dalái lama en una región de la India ha sido publicada profusamente en distintos medios de comunicación este fin de semana. Sin embargo, se ha destacado solo su primera parte, aquella en la que abre la posibilidad de que su sucesora sea una mujer, mientras que se ha obviado la segunda, esa en la que pide una «sucesora atractiva».

Puede que alguien piense eso de «ya esta la picajosa esta buscando donde no hay», pero las bromas que llegan desde las altas instancias y personalidades no hacen sino afianzar a aquellos que las lanzan desde otros ámbitos y que encuentran en palabras como las del dalái lama el refrendo que necesitan para seguir considerando que a las mujeres les queda un largo camino para llegar a la meta. Y que pueden ir olvidándose de alcanzarla si no son «atractivas».

A los ojos de los tibetanos, el Dalai Lama lo es todo. Es el gobernador temporal y también la cabeza espiritual del Tíbet. De los tibetanos y de aquellas personas que siguen sus dogmas.

Esas mismas palabras lanzadas, por ejemplo, por el papa de Roma o por Donal Trump hubieran traído consigo una riada de mensajes y respuestas. El dalái lama nos pilla más lejos, pero su afirmación, desgraciadamente, le acerca al resto de culturas y religiones que siguen teniendo a la mujer en segundo plano. O en tercero, cuarto o quinto si no son atractivas.

El experto en budismo Oleg Cherne asegura que Buda enseñó que el sexo no tiene ninguna importancia en el camino hacia la obtención de la Libertad. La mujer-santa, Arahat, o la mujer dedicada a la obtención de la santidad no puede ser considerada de ninguna manera como menos válida que el hombre-santo o el hombre-seguidor de Buda. Según su enseñanza, no existe una diferencia práctica entre los sexos. El hombre y la mujer son iguales en su dependencia uno de otro, a la que deben superar. Tienen los mismos derechos y las mismas responsabilidades en su colaboración.

Que el dalái lama considere que la mujer puede alcanzar su posición supondría un paso hacia la igualdad también en una religión con cada vez más seguidores, cerca de 200 millones en todo el mundo.  Sin embargo, su «broma», el apunte machista que vuelve a valorar a la mujer por su atractivo y no por su capacidad, le hace colocarse al mismo nivel que aquellos que continúan tirando de ellas hacia abajo mientras ellas saltan y saltan intentando romper el techo de cristal.

El budismo es de las mayores religiones de la humanidad en número de seguidores. Su líder también quiere que si les guía una mujer, sea atractiva.

 

 

 

Agur azafatas

Steve Cummings GB Dimension Data unsure of a kiss from the podium girls ?

La imagen que ilustra este post me la enviaba la semana pasada un lector. El texto del mensaje decía: «Esta vuelta al País Vasco 2017 veremos imágenes como esta? Los patrocinadores serán Cajas, Bancos, Diputaciones, … y seguro que sí vemos este tipo de “regalos”. Y además al lado habrá algún alcalde, diputado, … aplaudiendo.»

Supongo que el lector habrá recibido con tanta alegría como yo, la decisión de la organización de bajar del podio a las azafatas, y muy de vez en cuando azafatos, que entregaban el premio a los ganadores de las etapas.

Cuando esta tarde uno de los corredores se alce con el premio a la etapa, no habrá mujeres ni hombres contratados para entregar el galardón. Habrá «entregadores/as» de premios que formarán parte de la organización o representarán a instituciones o empresas que promocionen la Itzulia, la Vuelta Ciclista al País Vasco.  Subirán al podio, entregarán el presente, tenderán la mano, desearán suerte al ciclista y le despedirán.

En el caso del ganador de etapa será el ayuntamiento organizador de la meta de cada jornada el que designará al elegido; para el maillot de la montaña, el Gobierno vasco; en la clasificación de la regularidad, la Diputación de Gipuzkoa; por equipos, Artzai Gazta (empresa de alimentos y bebidas en Idiazabal); y al maillot amarillo, el Banco Sabadell.

Ha contado el director de la carrera, Julián Eraso, que no ha sido fácil alcanzar esta decisión que la propia organización tenía muy clara. Al parecer y por contrato, los patrocinadores de la ronda tenían firmado que «sus chicas» estuvieran presentes en la entrega de trofeos tras cada etapa. “Viendo la inquietud de la sociedad y que todo el mundo está hablando de esto en lugar de temas deportivos”, decía Eraso, optaron por hablar con ellos y plantearles la desaparición de esta imagen en la que mujeres que se corresponden con el ideal de belleza imperante, nunca una poco agraciada o con sobrepeso, por ejemplo, se convertían en protagonistas.

Afortunadamente se trata de una decisión irreversible y, en mi opinión, justa. Es cierto que, tal y como pedían algunos sectores, se podía haber incluído a hombres entre los entregadores pero también es cierto que se hubieran ceñido a «estándares de guapos». El objetivo no es que desaparezcan las mujeres bellas de los podios sino que a quien entrega un trofeo no se le valore como a un objeto. Sea ella o sea él. Que el representante institucional es el o la más guapa del mundo, genial. Que en el reparto de belleza se quedó fuera, pues igual de genial. Subirá a entregar el premio por su labor y no por su físico.

La Vuelta Ciclista al País Vasco se suma a la decisión que ya adoptó el Tour Down Under y algunas otras carreras que han dado el mismo paso. ¿Qué decidirán pruebas tan importantes como el Giro, el Tour o la Vuelta España? Quedamos a la espera.

www.begoberistain.com