Telegrama a Puigdemont

Pensé, President, que era un bulo festivo la noticia de que pretendes querellarte contra Ana Rosa Quintana, campeona de la telebasura y patrona de toda tragedia de usar y tirar. Y aún me cuesta creer que vayas en serio a emprender acciones judiciales por la difusión de los mensajes privados que cruzaste con el exconseller Comín y que Telecinco, en alevosa violación de vuestra intimidad, difundió a finales de enero, revelando que te sentías “sacrificado” y que “esto se ha terminado” en referencia al procés. No, mi admirado Puigdemont, no puedes abrir ese frente de menor cuantía y dar relevancia política a quien ha actuado, como tantos otros centinelas de la tele y muchos medios, incluso aquellos que teníamos por serios, al servicio del Estado para desacreditar el soberanismo catalán, a sus votantes y líderes. No vale un triste pleito esa señora.

A ver, Carles, tú eres periodista. Y sabes con qué cálculo fascista se está actuando en la información y la fiereza y malas artes utilizadas para tergiversar la verdad, engañando hasta el escarnio, destruyendo sin piedad a personas e instituciones y humillando a un pueblo con la saña que los vascos conocimos en otra época. De esta estrategia de demolición ideológica y humana habrá que hacer un estudio exhaustivo cuando se recupere la normalidad y la vergüenza, para evaluar el ignominioso trato dado por España a tu país. Como se analizará la degradación de la justicia. No debes hacer lo que Cifuentes, que amenaza con llevar a los tribunales al mensajero de su dudoso master.

De Ana Rosa ya conocíamos su calaña moral tras haber plagiado suciamente a Ángeles Mastretta y Danielle Steel para su novela Sabor a hiel, delito que la editorial resolvió con dinero y arrojando al fuego aquel libro deshonroso. Déjala, President, con sus trampas y frivolidad a cuestas. No merece la pena. Esto va más allá de Catalunya, es la libertad. La protección de la privacidad frente al pillaje llevará tiempo, porque nuestros secretos buscan estar a salvo de intrigas y miradas. T’estimem.

6 comentarios sobre “Telegrama a Puigdemont”

  1. Totalmente de acuerdo con usted en este artículo. Muy acertado.
    No merece la pena que Puigdemont se moleste en poner una denuncia a esta señora por llamarla de alguna forma, de una persona que ha plagiado un libro que se puede esperar?.
    Tienes razón Puigdemont violo tu derecho a la intimidad qué debe ser inviolable. Tienes una batalla más importante que ganar que no está con esta señora.
    Deseo que esa gran batalla la ganes y que sea pronto.
    Muchas felicidades por su artículo es muy bueno.

  2. OK una vez más, José Ramón. Y aprovechar para completar el telegrama con un Zorionak President! Has conseguido desenmascarar este estado de deshecho postfranquista. Euskaditik aurrera!!

    1. Pues sí, David, Catalunya ha puesto patas arriba las trampas y mentiras del Estado español nacido del fraude de la transición.Un abrazo.

      1. Totalmente de acuerdo. Cataluña y su líder Puigdemont han tenido mucho valor para realizar todas estas operaciones en torno a la Declaración de Independencia.
        Conocían que estaban ante un estado que practicaba la Inquisición como en tiempos de los Reyes Católicos. Y así todo han tenido coraje para llevarlo a cabo. Se han dividido parte de los miembros del Gobierno se quedaban en España sabiendo que iban a la cárcel de inmediato y otra parte entre ellos Puigdemont fueron al exilio en diferentes países europeos. Una gran lucha llevada por diferentes frentes. Fue muy criticado Puigdemont porque oía pero todo lo contrario gran valor por llevar a Europa todo el problema que tenía Cataluña ante un estado inquisitorial.
        Es una pena pero Euskadi no tiene tanto valor para hacer todo esto.
        Lo tuvo el Lehwndakari Ibarretxe, no así el Partido Nacionalista Vasco que le dio la espalda a su líder y gran hombre. Con gran visión política.
        Es una pena la cobardía que tiene Euskadi.
        Lo que debería de hacer en estos momentos es unirse a Catalunya y luchar juntos por conseguir la independencia de Euskadi así como la de Cataluña.
        Y el Estado español debería de pensar que no se puede obligar a estar a unas personas donde no quieren ni con quien no quieren estar.
        Se debería de buscar una solución con el diálogo para que la política y la democracia pueden triunfar.

  3. Le querrás tú, ahora de boquilla. Pero en tu partido se os ve jofidos.

    He puesto antes bajando Barazar s las 21:00 Ganbara, el informativo radiado de la EITB, y la noticia era in congreso del PP en Andalucïa y una vorruptela enêsima de una pepera de mierda. Ah, eso y una entrevista con una asociación feminista.

    Ya en cuarto lugar hablaba esta radio gubernamental peneuvera de la nueva victoria del Presidente de Cataluna.

    O sea, que habéis tratado el tema más como la Tve, la puta Ser o la Cope que como TV3.

    Al Pene Uve no le gusta Puigdemont libre.

  4. Acaba de haber un ataque con muertos en la universitaria Münster.

    Pues bien, estoy seguro que la chusma miserable que edita los media que han relegado a segunda o cuarta noticia el sopapo de la Justicia nortealemana a España, va a usarlo subliminalmente colocando el suceso antes, despuès, junto a, debajo o encima del affaire de Puigdemont en Neumünster (o sea, no en der “alte” oder “ur” Münster).

    Les viene bien este atentado a la Cañada Real y a su camarilla.

    Como si lo estuviera viendo.

    Fe fe erratas: donde digo “Cañada Real” quería decir la “familia real”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *