Los vascos enriquecen a Berlusconi

SI los resultados son lo único que cuenta, ninguna cadena puede darse por satisfecha. Para empezar, el canal líder no llega al 14%, según los datos del pasado septiembre. Menos lobos, Telecinco. Ademas, ¿vale ser la primera en audiencia y la última en calidad? Su producto es el entretenimiento más zafio, la telerrealidad y la charla maledicente, con el añadido de concursos memos y algunas series menores. Es la basura italiana del siniestro Berlusconi. ¿A petición del público? ¡No! Solo es el gusto dominante de una minoría, para quienes la tele es una caja mágica para la distracción y la evasión de sus carencias vitales;pero hay muchas más personas que no comparten esas preferencias.

El dato impacta en Euskadi, donde Telecinco triunfa desde hace décadas y rebasa sobradamente a Euskal Telebista. A la televisión vasca le queda el consuelo de ser la opción informativa mayoritaria. Qué menos que valorar la cercanía. Hay razones lingüísticas y de potencial económico para comprender la derrota de ETB; pero de una plantilla de casi mil profesionales y con los ingentes recursos públicos que la financian esperábamos mejor balance. En Catalunya vence TV3 no solo en espectadores, sino también en prestigio social. Solo hay que ver el afán histérico con que PP y Ciudadanos reclaman -con propósito de censura- la intervención forzosa de la televisión autonómica para constatar su formidable labor de resistencia en medio de una endemoniada situación política. ¿Quién dijo que no hay motivaciones afectivas para elegir el medio de comunicación primordial?   

            Necesitamos más autoestima, menos ego y ningún complejo. Este miércoles se estrena en ETB la serie La víctima Número 8, coproducida con Telemadrid y K2000. Son de esas cosas que ayudan a ser ambiciosos y competir.

Un comentario sobre “Los vascos enriquecen a Berlusconi”

  1. Muy acertado y bueno su artículo abordando este tema de la televisión.
    Desde luego que no se entiende como los vascos quieren ver Telecinco que realmente es una porquería. Sobre todo esos programas de tertulianos basura el Gran Hermano y demás qué son una humillación para el que lo ve.
    Hay que tener en cuenta que solo lo ve un 14% no es tanto.
    lo más penoso es que sean los vascos los quedan de ganar a ese mafioso italiano.
    Muchas felicidades por su articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *