¡Manos arr-iva!

 

Mientras los advenedizos de traje y corbata colocados en sus ¡escarnios! por el crimen organizado perpetraban su Golpe de Estado bajo el paraguas de la Partitocracia custodiado por leoninas intenciones a sus puertas, fuera de ellas, en la calle, gritos de ¡Manos Arriba! se dejaban sentir a plena luz del día, con la desesperación de un Pueblo que clama a los cuatro vientos su desgracia de forma pacífica por miedo a que gargantas esbirros mercenarias a sueldo de quienes les dictan los partes y consignas, les identifiquen de terroristas urbanos armados de palabrotas desde los nuevos púlpitos de la más abyecta Tiranía que son los medios de manipulación, los cuales, sin ningún pudor a la mínima han tildado de violentos a los mineros que estos días defienden sus legítimos derechos como en su momento no escatimaron adjetivos del mismo pelo para degradar a los cientos de miles de personas que apoyamos las manifestaciones del 15-M otorgándonos el impresionante título de “Perroflautas” que ahora lucimos con tanto orgullo para distinguirnos de los “Perro-distas”.

 

Los criminales se protegen entre si: Los medios de intoxicación protegen las abusivas actuaciones policiales contra la ciudadanía; La policía al servicio del poder protege a los políticos corruptos de la ira de la gente; los políticos corruptos socorren a la Banca estafadora con dinero público; la Banca estafadora colabora con la Patronal asesina para oprimir a la gente obligándola a malvivir trabajando todo el día, con sueldos miserables, sin que puedan gozar de una vivienda digna en vida, mal alimentándose, sin tiempo para disfrutar de su familia y amigos, siempre angustiados por saber si el pan nuestro de cada día nos lo robarán hoy, pendientes de mantener el empleo cual espada de Damocles sobre sus temerosas cabezas…

 

Pero yo, yo estoy protegido por Dios y la Verdad; por eso me permito el lujo de, bajo mi entera responsabilidad y en pleno ejercicio de mis facultades, llamarles a todos ellos lo que son ¡Criminales! ¡Manipuladores! ¡Corruptos! ¡Estafadores! Asesinos! Auténticos terroristas integrales de la sociedad… sin miedo a que me pongan una querella, ni a que me suceda lo que me tenga que suceder, pues aun teniéndome por una de las personas más profundamente cobardes de cuantas conozco, también me sé de las que menos soporta no denunciar la injusticia cuando esta acontece ante mis narices, siendo entonces mi fatal destino hacerme solidario con la causa de los más desfavorecidos, para convertirme en voz de los sin voz, aunque ello me depare males que fácilmente esquivaría con solo mirar a otra parte o ponerme de lado. Sea entonces que para que no quepa ambigüedad en mi discurso, tengo en la actualidad por criminales a los máximos dirigentes de los partidos políticos con representación en los numerosos parlamentos, así como a los directivos de los principales bancos, sindicatos, grandes empresas, máximos representantes de la magistratura y al propio Jefe del Estado que el otro día se puso, como con anterioridad lo hicieran todos y cada uno de sus antepasados – salvo Don Juan – del lado canalla, cuando tuvo la oportunidad de redimir todos sus pecados sociales e históricos de haberse puesto de parte del Pueblo con sólo haber declinado la invitación a presidir tan ignominioso gabinete de Ministros.

 

Por eso, invito a todas las personas de bien a unirse a nuestro Santo Padre Benedicto XVI en ecuménica oración junto a nuestros queridos Obispos, y a alzar conmigo de nuevo las ¡manos arriba!, pero esta vez no en señal de derrota o desesperación, sino hacia el cielo, con la esperanza de una próxima victoria frente al Mal,  implorando al buen Dios, que nos asista en la batalla dándoles a todos y cada uno de ellos su merecido y a nosotros fuerzas suficientes para en sintonía con el “Ora et labora” benedictino ponernos manos a la obra en su divino cumplimiento, si es que es preciso lo de ir rogando con el mazo dando. ¡Dios mátalos! ¡Cristo óyenos!

5 comentarios sobre “¡Manos arr-iva!”

  1. Creo que has buscado unos malos compañeros en los obispos y un peor padrino en Benedicto XVI.
    Es muy posible que hoy puedas demostrar tu máxima de ayer: «sólo te traicionan los amigos».

  2. Por mucho que nos indignemos, por mucho que roguemos al Altísimo que restablezca la justicia terrenal, si es que alguna vez ha existido sobre la faz de la tierra, como no seamos más productivos y competitivos frente a las economías emergentes, que vienen pegando fuerte, nadie nos sacará del negro pozo de la recesión y del paro.
    Es más rentable y justo mandar a los mineros a sus casas con una generosa indemnización, que mantener abiertas unas minas que nos cuestan un ojo de la cara, que producen un carbón de baja calidad, altamente contaminante, y que constituyen un atentado contra la salud de los trabajadores; eso sin hablar del alto grado de deterioro medioambiental que se está produciendo en algunas regiones de la cordillera cantábrica.Todo para que algún empresario como Victorino Alonso siga acumulando pasta.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Victorino_Alonso

  3. En el número 103 de Historia del National Geographic se incluye el artículo «Sumerios- La primera guerra de La Historia».
    Se desencadenó entre las Ciudades Estado de las fértiles riveras del Eufrates y del Tigris.

    Supongo que se pueden transcribir legalmente un par de párrafos sin defraudar al autor, Manuel Molina, miembro del CSIC.

    Las hazañas bélicas de estos pueblos datan de hace 4500 años y se extendieron durante más de un siglo.

    Así comienza el artículo:
    «Urakagina se sentía acosado. Lagash, su reino, atravesaba por graves dificultades económicas, con una buena parte de su población tan endeudada que no había tenido más remedio que malvenderse a sus acreedores.
    Niños y adolescentes eran forzados a abandonar a sus familias para prestar sus servicios en haciendas de extraños, mientras que sus progenitores trabajaban duramente con la certeza de no poder satisfacer más que los intereses de una deuda inmensa…»

    Se está revisando la misma condición humana. El dinero es la excusa y la explotación del desastre su estrategia. Resumiendo: me cachis. (#MeCachis).

    Gracias, Nicola, por ser tan deslenguado.
    Que sus oraciones traigan a cada cual su paz y descanso de forma proporcional.
    ¡Y un beso!.

  4. Estimado Carlos Sanabria , cuando tenga tiempo y si le es posible , logico, lease algunos tomos de «Cronicas de la Tierra » de Zecharian Zitchin , en verdad este escritor deja a uno boqui a bierto cuando destapa algunos mitos acerca del antiguo Sumer y el medio Oriente , vale la pena leerse esos tomos … Ilustre Nicola , no cree usted que el Karma castiga a los abusadores , segun la mitica ley de la causa y efecto . Un saludo .

  5. Gracias por la referencia, Cantabrico.
    La verdad es que no he leído tanto como debiera sobre la historia de la humanidad y tengo facilidad para olvidar el noventa por ciento de los datos al pasar el tiempo. En un tiempo de mi vida decidí leer menos, al darme cuenta de que personas que habían leído más que yo eran muy chungos con su entorno, capaces de vender patrias a la vez que dicen defenderlas.
    Ahora leo, pero a un ritmo más que discreto. (O sea «más bien menos»).

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *