Review Mochila BTT Evoc FR Enduro

Al escribir acerca de qué es lo que suelo llevar en la mochila en mis rutas BTT me di cuenta de que no todo el mundo tiene el mismo espacio disponible. Esto me ha llevado a hacer este análisis de la mochila que llevo a la espalda desde hace más de dos años: la Evoc FR Enduro.

Evoc es una marca reconocida en el mundillo acostumbrada a ofrecer productos de calidad. Dentro de su amplia gama, esta es una mochila pensada para la práctica de las modalidades BTT más agresivas. Prueba de ello es la PROTECCIÓN para la espalda que lleva incorporada. Una lámina dura pero ligera se coloca en el interior y puede retirarse fácilmente según nuestras necesidades mediante unos velcros y una red de sujeción.

Protección para la espalda / Mugimendi
Protección para la espalda / Mugimendi

Se trata de una mochila relativamente grande, con una CAPACIDAD de 16 litros distribuida en varios compartimentos. El bolsillo exterior, el mediano, lo utilizo para llevar la herramienta y el botiquín aprovechando la gran cantidad de huecos que tiene. Además, uno de los bolsillos se encuentra cubierto con material impermeable donde podemos guardar las cosas más sensibles.

Bolsillo mediano / Mugimendi
Bolsillo mediano / Mugimendi

Encima de este se encuentra el bolsillo más pequeño, en el que guardo las cosas que quiero tener más a mano aprovechando las pequeñas redecillas. Aquí meto las barritas energéticas y la comida, además de las llaves que puedo guardar de forma segura gracias a un clip. El tejido interior es suave, ofreciéndonos la posibilidad de guardar también unas gafas sin preocuparnos por los rayones.

Bolsillo pequeño / Mugimendi
Bolsillo pequeño / Mugimendi

En el bolsillo grande además de bastante espacio encontramos una especie de funda en la que colocar nuestra bolsa de hidratación. En mi caso he optado por utilizar una bolsa de la misma marca, la Evoc Trinkblase Hydration Bladder en su versión de 2 litros. Fácil de limpiar gracias a que puede darse la vuelta de dentro hacia afuera y con un cierre superior de tipo zip horizontal. Además, este mismo cierre se puede colgar de un velcro de la mochila pensado para fijar la bolsa aún más y evitar el movimiento. El tubo con la boquilla sale al exterior por un disimulado agujero y se fija en el asa derecha de la mochila en una pieza de plástico colocada para tal efecto. En este mismo hueco es donde guardo los accesorios más grandes, como puede ser la ropa de recambio y abrigo.

Bolsillo grande con hueco para bolsa de hidratación / Mugimendi
Bolsillo grande con hueco para bolsa de hidratación / Mugimendi

Además de los tres bolsillos principales esta mochila tiene más accesorios que nos facilitarán la vida. Por ejemplo, en la parte inferior encontramos un velcro ocultando una pequeña cremallera que al abrirla deja al descubierto dos correas. Estas sirven para amarrar las rodilleras en esta zona, evitando que ocupen espacio dentro de la mochila.

Correas para las rodilleras / Mugimendi
Correas para las rodilleras / Mugimendi

La parte exterior se encuentra cubierta por un trozo de tela con zonas elásticas y anclado mediante un par de cierres tipo click regulables. Este sistema nos permite transportar el casco, ya sea integral o no. En caso de tener un casco con mentonera desmontable también podemos llevar aquí este elemento.

En las correas para llevar el casco también podemos llevar la mentonera / Mugimendi
En las correas para llevar el casco también podemos llevar la mentonera / Mugimendi

Para terminar con los huecos, unos bolsillos en los laterales de la mochila nos ofrecen la posibilidad de dejar alguna cosa pequeña que queramos tener a mano sin andar abriendo cremalleras. Estos están más o menos cerrados en su parte superior mediante una goma elástica.

Bolsillo lateral y rodilleras en su sitio / Mugimendi
Bolsillo lateral y rodilleras en su sitio / Mugimendi

No hay que olvidar un aspecto importante como es el de la VENTILACIÓN. La superficie que está en contacto con la espalda se encuentra cubierta por material transpirable, creando una serie de canales y agujeros que facilitan el movimiento del aire evitando el sudor en la medida de lo posible.

Ventilación en la superficie en contacto con la espalda / Mugimendi
Ventilación en la superficie en contacto con la espalda / Mugimendi

Por último, algo en lo que debemos fijarnos en una mochila para usar en la mountain bike es la SUJECIÓN. Es decir, lo fija y pegada que llevamos la mochila a nuestro cuerpo. Evoc ha colocado para este propósito unas generosas bandas con velcro que se agarran a nosotros a la altura de la cintura. En el pecho también hay una correa, esta vez mucho más pequeña, que a través de un cierre tipo click mantiene las asas de la mochila bien prietas. En esta pieza de plástico se ha colocado un curioso silbato.

Silbato en el cierre de la correo superior / Mugimendi
Silbato en el cierre de la correo superior / Mugimendi

Entre las cosas A MEJORAR, se echa de menos una bolsa impermeable para cubrir la mochila en días de lluvia. Existe, pero se vende por separado. El modelo del que estoy hablando tampoco tiene bolsillos en las correas de la cintura, cosa que puede ser muy útil para tener aún más a mano lo que sea que necesitemos. Este detalle ya se incluye en posteriores modelos de la marca.

En su día no vi esta mochila en ninguna tienda física. En cambio, podemos encontrarla fácilmente en tiendas online en diferentes tamaños y colores.

Evoc también tiene un modelo más pequeño (10 litros) con protección de espalda por si este se les hace demasiado grande a algunos bikers. Se trata de la Evoc FR Lite Race.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *