Porca miseria

Cada 20 años Eurovisión viaja a Israel a dar la serenata. Lo hizo en 1979, después en 1999 y ahora, en 2019. Es un ciclo propagandístico -eso es el Festival, una campaña de prestigio- que el Estado judío necesita para homologarse como país pacífico y ocultar entre el bullicio y las luces sus fechorías contra su invadida Palestina. Había miedo y las cuatro horas del evento pasaron con la respiración contenida. Y no pasó nada, ni siquiera saltó el clásico espontáneo en busca de segundos de gloria. La seguridad era lo más importante. Porca miseria.

Más allá de las canciones, lo que ocurrió en la gala el sábado fue apabullante. Ha sido la puesta en escena más espectacular de la historia, una producción artística jamás vista, plena de magia, color y sentidos. La televisión israelí ha puesto el listón de la calidad en lo más alto. La música fue otra cosa, con tonadillas vulgares e intérpretes que no daban la nota y lo dejaban todo a la envoltura. Impresionó Australia con su figuración mozartiana de La Flauta Mágica. Y Francia, con su divina bailarina obesa. Sí, ganó el envase. Es como si lo mejor de un restaurante fueran la vajilla y los manteles y la comida resultase vomitiva. 

España cantó la última y quedó última en la votación de los jurados. Con una tonadilla chabacana y de cuarto de socorro, La vendano pasaría el corte de exigencia en una verbena de barrio. ¿Quién eligió esa birria y quién seleccionó a Miki para el esperpento? ¿Porque es catalán y había que humillar a Catalunya en pleno juicio del procés? Y por si no fuera poco el desastre musical, apareció Madonna, parche en el ojo, sin voz ni gusto ni pasión e hizo el mayor ridículo de su carrera. Debería multarla el ayuntamiento por fraude. Mereció una lluvia de huevos como Marta Sánchez. Holanda se salió del guion y fascinó por su ternura. Era tiempo de tulipanes.

16 comentarios sobre “Porca miseria”

    1. No se sabe a ciencia cierta si en el chubasco de huevos concurrió alguna de estas tres razones:
      a) para manifestar disgusto por la pésima actuación. En otras partes se usaban tomates.
      b) por una gamberrada localizada en individuos concretos
      c) por motivaciones políticas contrarias al ímpetu rojigualdo de la rubia de bote.

      No lo sabemos. Y con la duda que quedo.
      Saludos, Larry.

  1. «Ha sido la puesta en escena más espectacular de la historia, una producción artística jamás vista, plena de magia, color y sentidos. La televisión israelí ha puesto el listón de la calidad en lo más alto.»

    Error José Ramon en otorgar a israel el mérito de la espectacular escenografía de eurovisión. Se nota que no sigues los eventos de eurovisión ya que los encargados de la escenografía lo han hecho a un nivel altísimo la última década… es la institución de eurovisión la que exige ese nivel, no los estados que lo financian que en la mayoría de ocasiones aportan «basura musical» al embalaje… la escenografía espectacular nada tuvo que ver con las virtudes de la televisión israelí o con sus responsables.

    Postdata: Yo quería que ganase Australia.

    1. De acuerdo, era una forma de sintetizar la calidad escénica del espectáculo. Pero de entre todas las ediciones vistas hasta ahora, la de Israel 2019 ha sido la mejor con gran diferencia. Sigo Eurovisión, y no por gusto.

  2. Pues ninguna de las tres posibles hipótesis me parece respetable.
    La a): si nos ponemos todos a hacer eso con lo que nos parece musical o artísticamente infumable, esto va ser un sindios y a las clarisas va a haber que llevarles melocotones por falta de existencias.

    La b); no procede; no les veo la gracia las gamberradas consistentes en agredir o boiciotear a los demás. Si son aceptables…todo el mundo debe estar dispuesto aceptarlas de buen grado para sí. Otro sindios iba ser esto.

    La c). Pues esta, darla por buena, me parece hasta peligroso. Esta vez son unos huevos pero darle por bueno…me padece que es algo que se acerca muy mucho a ese fascismo del que todo el mundo habla.
    Que yo sepa el crimen de esta chica (aparte de su música) ha sido el de siendo española, sentirse como tal. Yo he vivido entre dos nacionalismos bastante pelmas y me dan algo de pereza uno y otro pero veo que eso del amor patrio es bastante habitual en el ser humano de todas latitudes. Y las ridiculeces patrióticas de unos son exactas a las de las ven tan ridículas (imagino lo que dirían algunos si en esa grotesca performance del «Conquis» vasco, cambiáramos la ikurrila por la rojigualda y viéramos a los concursantes recorrer el caribe bandera en mano; ridículo ¿verdad?).

    La chica se siente española (cosas que tienen estos españoles) y, cáspita, la da por sentir emoción por sus símbolos nacionales; bandera, himno (¡incomprensible!) hasta el punto de perpetrar una horterada máxima al ponerle letra y cantarlo. Horrible, cierto. Hortera; indiscutible.

    Pero no veo el motivo por el que deba ser agredida o boicoteada por ello. No lo veo, la verdad. Creo que incluso debería poder cantarlo en catalunya sin que le ocurriera nada como miles de catalanes han recorrido madrid hace nada con sus esteladas sin problemas.
    Pero es que estaba, además, en un evento en defensa de los derechos un colectivo que nada tiene que ver con lo otro. Ni siquiera estaba haciendo alarde de su sentimiento español (ojo; que tendría todo el derecho).
    Me preocupa bastante, la verdad, que esto no se tenga claro. O sea; que nadie que haya manifestado su sentimiento español (que entre los españoles parece hasta lógico) puede y pisar catalunya sin ser susceptible de ser objeto de ataques…y eso se asume con naturalidad y hasta güasa.

    Pues sí, preocupante. Y mucho.

    1. Lo suscribo todo, Larry, fondo y forma. Excepto en lo de la libertad de expresión del cabreo mediante el lanzamiento de huevos, tomates u otros proyectiles sin pólvora. Deberíamos recuperar esta viejo hábito perdido.
      Un abrazo.

  3. @Larry Por qué crees que la exacerbación del sentimiento español suele ser atacado en sitios como el país vasco o cataluña… es bien fácil… porque ese sentimiento ataca y reprime los derechos de dichos pueblos y naciones ahora dentro del estado español y algunas veces con especial virulencia.

    Estoy de acuerdo contigo… lo normal sería que un español que vive en cataluña expresara su amor a españa como le parezca y que los catalanes fueran parte de españa por voluntad democrática y no por imposición militar… pero como eso no es así surgen los problemas y en algunos casos las violencias de unos y otros que yo no justifico pero que los entiendo perfectamente porque entra dentro de la naturaleza violenta de los humanos que ejercen cuando la razón y la negociación pierden todo su valor, o te resignas o pasas a la violencia de diferentes niveles… desde gritar hasta dios sabe que cosas es capaz de hacer una persona.

    1. Entender las razones de porqué ocurren las cosas no significa justificarlas, significa entenderlas o intentar hacerlo. Es muy fácil salir con un discurso parcial como el tuyo y decir que todo lo que no sea correcto está mal. Me parece muy bien pero con eso no has entendido ni vas a solucionar ningún problema de calado en la vida.

  4. Efectivamente todo lo que no es correcto es incorrecto.
    Todos podemos encontrar razones para atacar a alguien o algo. Siempre las hay. Estàn los una vez encuentran esas razones ven que no justifican la agresión y que porque algo esté mal no da crédito para hacer uno su porción de mal.
    Creo, por ejemplo, que las familiares de asesinados por eta tienen mil razones para boicotesar, reventar, pedir la prohibición etc.. una actuación de Sociedad Alkoholika y sin embargo creo que esas razones no les legitiman para hacerlo. Si lo hacen està mal.
    La extensióm que tú haces de la responsabilidad de las acciones del estado a todo aquel que exprese una identidad nacional o un sentimiento por los símbolos de este estado que justifique (que es lo que has hecho) los ataques a esas personas…nos lleva a la guerra civil directamente.

    Todos podemos jugar a eso y encontrar responsabilides de mil barbaridades y agravios a cualquiera que exprese un sentimiento nacional x., una ideología, un sentimiento religioso…
    Si Marta Sánchez hubiera escrito, un suponer, una canción al Papa, o una canción para cantar en misas, por ser ella de confesión católica (que no sé si lo es) pues mucha gente podría encontrar razones para ir a tirarle de todo por ser cómplice de la pederastia, de la inquisición. Y así con todo.

    Marta Sánchez solo ha puesto una letra (horrible como otros intentos) al himno de su pais porque, cosas extraña, tiene un sentimiento por ese país que es el suyo. Y les basta eso algunos para agredirle cuando va a cantar (ella es cantante) a un acto que nada tiene de político. Se le agrede por haber osado expresar un sentimiento español. Si empezamos todos así…

    Les echamos la culpa de todo a los políticos pero los ciudadanos somos muy resposables de lo que pasa. Los políticos..lo azuzan y aprovechan…pero los culpables son los que corean «a por ellos» a la guardia civil para que aporree catalanes y los que lanzan huevos a alguien por sentirse española. Y, claro, los que lo entienden.

  5. No se quien es Marta Sánchez.

    ¿Es correcto o incorrecto que españa y la mayoría de los estados estén unidos, no por la libre adhesión de los pueblos y personas que lo componen sino por imposición militar?

    Yo no digo que porque exista esa imposición militar de unidad impuesta de españa se justifique la violencia, pero como te he dicho ante tu ideología del blanco o negro yo trato de entender por qué ocurren las cosas y cuales pueden o deben ser las soluciones y exigirlas mientras que tu y demasiados como tu os quedáis en simplista discurso de lo incorrecto, del blanco y del negro, el de los buenos y los malos.

    Te repito que con esa manera de pensar no vas a entender ni solucionar ningún problema de calado en tu vida. Te conformaras con tener identificados a los malos en contraposición a ti y a los tuyos ‘los buenos’.

  6. Precisamente porque busco soluciones denuncio las actitudes que nos alejan da las soluciones y propongo o apoyo actitudes que acerquen esas soluciones.
    Y así rechazo como un camino educado la intolerancia a los sentimientos ajenos, la agresividad, las violencias «de respuesta» (todos dicen que la suya es «de respuesta»), y las espirales del «y tú más».
    Y, por contra, creo que un buen camino es el del respeto que desactive odios e incomprensiones, que rompa la carrera se agravios.
    Por eso rechazo los huevazos a alguien por el mero hecho de sentir un sentimiento español , rechazo a la masa enardecida coreando «a por ellos» a la guardia civil para que aporreen catalanes, rechazo a los que pitan un himno y a quienes cantan «polaco el que no bote».
    Creo que unos y otros se alimentan recíprocamente.
    Echamos la culpa de todo a los políticos pero los políticos se limitan a seguir la corriente a la gente. A dar a la gente lo que la gente pide. La gente demuestra odio al que piensa de forma diferente (y lo expresa de cualquiera de esas formas; huevos, cánticos, quema de banderas) y los políticos se sienten cómodos en esa dinámica y venden el odio que la gente les compra.
    Cuando el juego se basa en «a por ellos» en un lado y «huevazos» en el otro ningún político o gobernante arriesgará buscando soluciones de verdad y el tablero no se moverá de una espiral de desafíos, respuestas, órdagos, golpes, insultos..
    Los políticos se tendrán que mover si la sociedad les obliga a ello y ya no acepta el trazo grueso.
    El respeto genera respeto y se rompe la dinámica de los gestos hostiles. Y a partir del respeto se puede empezar a hablar y hablando…encontrar soluciones (yo la solución política la tengo clarísima, incluso el procedimiento).
    El día que llegue el Barça a una final de copa y media españa esté ya preparándose para ofenderse y responder airadamente por la pitada al himno y…no haya pitada sino otro gesto de desafección (ponerse de espaldas, por ejemplo) pero respetuoso…no habrá justificación para la respuesta hostil, a alguna gente le dará por pensar, luego a más gente.. y algo empezará a moverse y a cambiar. Lo mismo en sentido inverso.
    Veo que tú eres partidario de seguir instalado en el frontón de los huevos y los «a por ellos» , de las pitadas al himno y las quemas de senyeras y esteladas…pues vale…así hasta cuando unos y otros querais parar easa rueda. Y precisamente..no creo que unos sean buenos y otros malos, ni los de una banderita ni los de la otra. La que es perversa es la dinámica.

  7. Ah! Y creo que habrá millones de estadounidenses que sienten la bandera de las barras y estrellas y su himno que no por ello son responsables de la contrucción del muro de trump, ni del golpe de estado contra salvador allende, ni de la guerra de iraq de bush.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *