¿Celebrar la Constitución? – Marruecos no tiene competencias

Jueves 6 de septiembre de 2018

¿Celebrar la Constitución?.

Van a celebrar  con fuegos artificiales el cuarenta aniversario de la aprobación de la Constitución española y además lo harán, como siempre lo hacen, es decir de forma retórica. Discursos, un acto en el Congreso, algo en el Senado  y paseo de los ponentes constitucionales por la piel de toro hablando de las bonanzas del texto, aunque ya solo quedan tres: Roca, Pérez Llorca y Herrero de Miñón.

En lugar de analizar lo que ha dado de sí este texto de circunstancias aprobado con permiso del vigilante ejército de la época no analizarán que no se ha tocado ni con el pétalo de una rosa esa distinción que tan claramente define el nivel competencial de lo que son naciones y regiones, el verdadero meollo del asunto que tiene incendiado al país y se van a dedicar a  repetir tópicos y tópicos y a decir que le quedan otros cuarenta años de intocabilidad.

Y también, y como siempre que llegan estas fechas nos afearán nuestra inveterada ausencia a los actos organizados y siempre les decimos lo mismo. “Si no éramos importantes para formar parte de la ponencia constitucional, en 1978 ¿por qué ahora nos echáis en falta?”.¡Que más quisieran que Torra y Urkullu estuvieran en el salón de los Pasos Perdidos del Congreso aplaudiendo el discurso de plástico de la Sra. Pastor.

Pero no los van a ver. Aunque si los criticarán sin analizar el por qué no están allí presentes.

Fotos de los ponentes  las hay en ocho salas, pero falta, en todo caso la foto de Arzalluz, excluido de aquel panel  de lo que consideran “padres de la patria”, ¿de qué patria?. ¡Ah si!, de la única e indivisible, patria común de todos los españoles.

Fallaron gravemente no habiendo tenido el coraje de abordar los dos problemas de calado que tenía en ese momento planteado España como discurso territorial propio. Homogeneizaron todo y ahí están las consecuencias. Un llamado Plan Ibarretxe en 2005, una declaración de República catalana hace un año y una política en general, a la greña. Menudo balance.

Pero a pesar de todo esto, no aprenden. Volverán a atufarnos de discursos cargados de tópicos y no irán al meollo de lo que podría resolver este enfrentamiento territorial e histórico en su distinción. Y no sería difícil.

Marruecos no tiene competencias sobre las aguas del Sahara.

Eurodiputados escuchan en Sáhara versiones contrapuestas sobre acuerdo pesca– Un grupo de eurodiputados de la Comisión de Comercio Internacional ha concluido una misión en el Sáhara Occidental en el que han escuchado versiones totalmente contrapuestas sobre si el acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos beneficia o no a la población del Sáhara Occidental. La misión, que concluyó hoy, consistió en distintas entrevistas realizadas en Dajla, epicentro de la industria pesquera en el Sáhara, y El Aaiún (capital administrativa del territorio), y servirá para preparar un informe previo a la votación en diciembre en el Parlamento Europeo del acuerdo de pesca firmado por la Comisión y el gobierno de Rabat. Una fuente de la delegación europea explicó a Efe que el gobierno marroquí había previsto una serie de entrevistas con distintos actores políticos y económicos, todos ellos promarroquíes, y solo tras “intensas presiones” por parte de los europarlamentarios consiguieron reunirse también con grupos independentistas. La versión más repetida ante la delegación por las autoridades locales es que el acuerdo de pesca es altamente beneficioso para la población del Sáhara y garantía de su desarrollo, y negaron toda discriminación hacia la población de etnia saharaui, argumentando por ejemplo que un 85 % del funcionariado de la región de Dajla es saharaui. Insistieron incluso en que ese acuerdo es garantía de “seguridad y estabilidad” en una región (el Sáhara y el Sahel) expuesta a grandes riesgos.

Radicalmente contraria fue la versión transmitida por las diferentes asociaciones saharauis de corte independentista -algunas pro derechos humanos, otras de defensa de los recursos naturales y otras de periodistas-, quienes insistieron en que los beneficios procedentes del acuerdo no llegan a la población saharaui, pese a que de aquí procede el 90 % de las capturas de los barcos europeos. Además, estas asociaciones insistieron ante la delegación europea en que el verdadero representante del pueblo saharaui es el Frente Polisario, que debería ser consultado sobre la legalidad o no del acuerdo.

El pasado mes de febrero, el Tribunal de Justicia Europeo dictaminó que Marruecos no tenía soberanía sobre el Sáhara Occidental, y pese a ello el gobierno marroquí y la Comisión Europea firmaron el 24 de julio en Rabat un nuevo acuerdo pesquero que sí incluye las aguas del Sáhara. La fuente de la delegación europarlamentaria señaló a Efe que su misión al Sáhara, negociada en cada detalle con el gobierno de Marruecos, busca trasladar ahora a Estrasburgo dos cuestiones: si los beneficios económicos del acuerdo van a los saharauis y si la población local está dando su consentimiento al acuerdo.

Con las conclusiones de esta misión, la Comisión de Comercio Internacional votará en noviembre sobre la legalidad del acuerdo firmado entre Rabat y la Comisión, antes de que el Europarlamento lo vote en sesión plenaria en diciembre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *