¡Mi héroe!

https://www.youtube.com/watch?v=a4369Gwhoeo

Nuestro particular Papillon, Montes Neiro, un año después de su reconquistada libertad tras pasar cerca de cuarenta años encarcelado sin delitos de sangre, ha sido arrestado en su propio domicilio de Fuengirola por la Policía Nacional, precisamente mientras los mayores delincuentes del país, muy lejos de allí, se daban cita en su Congreso anual.
Según la Policía criminal, este ciudadano ejemplar que ha pagado entre rejas más culpa que todos los ¡ojos de pato! juntos que andan sueltos por la leonera, está implicado en el asalto al Corte Inglés Marbellí de Puerto Banús, de donde el pasado Noviembre los cleptólogos se llevaron cuatro millones de euros en joyas. Su familia lo niega, su biógrafo lo pone en duda porque hay demasiados cabos sueltos que parecen indicar que se trata de un error…y aún así, si esto fuera verdad, si este representante, si no de Dios en la Tierra, al menos del buen Ladrón que junto a nuestro Señor Jesucristo fue derechito al cielo, sólo podría exclamar una cosa: ¡Es mi héroe!
Yo ¡a dios gracias! no tengo hijos. Pero si alguna institución caritativa raptase alguno para mi, no dudaría en bautizarlo con su nombre para el día de mañana poderle explicar a qué obedece que se llame Miguel:
Llevas el nombre de un gran hombre – le diría – quien, mientras los poderosos desde las grandes empresas en contubernio con sus adláteres los políticos robaban a los débiles despojándoles de su dinero, vivienda, Sanidad, Educación y comida, él solito combatió el abuso de todos ellos, sin más medios que su ingenio, pero pagando con sangre, sudor, lágrimas y muchos años de cautiverio en las mazmorras españolas, el haberse atrevido a poner en cuestión el orden establecido por los criminales. Porque mira Miguel, no sé qué te enseñan en la escuela, pero todo es mentira. ¡Atiende!
Algún día de estos, trataremos sobre el verdadero significado de los “Diez Mandamientos”, aunque hoy toca fijarnos únicamente en el séptimo ¡No robarás! Pero, te has preguntado alguna vez pequeño Miguel ¿qué es robar?
Es con la Propiedad privada que apareció el robar y los ladrones. Pero no te equivoques; la acción de robar sólo acontece cuando uno dirige la acción sobre un igual o inferior en riqueza, mas no cuando se aplica contra quienes tienen insultantemente más que uno. Es la diferencia mediada entre un ratero que roba a más pobres que él, un ladrón propiamente dicho que roba a sus iguales y un Cleptólogo que trabaja contra las acumulaciones indecentes de fortunas en una sociedad donde hay gente despojada hasta de sus sombra.
Montes Neiro, a quien debes tu nombre, era un vanguardista moral, un ciudadano modélico en este sentido a quien muchos como yo, a falta de plazas y calles que lo recuerden como hacen con otros sinvergüenzas, honramos su memoria y desde nuestra reconocida cobardía reivindicamos sus hazañas como propias. Porque, ¿Quién no ha sentido las ganas alguna vez de atracar un banco? Ahora no me vengas con que a la hora de jugar a polis y cacos, tú eres de los que prefieres pillar a que te pillen, porque te devuelvo de la misma al orfanato con los cuidadores sociales para que te acaricien bien.
Su último golpe maestro de virtud, fue en el centro neurálgico del lujo y el derroche, nido habitual donde los sociópatas de todo el mundo y del Estado, suelen hacer sus fiestas con lo que nos roban a diario. Fue después de eso que decidí ponerte su nombre. Para mi, es un Héroe no menor que Hércules o Prometeo. La tele te enseñará a admirar a Casillas, Nadal, a Torrente si te descuidas, pero son personas como Montes Neiro a quienes debemos estar agradecidas por habernos iluminado el camino de la virtud con su sacrificio personal. Es a Miguel y a cuantos como él combaten desde la incomprensión y la soledad de sus celdas a quienes hemos de nombrar en nuestras oraciones y enviarles con el Ángel de la Guarda nuestra más sentida admiración y sincero reconocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *