Que cierren el VAR

El videoarbitraje ha matado el espectáculo del fútbol al intentar gestionar los hechos con criterios de forense y, a la vez, reducir las capacidades de la tecnología digital hurtando parte de su fiabilidad. Nadie está satisfecho con su aplicación, menos el Real Madrid que siempre tuvo guruzetas y undianos mallenco que le auxiliaran, y ahora también. Así, así gana el Madrid. Y si la irrupción del VAR en los estadios ha sido contraproducente, para el telespectador es desquiciante, pues debe elegir la verdad en las jugadas dudosas entre lo que ve, lo que dicen los comentaristas del partido y lo que deciden los jueces de pantalla. Con cuidado, porque las emociones construyen la realidad.

El VAR nos deshumaniza. ¿Cómo protestar contra un fallo, si los del video están escondidos en una sala a salvo de la furia popular? Antes de este sistema el hombre del pito tenía mérito e incluso era digno de compasión por ser diana de improperios y salir protegido por los escudos de la policía. Los árbitros de campo ya no ejercen una profesión de riesgo y son apenas funcionarios que se limitan a hacer, casi siempre, lo que les indican por el pinganillo. ¿Quién manda aquí? El telearbitraje es el tribunal supremo y el colegiado de campo, un simple juez de instrucción. 

¿Quién se opone al dictado de la tecnología? Los escépticos y los prevenidos de sus trucos. Se escamotea a la gente cómo toma sus decisiones el VAR. Si su uso fuese honesto mostraría al espectador todas las imágenes y también los audios que se cruzan entre los teleárbitros y el del césped, lo que podría dejar en evidencia sus atolondrados juicios. Con los últimos partidos de Champions y Europa League asistimos estos días a las vilezas finales del VAR en esta infeliz temporada, cuando este virus con su tramposa infalibilidad contaminó el fútbol. La vacuna es cerrarlo ya.

9 comentarios en «Que cierren el VAR»

  1. creo que el árbitro debería de poder pedir el mismo el VAR, y no que sean los del despachos los que únicamente decidan.

    El AThletic ha salido muy perjudicado en las últimas jornadas.

    Quizá si el árbitro hubiera pedido el VAR por el mismo, visionar la repeticón del pisotón a Raul, del penalti a IM, del pisotón de Messi etc estaríamos hablando de un AThletic europeo. Ahora bien, las ficciones deben ser duramente perseguidas porque se cae el invento si todos se tiran a la piscina continuamente.

    1. Totalmente de acuerdo contigo además yo aseveró como dice el artículo que los árbitros no tienen presión sobre lo que están pitando si hubiera habido 50.000 almas en San Mamés gritando por el penalti a Raúl García el árbitro se achanta iba a ver el monitor seguro. Aunque no se lo pida el del bar .

  2. Y luego está el nº de faltas, tanto por jugador como por el equipo, no puede ser que un jugador cometa 45 faltas y siga en el campo, ni que un equipo cometa 500 faltas y siga todo igual, la falta cerda ( no la que involuntariamente se da en la disputa) es el antifútbol, a tantas faltas no hay barrera. a tantas faltas amarilla, y a tantas expulsión, excepción de las faltas en fair paly. La tarjeta naranja es necesaria para que la amarilla sea casi inmediata.

  3. El “ VAR “ , no puede funcionar con arreglo a la ImParcialidad necesaria, ya que está manejado por Seres Humanos , con sus intereses , fílias y fobias .
    Manipulaciones e intereses creados por sentimientos partidistas .
    Y Menos puede funcionar, cuando es un Plagio ( Copia De un Proyecto ) El Futbol del Siglo XXI .
    Lo que mal empieza …… !!!! Mal acaba !!!

  4. Estás sembrado tío como en el baloncesto y está a tantas faltas tiros libres o tiro sin barrera como tú bien dices que hay equipos como el Getafe que hacen tres millones de faltas y encima no se iban tarjeta como Casemiro que debería estar expulsado 28 de 30 partidos

  5. El VAR, ha funcionado como yo me esperaba favoreciendo como siempre a R Madrid y fastidiando a los demás equipos, como ha sido toda la vida

  6. En nuestro mundo, tecnificado hasta límites absurdos, el fútbol permanecía como un reducto a salvo de lainformatización, la digitlización y las máquinas; un oasis donde reencontrarse con lo natural, lo primitivo, lo salvaje.

    Pero se acabó: ha sucumbido a intereses y presiones y ahora parece baloncesto.

    Uno de los grandes atarctivos del fútbol consistía en esa lucha contrarreloj para lograr el gol del empate o el que nos diera el valor doble del gol en campo contrario. Se parecía a la vida real, donde no hay tiempos muertos para cambiar la estartegia. Eso, jutno a la sencillez de las reglas básicas y al equipamiento barato para su práctica lo han convertido en el deporte más popular del mundo.

    Supongo que todos los aficionados recuerdan la final de la chamopions del 99 en el camp Nou entre el Bayern y el Man United y los dos goles de los ingleses en los instantes finales. Una de esas finales que apasionan a cualquier espectador aunque no sea hincha de uno de los equipos.

    ¿Os imagináis que, después del priemr gol del Man united, el del empate, se hubiera aplicado el VAR? La vorágine y la locura que se vivió se habrían ido a hacer puñetas.

    Eso e slo que pasará con el fútbol, desgarciadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *