De la Belleza. Ocurrencia

Los estetas, dicen que la Belleza no se puede aprehender, ni se deja atrapar. ¡Eso no es cierto! Hace tres días, el 11 de Febrero, a las 21:17 horas, sobre el puente del Nervión que une el Guggenheim con la Universidad de Deusto, a dos grados bajo cero, yo, la besé con mis labios y la estreché entre mis brazos.

Un comentario sobre “De la Belleza. Ocurrencia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *