Matrimoniadas y ayusadas

Recreación de Díaz Ayuso en la revista ‘Mongolia’

La OPA hostil de Díaz Ayuso a Ciudadanos sigue dando mucho que hablar. El culebrón entre Ayuso y Aguado no sé si se parece más a la peli de «La Guerra de los Rose» o a la discografía de Pimpinela. «Por eso vete, olvida mi nombre, mi cara, mi casa, y pega la vuelta». Porque esta pareja también era cosa de tres. Y es que detrás de la presidenta está Miguel Ángel Rodríguez (ex de Aznar), su mentor, su alter ego y el maligno.

La lideresa goza de una simpatía inusitada. Sin complejos, sin sensatez, sin escrúpulos, ha sacado un máster en popularidad con matrícula de honor. Dicen que Isabel paseaba al perro de Espe y le llevaba las redes sociales usando el nombre de la mascota. Ella no es otra cosa que una émula en forma de caricatura del Tea Party y la ya olvidada Sarah Palin, precursores del ‘trumpismo’.

Desde el tamayazo y en campañas dopadas los madrileños eligen unas cosas muy raras. Santa Ayuso de los Bares, con esa imagen de ninfa alocada y muñequita diabólica. «Todo en orden, nada, muy bien», le dijo a Felipe VI por su santos ovarios, un día después de haber apretado el botón nuclear de la comunidad. Con ella, el pobre padre prior Gabilondo, lo llevaba claro. Y ahora Iglesias también lo va a tener complicado. A saber qué pasará en Madrid el próximo 4 de mayo. Pero a mí me da que a los madrileños les gusta tener de ‘presi’ a una negacionista disfrazada de Agustina de Aragón.

2 comentarios en «Matrimoniadas y ayusadas»

  1. A mí más que ninfa me parece fauna, o sea de pelopicopata. De lo que da la imagen es de estresada. Risa nerviosa, ironía estudiada,
    dispuesta al insulto y al desprecio, jactancia etc. En fín toda una
    lideresa al uso en la piel de toro.

  2. Si la envidia fuera tiña, dice y actúa como piensa, otros como los curas que son, haz lo que te digo, pero no hagas lo que yo hago, la cam es la peor en la gestión de la crisis? Aquí no tenemos contagios, aquí todo está bien hecho

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *