4 comentarios sobre “De la Felicidad. Ocurrencia”

  1. Bueno..como casi todas las ocurrencias, la presente responde a varios motivos. Pero afloró en un artículo a propósito de la excesiva oferta de productos y marcas en los estantes del supermercado. Más de una vez he dejado de comprar al sucederme lo del Asno de Buridán.

  2. Ingeniosa respuesta, NL, pero me resulta escasamente creible.
    Olfateo rastros intensos de valoración en lo que escribe, también en las ocurrencias.
    La indecisión persistente que aduce me parece pose literaria, la actitud en el super puede producirla el hastío, un modo de atribuir valor, ¿no le parece, NL?

  3. Matizo, NL, matizo.
    Lo que me resulta escasamente creible es que le suceda en el super lo del Asno de Buridan, de otro modo lo sacarían a rastras del establecimiento a la hora del cierre. Por eso me invento lo de la no compra como efecto de una atribución de valor: ¡Todo es la misma m….., que escoja su padre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *