El listo de Spielberg

Fichajes, fichajes, todo se resuelve con fichajes. ¿Que un equipo de fútbol va a la deriva? A fichar. ¿Que un partido político necesita un impulso de reputación? Nada de cambiar sus ideas caducas y el viejo pensamiento: se fichan toreros, militares, famosos de la farándula (el ciudadano Toni Cantó fue pionero), cómicos o astronautas. ¿Cómo es que no han llamado a Belén Esteban, por favor? Fascinación se llama el engaño. Es la estrategia comunicativa desarrollada en el lanzamiento de Apple TV+, la nueva plataforma de contenidos por suscripción que ha sacudido la industria audiovisual. En Cupertino presentó Tim Cook, CEO de la compañía, a sus rutilantes fichajes. Por video o en persona comparecieron Steven Spielberg, Jennifer Aniston, la rubísima Reese Witerspoon, Ron Howard, J. J. Abrams y la gran dama de la información, Oprah Winfrey. Y no faltó el gusano.

            El gusano en la manzana es la incoherencia de Spielberg que, días después de atacar furiosamente a Netflix por su apuesta por el cine al margen de la gran pantalla, se ha sumado con entusiasmo al negocio del streaming. ¿A qué juega el genial director? Conspiró para privar del óscar al mejor film a “Roma”, la obra maestra de este siglo, y ahora vende su talento a los tecnodólares de Apple por un hueco en la tele.  En el Steve Jobs Theater el mensaje sonó a la defensiva: todos contra Netflix. 

Algo podrida en su arranque, pero competitiva, la televisión de la manzana alterará el mercado. Aporta series (también los nuevos “Cuentos asombrosos”, de Spielberg), películas, documentales, videojuegos, incluso una tarjeta de crédito. Y Apple News, con las páginas reales de diarios y revistas. ¡Atención, editores! Esta es su supervivencia para la era post-papel: estar presentes en los televisores. Es el quiosco del futuro que salvará el periodismo de siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *