El ídolo de Mikeldi, descifrado

[EXCLUSIVA] El arqueólogo BaskEz desvela para sus lectoras el secreto del famoso «ídolo de Mikeldi», la escultura zooamorfa de piedra arenisca conocida al menos desde el siglo XV en la ciudad de Durango, País Vasco (ESPAÑA) y secuestrada en Bilbao desde 1920. No representa a un cuadrúpedo como hasta ahora se creía. Según un estudio publicado hoy en «Nature Science» por el prestigioso paletólogo bilbaino de la Sociedad Avanzadi, esta singular pieza del arte precristiano nivel Musteriense Mediolerdo ha sido finalmente reconstruída tras un laborioso proceso tridimensional mediante láser y escaneo por los talleres Muga. La escultura representa a un humano Plebeyo Vulgaris en posición sumisa. Así es. Guste o no. En la inscripción de símbolos túnicos justo bajo el disco solar o lauburu (moneda) se lee claramente en tosca lengua paleovascónica propia de los íberos tardíos (bascozarrak), la siguiente frase: «Augustus, el que juega al tetus tributando pa Tudela». Dicho tetus o «teto» era un injusto gravamen tributum que exigían los nobles patricios a la curia de plebeyos anualmente para que éstos no perdiesen su status libertatis, esto es, pagar impuestos por el rostrum (habitualmente en carnis). Posteriormente eran enviados a Tudela, Capital Augusta por entonces del Tercio Kantauri Oasis Vasconiae. Estamos hablando, eso sí, de los siglos II-III AC o por ahí. Curioso. 🤔

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *