Diario de cuarentena. Día 38. Ni dormir ni soñar

Duermo mal desde hace años, no más de cuatro horas seguidas, mientras el resto de la noche lo paso leyendo o escribiendo con la mente, a riesgo de olvidar lo pensado. Media hora larga de siesta me compensa para la segunda mitad del día. Dicen que la gente está durmiendo mal desde que nos condenaron -sin causa- al execrable confinamiento. Es normal. Con ejercicio físico inexistente y la incertidumbre de hoy y las amenazas que se ciernen sobre el mundo, es lógico perder el sueño. El sueño humano es frágil.

El problema es que hay que vivir para poder dormir; y esto de ahora no es vivir. El dormir tiene una función reparadora física y mental, de manera que si no nos cansamos lo suficiente es difícil alcanzar un descanso y dormir bien. Mi problema es justo el contrario, que acabo el día agotado mentalmente, con demasiados asuntos pendientes e inquietantes y me cuesta desconectar. Y me llevo los conflictos a la cama. Quien sepa desenchufar tiene mucha suerte.

Además de saber dar al interruptor, para dormir necesitamos tener una buena cama y un estado emocional estable. ¿Por qué la gente busca los colchones más baratos? Es una penosa equivocación. Hay tres cosas en las que jamás debes escatimar dinero: en las gafas, el colchón y los zapatos. Los tres son vitales. ¿Os habéis fijado en lo feas que son las gafas de algunas personas? Unas gafas te cambian la cara. ¡Tened autoestima! Los zapatos malos te machacan los pies y matan tu calidad de vida. Y, por supuesto, un colchón de los buenos (los hay de diferentes clases) te garantiza la posibilidad de dormir bien. No seáis tacaños.

Conozco a gente que toma somníferos por sistema. Jamás se me ha ocurrido a mí el recurso de la farmacia, por su riesgo de adicción. Prefiero el insomnio a los somníferos. Es mejor vivir con sueño que malvivir drogado. Me han aconsejado la melatonina, que es una hormona natural, pero no deja de ser un recurso farmacéutico agresivo y dependiente.

Para resistir me basta con evitar el café a la tarde y dar los paseos de la noche junto al mar, ese aporte de cansancio saludable que me ayudará a dormir. También procuro tener una serie de rutinas, como cenar poco y mantener horarios fijos para acostarme y levantarme.

Mi madre solía decir que son los remordimientos los que no te dejan dormir. ¿Y qué desasosiegos puede tener un niño en su alma inocente? Y por lo que conozco, muchos adultos carecen de conciencia. Y no duermen mal.

¿Tiene pesadillas la gente estos días de confinamiento? Temo que sí y esto hace aún más grave la dificultad de dormir. Porque no solo no reposan, sino que, además, se levantan cansados. ¿No son ya bastante difíciles las cosas como para que el coronavirus y el arresto domiciliario irracional decretado también nos roben el sueño? No hay vida sin sueños.

9 comentarios en «Diario de cuarentena. Día 38. Ni dormir ni soñar»

  1. La descripción que haces de tus períodos de sueño se ajusta a mis noches. Soy un pequeño (más bien minúsculo) empresario/autónomo de un sector que, con suerte, podrá volver a la actividad en otoño. Estoy viviendo de los ahorros que por fin había conseguido guardar y de los que, un poco ridículo tal vez, estaba orgulloso. Sorprendentemente, estoy durmiendo más y de manera más continuada de lo que recuerdo en mi vida adulta. No tengo preocupaciones que me asalten durante la noche, aunque mi situación, analizándola fríamente, es tal vez la que peores perspectivas me ofrece que haya vivido nunca. Creo que, simplemente, es la primera vez que mis acciones u omisiones no pueden cambiar la realidad, no hay nada que debiera o no haber hecho que me haga darle vueltas, que haga recriminarme o arrepentirme de decisiones tomadas, porque no hay decisión alguna que tomar.
    Nota sobre la melatonina: además de no tener una influencia importante en la consecución del sueño, su uso continuado puede inducir estados depresivos. Encima.
    Salud y fuerza.

  2. A los hospitalizados por el COVID les deberían preguntar si votaron al PP y en tal caso, que llamen a Casado y al PP y que les lleve a su sistema de privatización de lo público, que es mejor, según el PP……porque además con Rajoi el PP estaba mas cerca del centro que ahora que está mas cerca de VOX. O sea el PP de casado es aún, bastante mas ulltraliberal que el de RAjoi…..con Rajoi Alfonso Alonso era bien considerado en el PP, ahora con Casado le han …………por ser foralista¡¡¡¡ o sea derechos históricos reconocidos en la Constitución¡¡¡¡

    Encuesta a los españolitos ¿prefiere Vd la Sanidad de Sanchez o la casado?

    Por el bien de España váyase Sr. casado¡¡ ya vale de poner palos en las ruedas¡¡

  3. Pues el que gestiona “plenipotenciariamente” es Sanchez y ya vemos lo que da de sí. Solo acierta cuando rectifica.
    Como sigamos, con la que nos viene encima, con nuestro vetos cruzados de azules y rojos, Franco si o no, nacionalistas, soberanistas, constitucionalistas, centralistas, etc, el porvenir no es que sea negro, será “lo siguiente”. ¿Dormir y soñar? Ni con “orphidal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *