Un comentario en «Libros y amistad. Ocurrencia»

  1. A mi me parece que quienes compran tus libros no tienen que ser necesariamente amigos; sin embargo los amigos del segundo grupo son mas honestos que esos otros amigos que te piden un libro prestado y luego se olvidan ad eternum de devolvértelo.
    Incluido el de latinajos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *