De la Corrupción política. Ocurrencia

Está claro que nuestros políticos saben más latin que el resto, pues han traducido correctamente la sentencia de Publio Terencio Africano, «Homo sum. Humani Nihil a me alienum puto» Soy Humano. Nada de lo humano me es ajeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *