LOS DESAYUNOS DE LOS MARTES: Violencia y culpa.

La Reunión Ordinaria de la Junta Extraterritorial del Desayuno de los Martes se ha celebrado hoy viernes a partir de las 8:03 en su sede matricial del Café Iruña. Nos hemos ubicado  en nuestra mesa  reservada no sin dificultades ya que el local estaba abarrotado por una excursión procedente de Bielorusia  que, en palabras de nuestro camarero de confianza, había venido a Bilbao  con el convencimiento de que era una de las sub-sedes del Mundial de Fútbol.

Mikel ha aparecido  todavía noqueado por la anécdota que me relató ayer en nuestro paseo vespertino ( véase Apéndice  1).

Marta  ha comentado al respecto que a ella también , durante su primer año de Instituto, le llegaron quejas de algunos colegas porque “aprobaba demasiado”. A lo cual ha saltado la siempre moderada Laura, indicando que desde su perspectiva empresarial ” se suspende demasiado poco” y ” así tenemos que soportar a esos niñatos que no saben ni hacer la O con un canuto, aunque se fumen unos cuantos” ,finalizando su intervención pidiendo más rigor.

Patxi ha comentado por lo bajini algo así como ” Sí, sí, rigor…mortis” y ,animado a tomar parte,  ha relatado que tiene desde hace años un esquema de guión basado en la película Arrebato de Iván Zulueta – en la que un director de cine es ejecutado por su propia cámara- que presenta a una profesora que se está examinando continuamente y continuamente suspendiendo hasta que se da cuenta de que ella es la única miembro ( o miembra) del tribunal que la juzga  tan negativamente.

“¡La culpa, la culpa” ha soltado  al efecto Koldo, nuestro insomne psiquiatra  en permanente  guardia. Y  solicitada una aclaración al respecto, ha  dicho literalmente: ” Sin culpa no hay sociedad, pero como hay quien se pasa de rosca, nosotros nos encargamos de reconducirla con psicoterapia, farmacia y si es necesario electro-shock ( del que, por cierto, cada vez soy más partidario) . Lo cual no impide la circulación normalizada de pequeños  y pequeñas psicópatas que proyectan su culpa violentamente en sutiles o descaradas manipulaciones de las gentes de su entorno…”.

Antes estas severas palabras todos hemos enmudecido y tanto más cuanto que  tras soltarlas, Koldo se ha zampado su bollo de una tacada y sin respirar.

Itzi, más muda que todos y todas por lo general, nos ha sorprendido hoy con una frase que llevaba apuntada en su  libreta de colorines: ” Todo lo gasta un mal modo, hasta la justicia y razón. El bueno lo suple todo, dora el no, y endulza la verdad…”, de un tal Baltasar Gracián.

Y en estas han dado las nueve de la mañana, y avisados por nuestro camarero de confianza de que el vacío generado por la desocupación oteiziana de los bielorusos iba a ser de nuevo ocupado por una sesentena de estudiantes de Burdeos, hemos decidido dar por finalizada la tenida.

De todo lo cual doy fe, ante diem XVII Kalendas Jul.  Anno DCCXVIII ad Bilbao urbe condita.

[ hay firma: Ataúlfo ]

Apendice 1) : https://blogs.deia.eus/el-paseante/2018/06/13/la-violencia-academica/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *