Recuerdos del Himalaya en la Montaña Palentina

Varios meses han pasado ya desde aquel 27 de Marzo de 2013 en Barajas, en el que varios aficionados a la montaña con un amigo en común, nos embarcábamos en una nueva aventura. El amigo, Alex Txikon, la aventura, un paseo por el Himalaya con algunas cimas de mas de 5.500 metros de altitud.

DSC_0695

 

Este pasado mes de Octubre, hemos vuelto a vernos las caras y a disfrutar de nuestra pasión en la Montaña Palentina, alejada del Himalaya, con alturas muy inferiores a los 5000 metros, pero estoy seguro que todos y cada uno de nosotros hemos disfrutado de estas montañas como si fueran las mas altas del mundo.

Quedada en Triollo en el nuevo albergue con apenas un año de vida. Nuevo, moderno y funcional con 4 habitaciones preparadas con 6 literas y un baño con ducha cada una. Comida estupenda  elaborada con productos de la Tierra y por un arquitecto que los fines de semana se convierte en el mejor de los cocineros. Precio económico, 23 euros media pensión y un trato estupendo.

Sábado 19 de Octubre,  Espigüete con dos «grades», Juanra Madariaga y Alex Txikon.

Cima del Espigüete
Cima del Espigüete

Y el domingo 20 de Octubre con igual o peor climatología que el sábado, el Curavacas.

Cima de Curavacas
Cima de Curavacas

La próxima semana nos volveremos a juntar todos en Estella Lizarra, nuestro amigo y compañero Iker Segura de Zirauki,  nos invita a todos a la Semana de Montaña que organiza el Club Montañero de Estella, con un cartel de lujo en la que participaran Juanra Madariaga y Alex Txikon con unas estupendas fotografias de la expedición Lohtse-Nuptse 2013 de la que fuimos en cierta manera testigos directos.

IMG_3904 IMG_3905

Peña Prieta 2.539m

Ajenos a las aglomeraciones del verano, ajenos a afamados Parques Nacionales, ajenos a grandes picos perdidos o a montañas que  únicamente llaman al turista porque pasan de los 3000 metros, nos adentramos en montañas donde Palencia, León y Cantabria se besan. Montañas duras y la vez amables, como las gentes que habitan sus valles.

Asciendo con aita a Peña Prieta, simulando aquella otra ascensión que hicimos juntos hace unos 20 años, por Cardaño de Arriba (Palencia).

Lago Lomas 2.060 m

Somos viejos conocidos los tres, la montaña , aita y yo. La naturaleza nos regala un magnifico día.

...y al fondo Picos de Europa.

 

Fuentes Carrionas y Curavacas

La fuerza del joven y la experiencia del viejo se fusionan y hacen un tanden perfecto para la aventura.

Cima de Peña Prieta 2.539m

Tenemos los dos hambre de aventura, el día es largo, tenemos fuerzas y provisiones, incluso no descartamos hacer noche en algún lugar inesperado.

A nuestros pies , valles, muchos valles por descubrir, 64 y 37 años y aun con ganas de hacer y conocer.

Nos lanzamos a otra vertiente , a la opuesta en la que hemos dejado el coche, queremos conocer y estamos dispuesto a pagar el precio.

Nuestro vertiginoso  descenso nos lleva a Llánaves de la Reina (León) , a unos 65 kilómetros de nuestro coche en Cardaño de Arriba. Bajamos por empinadas laderas, atravesamos verdes valles en el que los únicos habitantes son animales. Un único montañero es el que nos tropezamos por estos parajes aun vírgenes  y desconocidos para el dominguero.

Jesus Calleja y Zigor Egia

En la montaña , todos somos montañeros, la montaña nos hace a todos iguales y aunque no comparta su trabajo en la selva…le felicito, ha sabido vivir de lo que le gusta.

El Valle de Lechada, desconocido para nosotros, es el que nos conduce a Llánaves de la Reina.

A parte de Calleja, este fue otro de los bichos que en nos cruzamos en el camino

65 kilómetros nos separan de nuestro coche. Aquí comienza otra aventura para llegar hasta él. Son la 5 de la tarde estamos en Llánaves de la Reina a escasos 4 kilómetros de Puerto de San Glorio. Lo que ocurrió a partir de aquí lo dejo para nosotros, vivencias personales que solo las entendemos los que la hemos vivido.

Únicamente quisiera enviar desde aquí un agradecimiento muy especial a esa señora de Llánaves de la Reina, que despertó a su marido de la siesta para que nos bajara en coche a Boca de Huérgano. También a esa familia que viajaba a Madrid después de pasar sus vacaciones . Y como no , a los Joses de Ponferrada, pescadores y montañeros , que querían disfrutar de su último día de pesca y nos hicieron sitio en su vivienda improvisada sobre ruedas.

¡Gracias a todos! Eso demuestra que todavía existe gente buena por el mundo.¡ Que alegría!

 

 

Ciclismo por la Montaña Palentina

¿Por que será que en esta tierra castellana me siento como en casa?

Aquí aprendí a andar en bicicleta, en una BH que mi tio Manolo me regalo, cuando tan solo tenía 4 añitos. Aquí escalé montañas con aita, como  Espigüete, Curavacas, Valdecebollas, Peña Prieta,…cuando aún eran desconocidas para muchos montañeros vascos.

Hoy disfruto con mi primo Carmelo y su cuadrilla de una jornada de bici por la Montaña Palentina. Carmelo, deportista, apasionado de la bicicleta, fue quien me metió  el gusanillo del ciclismo.

Gracias Carmelo, Estalayo, Macario y Carmelo Estébanez, gracias por esta jornada y por este paseo de 110 kilómetros por el corazón de la montaña de vuestra tierra, Palencia. Este modesto video va dedicado a vosotros y a todos los que pedaleais por tierras castellanas.

Agradecimiento especial a Merce y a Manoli por sus ricas comidas, a Javi y Oscar por todas sus atenciones en mis numerosas visitas a Aguilar de Campoo y como no, a mi tía Brigi, por estar siempre ahí. Y un saludo especial a toda la familia Suances.