El fiel “Lagun” y Metro Bilbao

Lagun” era un perro medio boxer que siempre acompañaba al Metro a Julen BelauskoetxeaBela” para despedirse allí todos los días cuando su dueño iba al trabajo, y al final del día volvía a la estación a recibirlo. Esta rutina continuó sin interrupciones hasta el 12 de marzo de 2013, cuando Bela sufrió un hemorragia cerebral mientras pinchaba reaguetton, y murió entre terribles convulsiones. Esa tarde “Lagun” corrió a la estación – no necesitaba Barik– a esperar la llegada del tren de su amo, y no volvió esa noche a su casa. El perro, más fiel que la hostia, se quedó a vivir en el mismo sitio frente a la estación de Artxanda durante los siguientes 39 años de su vida. Preparan una peli y eso.