Diario de cuarentena. Día 14. Invasión de expertos

Da miedo acercarse a la tele y la prensa y ver, no ya las noticias, enfocadas a lo trágico, sino el discurso de los expertos. ¿Pero expertos en qué? Los medios dan cabida por igual a lo válido y lo inválido, a lo contrastado y lo arbitrario. Y en eso estriba la confusión, en saber qué creer y qué no. 

Una bata blanca no hace experto a nadie. Ni un uniforme. Ni siquiera un título pomposo. Porque de esto, de cómo abordar una pandemia global, en lo sanitario y lo estratégico, no hay expertos, lo estamos aprendiendo ahora, con el coronavirus encima. ¡Esta crisis es nueva! No hay antecedentes, ni experiencia. El enemigo era desconocido. 

Yo lo veo así. Me fío de los que hablan sin intenciones ideológicas. Los que no van a la carroña. Los que tienen un criterio bien intencionado y no tratan de sacar partido o protagonismo en este drama. Me fío de Fernando Simón, director del Centro de Coordinación, aunque haya podido equivocarse alguna vez. Me gusta su tono mesurado, su fortaleza ante una situación que a todos nos ha rebasado. Me fío de él también por lo mucho que le atacan los políticos opositores y sus voceros. Necesitamos alguien al frente que no se venga abajo. 

Porque algunos de nuestros dirigentes han perdido el pulso. El presidente Sánchez transmite con su lenguaje corporal, su mirada y su palidez lo muy hundido que tiene el ánimo. Sí, es humano, lo entiendo; pero no me diga con sus ojos que no tiene esperanza ni fuerza para seguir porque me mata, presidente. Y qué decir del ministro de Sanidad, cuya flojera de rostro es el claro exponente de una derrota anticipada. Necesitamos líderes, no gente de espíritu fracasado.

Pero no me fío de los expertos tertulianos, portavoces de quienes esperan sacar tajada electoral. Y es que no tienen ni puta idea de lo que hablan. Son peritos en decir lo que se debía haber hecho, como que no tendrían que haberse autorizado las concentraciones del 8-M. Es un reproche miserable. Esta gente calla acerca de las concentraciones futbolísticas masivas que ese mismo día hubo en los campos de fútbol. ¡Ay, mezquinos asquerosos, buitres!

No me fío de los expertos dogmáticos. ¿Acaso aquí y en todo el mundo los gobiernos no hacen lo que pueden?  Estamos improvisando, pues claro que sí, porque no sabíamos nada de epidemias globales. Seguro que ahora mismo hay algún experto en pantalla pregonando su verdad absoluta. Me enfurece su descaro.

Por favor, oportunistas, expertos en nada. Hagan el favor de no estorbar. Si no quieren ayudar, al menos no entorpezcan el trabajo de la gente que se muere por salvarnos. Son ustedes peores que el maldito virus.

17 comentarios en «Diario de cuarentena. Día 14. Invasión de expertos»

  1. Cierto todo. Y añado: esos mismos tertulianos de bata blanca de churrero (con todos los respetos) hace dos meses eran los primeros en hablar de ¡¡ «una simple gripe» !!

  2. El habito no hace al monje es dicho bien antiguo y muy actual. Lo que diga un grupo de expertos puede o debe ser tenido en cuenta, aunque la administracion tambien tiene, o eso dicen los tupidos organigramas de Osakidetza y el Ministerio de Sanidad, un gran puñado de excelentes conocedores de la salud y su gestion.
    Pero quien debe decidir, y no puede ocultarse detras de un biombo, es quien en el parlamento correspondiente concito el suficiente apoyo para poder formar gobierno y DIRIGIR la senda del ambito territorial que le incumbe.
    A eso de le llama liderazgo y es cosa bien rara hoy en dia, y quien no toma decisiones o las toma a destiempo, vera que otros lo haran por el y le jamaran la tostada, desacreditando de paso, por su inanidad en tiempos oscuros, la administracion que le atañe.
    Ni el habito hace al monje, ni el uniforme al general, ni un titulo por muy importante que sea, confiere autoridad, que se gana por los hechos.

    Muy buena tu reflexion de hoy.

      1. Usted dice: “ Necesitamos líderes “
        Usted ve a estos dos como líderes ?
        Seguro que tienen grandísimos talentos , pero el líder y empatía ?
        Por cierto , seriedad y control nos exigen a todos los trabajadores, a ellos se les supone.
        Saludos

          1. Simón me parece perdido total como todos…..
            Ahora a confinar.
            Y no han sido capaces de tener medios para proteger a los sanitarios…
            A tomar hombre..

  3. Lo que hace dos meses era una simple gripe,menos agresiva que la gripe comun,ahora se ha convertido en el mayor enemigo para la salud mundial y que no sabemos aun cuando terminara este mal sueño que estamos padeciendo.
    Pero esta opinion era la de todos los dirigentes,de los de aqui y los del resto del mundo,y no tomando con rigor el problema que se nos venia encima,ahora nos encontramos en esta situacion de autentico desastre,sanitario,social y economico,creo que los dirigentes na han estado a la altura de las circunstancias.

  4. Pues acabo de mirar las curvas en España, y las muertes dejan de crecer, y los casos confirmados van bajando de hace 4 días . Es lo mas alentador que he visto hasta ahora. Esto si es una tendencia ( el comienzo).
    Aunque es posible que el comportamineto de las zonas sea dispar.

    Pretenden garantizar ?¿ el no colapso de los hospitales, porque entonces que pasa con los que hay que ingresar?? las muertes se dispararían. La medida de Sanchez es humanitaria, no economicista.

  5. Esto ha sido demasiado grande e imprevisible para todo el mundo. Yo creo que no sabe enseñarse demasiado con nadie porque no creo que nadie lo estuviera haciendo mucho mejor.

    Yo creo que esta última medida de restringir más, ya al máximo, la actividad está bien tomada y tomada cuando se tenía que tomar valorando todos los ámbitos (también el económico, que algunos desdeñan).
    El gran error, para mí, estuvo en querer aguantar como fuese, hasta pasar el 8 de marzo. Creo que eso fue así ya que el 9, de repente, ya había que tomar medidas muy drásticas. Y eso fue por lo que fue. Y claro…eso implicaba mantener también todo tipo de concentraciones y eventos, partidos de fútbol, etc, ya que otra cosa habría sido difícil de explicar.
    No se trata de señalar a nadie, ni de estigmatizar el 8 de marzo como culpable de nada, pero no estaría mal que, cuando esto pase, se haga una reflexión al respecto.

    Me gusta Fernando Simón. Es cercano, didáctico, transmite honestidad y serenidad. Pero él también, como todos, ha estado muy errático, pero mucho. Con errores muy importantes. Sin embargo, lo prefiero a él ahí.
    Lo malo de estas cosas que una vez pase todo, con la oposición a cuchillo, pedirán su cabeza sin entender que precisamente, con lo aprendido en esta crisis, y sobre todo de sus errores, será mucho más fiable.

    Y es que todos han estado erráticos, inseguros. Se ha mencionado a Urkullu. Tengo muy buena opinión de Urkullu: efectivamente muy serio y riguroso. Pero igualmente se le ha visto desbordado (insisto; como todos). Del 13 al 14 fue a remolque, retrasando comparecencias supuestamente trascendentales para después anunciar muy poquita cosa .
    Y en la entrevista de hace una semana en ETB me quedé de piedra al oírle decir que aquí su Gobierno había tomado medidas mucho más restrictivas que en el resto del Estado, que aquí la distancia entre personas tenía que ser de metro y medio y no de un metro como en el resto de España. Que un lehendakari diga eso…da una idea de lo inabarcable de todo esto; de lo perdidos que están todos. No es un ataque a Urkullu. Le sigo considerando válido y creo que están, ahora sí, cogiéndole el pulso a la situación. Es simplemente la constatación del calibre de lo que tenemos encima que hace que todos vayan cometiendo errores. Pero…están ahí.

Responder a Larry Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *