Fin de la Coca Trola

Según parece, la “Globalestaf”, denominada coloquialmente “Crisis”, ha debido afectar al presupuesto que las multinacionales dedicaban al soborno mediático también llamado publicidad con el que amordazaban a los periodistas íntegros cuyos reportajes denunciando sus abusos contra la clase trabajadora, eran relegados al olvido por la empresa sacrificando con ello el interés periodístico por contar la verdad en aras de salvaguardar los potenciales ingresos que llenan páginas en los periódicos, interrumpen las melodías en radio, molestan en la pantalla del televisor, por aquello de no morder la mano de quien te da de comer, con la canina excusa de que gracias a su silencio podian alzar la voz en otros ámbitos, siempre que no afectaran a los intereses de dichas multinacionales asociadas a la Banca o a los partidos de régimen cuya propaganda institucional y subvenciones, tampoco es moco de pavo que digamos para su supervivencia en el mercado dirigido por indices de audiencia que tratan de convencernos que la gente está más preocupada por los temas del corazón o el deporte que por la economía y la Política. Así que, ¡Marrón y en botella! ¡Toma Caca Cola!

Digo que les ha debido afectar la crisis, porque de otra manera, no me explico ni el seguimiento dilatado en el tiempo, ni la inmediata repercusión que lo sucedido en la planta de Coca Cola de Fuenlabrada (Madrid), ha tenido en la prensa escrita, radio, televisión e internet, cosa del todo inaudita, más si atendemos a la excelente calidad de los artículos aparecidos en grupos editoriales nada dados a retartar hechos semejantes en el pasado, lo cual, me hace sospechar que la Coca Cola ha debido descuidar últimamente su estrategia de marketing para con los medios de comunicación, y estos le han pasado factura dejando de vendernos la Coca Trola, con igual prontitud que los profesionales del ente público canal 9 iniciaron la crítica al Gobierno valenciano en cuanto este les puso de patitas en la calle. Que una cosa es dejarse comprar por el Poder y otra muy distinta quedarte vendido por este.

Ayer Jueves, hemos podido ver ¡hasta en TVE1! como los trabajadores de esta Multinacional han sido atropellados en sus derechos civiles y laborales tanto por la empresa como por el ARE (Aparato Represor del Estado) por supuesto, siguiendo las directrices de Gobernantes criminales que para eso están. No sólo eso. Nos han informado bien informados de los antecedentes y de lo que ha ocurrido con pelos y señales que paso a resumir:

Hace algunos meses, la Audiencia Nacional, obligó a la empresa embotelladora a ejecutar lo establecido en su fallo de anulación del ERE presentado. Lo que implicaba readmitir a los 821 trabajadores que recurrieron el despido o bien a pagar sus salarios aunque no vayan a trabajar incluidos los atrasos de todo ese tiempo transcurrido. Así nos enteramos también, que sus trabajadores, llevan más de un año acampados ante la planta de la multinacional, a fin de vigilar que las élites extractoras no desmantelen sus instalaciones con la aquiescencia de los Gobernantes criminales. Pero, por sorpresa, ayer Jueves a primera hora de la mañana la tensión en torno a la fábrica de Fuenlabrada se ha disparado al constatar los trabajadores que arrancaba el desmantelamiento de su fábrica y con ello sus puestos de trabajo. Evidentemente, multinacional y nuestros representantes criminales estaban coordinados en la operación para robar a la ciudadanía su riqueza, porque ya desde las 7:30 horas, la policía hacía acto de presencia como madrugador Piquete Patronal que es.

Algunos pobres trabajadores, en su ingenuidad, debieron pensar que la Policía que sigue órdene criminales, desplegó allí decenas de efectivos ¡por fin! Con objeto de proteger sus legítimos derechos constitucionales, para hacer cumplir la ley dictada por los tribunales, para defenderles como ciudadanos de bien que pagan sus impuestos, con los que se pagan los salarios policiales y con este ánimo de darles la bienvenida, se acercaron hasta la dotación de antidisturbios cual despreocupado séquito hawaiano. ¡Lo que es no interpretar bien las señales! Ante su proximidad, la policía reaccionó cargando contra los trabajadores para dispersarlos de la zona e incluso detuvo a un pobre hombre por resistirse a la Autoridad.
Bueno, de todo esto me he enterado sin tener que investigar en la red en páginas revolucionarias de gente revoltosa dispuesta siempre al levantamiento sistemático, la protesta diaria o la contestación civil. Si cunde el ejemplo y las empresas automovilísticas, las farmacéuticas, las petroleras, las inmobiliarias…dejan de pagar su tributo publicitario, corro el riego de quedarme sin motivo para escribir, pues me tengo por persona extremadamente vaga y no me tomaría la molestia de hacer lo que todo el mundo hace y menos, para hacerlo peor si son profesionales del periodismo de verdad quienes se ocupan de denunciar la injusticias sociales y vigilar a los Gobernantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *