La Ley de Seguridad Ciudadana – Sortu no estuvo en Arrasate

Lunes 5 de marzo de 2018

La Ley de Seguridad Ciudadana

No hay ninguna contradicción entre la propuesta del PNV para reformar la Ley Mordaza y la petición del Gobierno Vasco de aplicarla. Ni mucho menos el PNV tiene como objetivo, en su propuesta de modificación de la Ley Mordaza en el Congreso, que hechos como los que acontecieron el pasado jueves a las puertas del Parlamento, no sean sancionados. Hacer esa lectura es parcial e interesado.

En su propuesta de reforma de la Ley Mordaza, el PNV propone modular, atemperar, algunos aspectos de la Ley de Seguridad Ciudadana para que sea más respetuosa con los derechos de la ciudadanía pero a nuestra manera de entender la convivencia, y así queda reflejado en la reforma propuesta, los hechos por los que el Gobierno Vasco pide aplicar la Ley merecen un reproche social y administrativo.

El artículo que podría aplicarse en este caso, el artículo 36, es perfectamente aplicable con la reforma que propone el PNV en el Congreso. Por ejemplo, y por citar solo uno de los apartados que podría aplicarse en este caso, el PNV mantiene el artículo 36.4 (con una pequeña modificación, al introducir la palabra “apto” y eliminar el término “judiciales”):

36.4 Son infracciones graves (Texto propuesto en el Congreso)

“Los actos de obstrucción aptos para impedir a cualquier autoridad, empleado público o corporación oficial el ejercicio legítimo de sus funciones, el cumplimiento o la ejecución de acuerdos o resoluciones, siempre que se produzcan al margen de los procedimientos legalmente establecidos y no sean constitutivos de delito.”

Además, en el apartado referido a los responsables de dichas infracciones, el PNV propone una modificación en la Ley de Manifestación y Reunión (artículo 4.2) para que, y a diferencia de lo que pretende el PP, que hace responsable de todo daño cometido con motivo de una manifestación o concentración a sus organizadores, se pueda responsabilizar a los organizadores en la medida en que no hayan puesto medidas para evitar la comisión de esa infracción:

Ley de Reunión Manifestación. Artículo 4.2. (Texto propuesto en el Congreso)

“Del buen orden de las reuniones y manifestaciones en lugares de tránsito público serán responsables las personas físicas o jurídicas organizadoras o promotoras que hayan suscrito la preceptiva comunicación, estando obligados durante el desarrollo de aquellas, y con los medios a su alcance, a prevenir y, en su caso, evitar la alteración de la seguridad ciudadana.

Por tanto, parece claro que los hechos acontecidos el pasado jueves a las puertas del Parlamento son constitutivos de delito (por ejemplo en su artículo 36.4), y que sus responsables son sus organizadores en tanto en cuanto no tomaron ninguna medida para impedir incumplir los términos de la manifestación y cometer esa infracción (artículo 4.2 Ley Manifestación y reunión); más bien al contrario, los alentaron.

Los hechos son aún más graves porque los autores de los mismos son ertzainas que nunca hubieran permitido que un ciudadano cometiera esos mismos hechos. De hecho, en las concentraciones que cada semana se celebran frente al Parlamento Vasco, la Ertzaintza nunca permite que los concentrados crucen la carretera para ganar la acera del Parlamento Vasco, pero el jueves los ertzainas manifestantes sí la cruzaron para acosar al Lehendakari y a las consejeras y consejeros de EAJ-PNV.

Sortu no estuvo en Arrasate

Es curioso. Hay gentes que se dejan engañar porque desean ser engañados. Están en su derecho. Pero yo no me dejo engañar aunque vea positivo que Madalen Iriarte hubiera estado el sábado en el homenaje que el PSE le hizo en Arrasate a su ex concejal Isaias Carrasco. Madalen Iriarte no sé donde está afiliada o si es independiente pero de lo que estoy seguro es que no representa a Sortu, el núcleo duro e ideologizado de Bildu.. Llegó a decir que en su día le votó al Lehendakari Ibarretxe.

Deducir por tanto que la Izquierda Abertzale estuvo en el homenaje al socialista asesinado es mucho decir. Para mí no estuvo. Si le hubiera visto a Arkaitz Rodríguez, Permach, Rufi Etxebearria, Iker Casanova y gente dura de este pelaje así como responsables del pasado más violento como los mencionados, si me creería que se están tomando en serio lo de “reconocimiento por el daño injusto causado”. Mandar a un acto de esta envergadura a una persona que nunca ha militado en el apoyo a ETA, como hicieron todos los nombrado de Sortu, es querer engañarnos. Pero a mí no me engañan. Siguen con sus telarañas mentales porque no tienen enfrente un mínimo de nivel de exigencia para que no den el pego. Y se equivocan. Cuanto más tarde lo hagan, peor para ellos. La gente comienza a darse cuenta del doble juego. Si pero no, no pero sí. Una vela a Dios y otra al diablo. Puro complejo de gente sin los principios bien asentados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *