BERLINALE 4: Breves meditaciones reactivas y paradójicas ante las tumbas de los Hohenzoller

Imagen relacionada

Ayer estuvimos visitando la cripta de la Catedral de Berlín, en la que se agolpan los féretros de la familia Hohenzoller en una sucesión obsesiva de Federicos y Guillermos. Y por la tarde, en el hotel, escribí estas líneas, sin saber muy bien porqué:

“Ya sé que admitir el tiempo cronológico es admitir ese “ser-para-la-muerte” heideggeriano.Y que lo más puro, como un  animal cualquiera , sería abjurar de nuestra capacidad de abstracción y  sobrevivir a la caza  de la ocasión, del kairós, utilizando  las vías de escape al uso, bien por un “camino interno” – como la meditación, el deporte o el arte- o bien  por una implosión generada desde el exterior- del  alcohol hasta el LSD, pasando por la hiperactividad guerrera…en cualquier guerra. Además, teorías científicas y éticas, no faltan a la hora de legitimar estas opciones que, últimamente, se resumen a sí mismas en un narcisismo muy operativo y ya muy comercializado.

Pero la negación de la capacidad de abstracción por cualquier vía no responde sino a una sumisión directa o indirecta a la naturaleza y, correspondientemente a la consideración de la sociedad como una forma más de la naturaleza, es decir, a su jerarquía: esto es evidente en todas las visiones del ser humano de matriz oriental que  en  desorientada traducción han servido  en nuestros lares para desengancharse  supuestamente de la presión individual y colectiva ejercida por el poder occidental,y , al cabo, para someterse  a un poder todavía mayor  y más arbitrario, carente de cualquier control garantista…

Pues , en efecto, dejarse llevar  con docilidad   de la mano del acontecer, es mucho más fácil  y sencillo que pretender ir a algún nuevo lugar asumiendo además  la caducidad del viaje. De manera que la conciencia de la muerte  puede llegar a ser paradójicamente una plena conciencia de la vida…”

Leído lo cual a un colega turista de ciertas ínfulas eruditas pero que va de rapidillo, me ha dicho: ” Vamos, Peli, que  tú también te apuntas a lo de  < a follar, a follar…que  el mundo se va a acabar>  …”. Y yo: ” Bueno, no exactamente…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *