Críos en los secaderos del Arenal

El Arenal-1957 // Foto: Koldo hijo

Costumbrista estampa de un Bilbao que ya no volverá. Aitas pescando angulas en las cristalinas aguas de la ría, mientras aprovechaban para colgar a los críos en los secaderos de bacalao y así ahorrarse una colada. Las muy atentas gaviotas, siempre al quite por si caía alguna txapela que otra.[

Albóndiga Bilbao instala 3 enormes albóndigas caseras

La Albóndiga de Bilbao instala 3 enormes albóndigas caseras de carne picada y ¡ojo al dato! regadas de vino blanco, rindiendo de esta original manera, homenaje a nuestras queridas amumas. Este original hito cultural forma parte de una de las acciones culturales clave para la celebración del Día Sostenible de Recuperación de la Memoria Histórica Hípster 3.0, según citan fuentes del simbólico antiguo almacén de vinos.

Receta:

  • 33750 gr.de carne picada (cerdo, ternera o mixta)
  • 2000 huevos medianos de Bilbao
  • 15000 gr. de pan de molde sin corteza y 500 cucharadas de leche
  • 100 cucharada de perejil fresco picado y un poco más para espolvorear
  • 200 dientes de ajo
  • 100 cebollas
  • Sal, nuez moscada y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Harina para rebozar las albóndigas
  • 8 barriles de vino blanco para el toque final

El fiel «Lagun» y Metro Bilbao

«Lagun» era un perro medio boxer que siempre acompañaba al Metro a Julen Belauskoetxea «Bela» para despedirse allí todos los días cuando su dueño iba al trabajo, y al final del día volvía a la estación a recibirlo. Esta rutina continuó sin interrupciones hasta el 12 de marzo de 2013, cuando Bela sufrió un hemorragia cerebral mientras pinchaba reaguetton, y murió entre terribles convulsiones. Esa tarde «Lagun» corrió a la estación – no necesitaba Barik– a esperar la llegada del tren de su amo, y no volvió esa noche a su casa. El perro, más fiel que la hostia, se quedó a vivir en el mismo sitio frente a la estación de Artxanda durante los siguientes 39 años de su vida. Preparan una peli y eso.

Mural de Rothko en Bilbao

Descubren en las calles de Bilbo un cuadro inédito de Mark Rothko. Con un tono oscuro, recortes expresionistas y temperamentales, probablemente este impresionante mural rojo titulado «Dia«, es la última escena urbana ejecutada por el artista y que podría servir de introducción al trágico final del autor que terminó suicidándose en la sección de charcutería del Mercadona#Hamparte