MARTILLO ( ni hoz ni)

De pronto, el ruido incesante del martillo hidráulico se ha detenido. Llevaba sonando desde las ocho de la mañana.

To-ti-ta,to-ti-ta,to…De pronto, el ruido incesante del martillo hidráulico se ha detenido. Llevaba sonando desde las ocho de la mañana.

He mirado el reloj : ya eran las once. He corrido una cortina y , a través del cristal, he visto un pequeño grupo de gente charlando con un operario en la parcela donde se está llevando a cabo la excavación . Me ha parecido ver también un uniforme de la Policía Municipal.

Al cabo de un minuto me ha llegado un whatsapp de la Asociación Abando Habitable y Saludable diciendo que unos cuantos vecinos y vecinas del barrio habían interrumpido las obras porque no se estaba cumpliendo la normativa prevista por el propio Ayuntamiento a pesar de las numerosas veces que se había denunciado su incumplimiento aportando todo tipo de documentación gráfica y sonora.

Son unas obras de las que ya he hablado en más de una ocasión, pues se trata de una iniciativa urbanística que ha sido muy polémica y cuya legalidad está en este momento a expensas de lo que determinen diversos tribunales, tanto acerca de una recalificación del terreno problemática así como de su uso final tras diversas modificaciones del proyecto.

Lo sorprendente, en este caso, es la connivencia de las autoridades municipales con el Obispado de Bilbao, propietario del terreno, ya que aunque las primeras han insistido una y otra vez en la legitimidad del proyecto del segundo – calificado de «pelotazo» por Abando Habitable y Saludable- no parece que haya ninguna disposición a hacer cumplir la ley a la empresa constructora (Murias).

En otros lugares de la pell de brau, que en ocasiones se toman como referentes, macroproyectos como el mencionado han suscitado una contundente reacción ciudadana que ha sido tenida en cuenta por quienes disponen del mando en plaza incluso desde una ideología supuestamente progresista.

Pero en estos lares, a lo que se puede ver, la ley es aplicable según y cómo, y no faltan quienes ven detrás de una firme reivindicación vecinal que merecería tenerse en cuenta por cuanto pone en jaque el futuro de un barrio, el fantasma de un izquierdismo malencarado y comunista aunque en las pancartas ad hoc ya no haya ni hoz ni martillo…

(c) by Vicente Huici Urmeneta

TAPAS ( de los «pintxos» a las)

Los mandamases ( y mandamasas, of course) de estos lares norteños todavía orgasmean cada vez que arriba un crucero a sus costas

El Ayuntamiento de Barcelona , en su último pleno, ha aprobado un decreto por el que se limita a 20 personas los grupos de turistas con guía en el distrito de Ciutat Vella, estableciendo el aforo máximo en determinados lugares muy concurridos, y prohibiendo el uso de megáfonos.

Suma así el consistorio catalán una nueva normativa restrictiva consecuente con otras, como la limitación de la llegada de cruceros, que con el desembarco del pasaje, venían colapsando la vida ciudadana.

Lo ocurrido en la Ciudad Condal ha demostrado que aquello de «Barcelona és bona si la bossa sona» es ya un lema del pasado y que el turismo global y globalizado, en la actualidad el mayor negocio del mundo, es nefasto para la vida cotidiana de las ciudades y un pingüe beneficio para las multinaciones.

Y también que la locura de quienes tienen el mando en plaza no tiene límites: según el siempre atento y agudo escritor Quim Monzó, la Presidenta de la Agencia de Turismo y Desarrollo ucraniana, Mariana Oleskiv, ha afirmado en unas recientes declaraciones que su país se está preparando para recibir la previsible avalancha turística que llegará en cuanto finalice la guerra, diseñando rutas en las que «se mostrarán las atrocidades cometidas por Rusia en Ucrania»( sic) .

Obviando por incuria o por mera incultura todos estos precedentes, los mandamases ( y mandamasas, of course) de estos lares norteños todavía orgasmean cada vez que arriba un crucero a sus costas, se inauguran hoteles, restaurantes y comercios de cadenas internacionales y mientras, por poner un ejemplo, los pintxos de cada bar se van convirtiendo en homologadas tapas de catering, cocinadas a miles en sórdidas naves industriales…

(c) by Vicente Huici Urmeneta

LIBRO(yo he venido aquí a hablar de mi)

Al cabo de un rato, levantando la mano izquierda , me he visto repitiendo aquella famosa frase del maestro Umbral : «Yo he venido aquí a hablar de mi libro «.

Y lo he tenido que hacer porque entre el escaso público que había acudido a la presentación, se había montado una agria discusión sobre las novelas negras que escribía un tipo para mí totalmente desconocido.

Como aquel debate dejaba aparte cualquier tipo de reflexión sobre la distinción entre ficción y no-ficción y otros, digamos, efectos colaterales -que es de lo que trata El hilo de Ariadna – y además todo se iba yendo de las manos de la colega que estaba moderando el acto, mi requerimiento ha pasado desapercibido.

Por fin, todo ha terminado porque la librería cerraba y el personal quería irse a casa.

Luego he ido a tomar una caña con la colega presentadora y una pareja que no conocía.

Mientras apuraba una tostada sin alcohol , la mujer de la mentada pareja , que se ha identificado como asistente a un «taller de escritura», ha comentado en tono de reproche : «libros como el tuyo le quitan las ganas de escribir a cualquiera».

Y aunque hubiera podido responderle que más bien mi intención siempre ha sido ayudar a quienes escriben a ser conscientes de su escritura, no he dicho nada.

He pagado y he vuelto dando un largo paseo hasta el parking donde había dejado el coche.

Ya en la oscuridad de la autopista, me preguntaba si verdaderamente merecerá la pena hacer este tipo de actos, toda vez que mi libro no se puede considerar estrictamente una novedad de copa corta, sino una publicación de trago largo…

Pero, bueno …Yo he venido aquí a hablar de mi libro …Y tal…¡Uf!

EL CAMBIO CLIMÁTICO ( y Oliver Sacks)

Como se ha puesto de relieve en la Cumbre del Clima celebrada recientemente en Sharm el-Sheikh,todo apunta a que estamos entrando en uno de esos periodos de cambio climático que se producen cada cierto número de años, y en este caso, la incidencia de la acción humana es un factor a tener muy en cuenta.

Aun así y con las reservas que se pueden mantener ante una posible manipulación global de la información para favorecer un salto energético radical ( ¿ hacia el hidrógeno?),dado el narcisismo general básico que nos informa- favorecido sin duda por nuestras prótesis electrónicas- algunas frases de tono falsamente resiliente se repiten una y otra vez como mantras de salvación individual.

Tal es el caso, por ejemplo, de algunos párrafos de la famosa «carta de despedida» del neurólogo y escritor Oliver Sacks- innovador investigador y autor de obras de interés indudable – quien, a las puertas de su muerte , decía : «No tengo tiempo para nada que sea superfluo. Debo dar prioridad a mi trabajo, a mis amigos y a mí mismo….Voy a dejar de prestar atención a la política y los debates sobre el calentamiento global.No es indiferencia sino distanciamiento… Ya no son asunto mío; son cosa del futuro».

«Cosa del futuro», en efecto, pues con su desaparición física desaparecía su futuro, a fuer de la presencia histórica que dejaría- que ya ha dejado- el rastro de sus trabajos.

Si el eminente neurólogo hubiera tenido hijos o hijas – que no los tuvo- probablemente no hubiera tenido la opción de pensar ni dejar entrever que con su muerte desaparecería El Futuro : le hubiera bastado con una cálida mirada de alguno de sus descendientes.

Pero no fue así. Nietzsche afirmaba con rotundidad que vivimos con la mochila que nos dejaron nuestros padres y madres, así que la pregunta en este caso es ¿ qué mochila climática dejaremos? ¿ Qué futuro?…

(c) by Vicente Huici Urmeneta

IRULEGI( la larga mano de)

Como ya es público y notorio, en una excavación arqueológica de Irulegi , en la localidad navarra de Laquidáin ( Valle de Aranguren ),se ha encontrado un objeto de bronce con forma de mano que presenta una sorprendente inscripción.

Pues la inscripción ha resultado ser una transcripción correspondiente a la lengua vascónica , precedente del euskera, y se ha podido descifrar al menos una palabra – «Sorioneku» , evocación del «Zorionak» actual.

Dado que el objeto ha sido datado en el siglo I antes de la Era Cristiana, es decir, hace más de 2.000 años, el hallazgo ha sido muy celebrado por quienes se dedican a la arqueología y a la filología vascas, constituyéndose además y por sí mismo en un testimonio de la antigüedad del euskera y de su uso como Lingua Navarrorum.

Si posteriores investigaciones ratifican la importancia del descubrimiento y no lo disuelven entre sospechas de falsificaciones oportunistas, como ocurrió en el caso de Iruña-Veleia, Irulegi se convertirá en un enclave privilegiado de referencia.

Y algo de esto último ya ha salido tímidamente a la palestra, pues algunos medios de comunicación han adelantado la posibilidad de multitudinarias peregrinaciones turísticas en busca de sublimes experiencias telúricas.

Solo que , como bien ha comentado la alcaldesa del Valle de Aranguren ,el lugar carece de cualquier infraestructura ad hoc– no tiene ni siquiera un aparcamiento – y por ahora no podría asumir ni dar alojamiento ni de comer ni de beber…Por lo que la mano de Irulegi no podrá formar parte en un tiempo de esa larga mano que todo lo comercializa ad maiorem gloriam


(c) by Vicente Huici Urmeneta

FASCISMOS ( electrónicos cotidianos)

En los medios de comunicación más circunspectos, algunos ( y algunas) columnistas de abolengo no dejan de reseñar , con tristeza y en ocasiones con indignación, la violencia verbal en la que se mueven públicamente las diferencias políticas.

Sin embargo y probablemente debido a la obligación de dar cuenta del día a día, no profundizan críticamente en el contexto de estas manifestaciones que acaso no sean sino un epifenómeno de algo más estructural.

Pues, teniendo en cuenta la relevancia contemporánea del mundo electrónico y contemplando la extrema virulencia que se puede observar en algunas de las redes sociales – y particularmente en las de contenido más breve, como Twitter, Tik-Tok o Whatsapp- se puede comprobar que lo que fuera íntimo se vuelve éxtimo ,en el sentido de Paula Sibila -publificando perversamente lo que antes era privado.

Y en este punto no se debería dirigir tan solo la mirada hacia las nuevas generaciones, pues más de un talludito ( y talludita) , formado en la crudísima educación franquista, ha encontrado en estos nuevos medios una oportunidad única de catarsis, una ocasión para descargar violentamente todo el autoritarismo acumulado, dando muestras de un espíritu dictatorial drástico en el límite del fascismo que , como decía Michel Foucault, no solo reprime sino que exige una adhesión pública y sin fisuras a lo proclamado.

Detectar estos micro-fascismos que ahora circulan electrónicamente, denunciarlos y combatirlos, puede que sea la única opción a largo plazo para conjurar esta violencia estructural que constituye un cáncer silente para el pensamiento y la práctica democrática…

(c) by Vicente Huici Urmeneta

ANNIE ERNAUX (variaciones sobre la autobiografía y)

Annie Ernaux

Lo importante es si la obra de la Premio Nobel Annie Ernaux , en su verosimilitud, da nuevas pistas que nos sensibilicen o nos hagan reflexionar…

Como estoy desarrollando un «Curso sobre literatura autobiográfica» en EGIKE-UPV , una alumna me ha preguntado qué es lo que escribe la nueva Premio Nobel del ramo, Annie Ernaux.

Pues, según dice la tal que dice La Crítica, Ernaux hace un a modo de «auto-socio-biografía» , algo así como una autobiografía sin tapujos con la que se pueden identificar muchos lectores ( y mayormente , lectoras).

Y sin desmerecer en nada su obra, rigurosamente reseñada , entre otros, por Iñaki Urdanibia, quiero ahora responder a mi alumna públicamente para ahorrarme repeticiones.

Así, lo de auto-socio-biografía, lejos de ser una expresión nueva ,ya la usó sensu stricto y con éxito Pierre Bourdieu cuando escribió la suya cumplidamente( Autoanálisis de un sociólogo /Esquisse pour une auto-analyse, 2004)

Otro sí, lo de «sin tapujos» no deja de ser un brindis al sol moral , pues el denominado «pacto autobiográfico» propuesto por Philippe Lejeune , que garantizaría algo así como «la verdad» de lo relatado es insostenible salvo que se disponga de un guardaespaldas metafísico y de una gran carga de fe – que era lo que solicitaba el célebre espejo de Stendhal.

En cuanto a la «identificación» de marras, no es sino el efecto que debe producir cualquier formalización literaria, intensificado al máximo en este caso por la utilización de la primera persona que, en ocasiones, es «más falsa que un amadeo» que diría Miguel Sánchez-Ostiz , y que ha sido desvelada en casos muy conocidos ( v.g. Xavier Pla :Josep Pla: ficció autobiogràfica i veritat literària,1997)

Hasta aquí, podría afirmarse, una vez más, aquello de «nihil novum sub sole», pero si algo se puede matizar en la obra de Annie Ernaux, es su punto de vista como mujer, pues antecedentes crudos de varones los ha habido y muchos – no hay más que recordar, por ejemplo, a Thomas Bernhard.

Y este aspecto, hoy tan relevante socialmente, junto con la moda de todos los subgéneros de la autoficción, es probablemente lo que ha ratificado a la escritora francesa como nuevo Premio Nobel de Literatura.

Pero, más allá y más acá de estas dilucidaciones, querida alumna, en mi opinión lo relevante es si la obra de Ernaux , en su verosimilitud, da nuevas pistas que nos sensibilicen o nos hagan reflexionar…

(c) by Vicente Huici Urmeneta

ATERRIZA( ¡como sea!)

Según cuenta la prensa local del Régimen, un avión británico de la compañía Jet 2 que hacía la ruta Gran Canaria -Manchester tuvo que aterrizar de urgencia el pasado jueves en el aeropuerto de Bilbao.

El motivo de dicho aterrizaje de urgencia -que no de emergencia- fue que la aeronave tenía atascados los servicios – nunca mejor dicho los WC – y ante la perspectiva de que se pudieran producir situaciones francamente desagradables en la cabina durante las cuatro horas de vuelo, el comandante decidió tomar tierra para que los 200 pasajeros (y pasajeras , of course) pudieran aliviarse, lo cual que hicieron , según la crónica, con gran satisfacción.

Sin duda este sería un buen tema para Quim Monzó ,que sabe sacarle la punta a todo , y a esto es de suponer que todavía con mayor maestría , pero yo me limito a constatar el hecho bajo la sospecha de que las autoridades con mando en plaza ya no saben qué hacer para conseguir un mayor número de visitantes aunque solo sea para hacer uso de los correspondientes inodoros, pues a fin de cuentas pueden ser incluidos en las estadísticas.

En fin, que yo ahí lo dejo por si alguien le quiere dar al asunto alguna vuelta más, pero adjuntando por si aca mi elogio al hipotético comando turístico-militar que tan hábilmente ha actuado y con tan patriótico ánimo…

A SETAS (¿o a melocotones?)

El cuento , breve, dice lo siguiente: «Dos amigos van al monte a coger setas. Al cabo de un rato, uno de ellos ve algo brillante en el suelo que resulta ser un rolex de oro. Y cuando alarga la mano, el otro le suelta: Pero, bueno …¿Vamos a setas o a rolex?»

Y vale para todo. Pero abandonando momentáneamente lo empírico inmediato y en yendo a la metafísico claro y distinto, se podría afirmar que hay quienes se ponen de acuerdo para ir a coger setas; que, después, algunos ( y algunas, of course) desprecian todo lo que no sean setas, incluso aunque encuentren rolex ,y otro sí que otros, aun en yendo nominalmente a por setas van en realidad a la caza sigilosa de rolex; y que ansí pueden acabar unos más o menos desesperados por no haber encontrado setas y otros tales, que rolex.

Y es que la vida es tan azarosa como la muerte- «ondoyante» dice Pla que decía Montaigne- y basta planificar estratégicamente una temporada o un lugar en obsesiva obsesión occidental, para que salte de pronto una liebre táctica y se vaya todo al carajo.

Buena muestra de todo lo anterior, en bajando de nuevo a mi empiria más cercana – que es de la que más me fío- es un a modo de parquecillo infantil que a alguna mente preclara – y posiblemente subcontratada- del mando en plaza se le ha ocurrido colocar frente a la puerta de la escuela pública de mi barrio.

Trátase de un espacio asfáltico protegido , antigua calle ahora semipeatonalizada, balizada por sendos bloques de hormigón y en cuyo interior se han dispuesto de graciosas maneras diversas molduras plasticosas sobre un fondo vegetal que recuerda a un paisaje boscoso.

Se supone- y se constata – que el tal parquecillo sirve de lugar de juegos infantiles a la entrada y sobre todo a la salida del horario escolar, pero…A partir de medianoche, y conforme avanzan las horas hacia la madrugada, el susodicho recinto se convierte en un campamento de botellones varios, cuadrillas animadísimas, frontón de cánticos cuando no de alaridos, y por fin, en un gran basurero en el que se mezclan restos orgánicos e inorgánicos de los que tienen que dar buena cuenta- es de suponer- los correspondientes servicios de limpìeza.

De manera que lo que la preclara mente programadora – y posiblemente subcontratada- concebía como Misión estratégica y que apuntaba al sano divertimento infantil entre setas de plástico rojo, se ha visto, se ve, y probablemente se verá, desviado de su justo y necesario fin por el agavillamiento táctico de grupos algorítmicos que hacen del parquecillo un lugar vivo, vivísimo, para la profundización en el melocotón colectivo….

Y, en este registro, vale pues también el mentado breve, solo que adaptado y en diciendo…»Pero, bueno …¿Vamos a setas o a melocotones?

EL TOUR ( y Bruno Latour)

Es de esperar que la salida del Tour desde Bilbao, sirva no solo para dar a conocer el País Vasco en el mundo , sino también para que lleguen nuevos aires críticos que limpien los tufos a Antiguo Régimen que todavía circulan por nuestras calles y plazas.

Mientras leo en el periódico que el Tour de France del año que viene comenzará en Bilbao, a través de la ventana me llega el sonido irritante de una roza que está haciendo alguien.

Por supuesto, nada hay que objetar a este inicio vasco de la carrera ciclista más famosa del mundo, y mucho menos cuando se va a llevar a cabo en una ciudad ya muy posicionada – como se dice ahora – por la impronta del Museo Guggenheim que celebra durante estos días su 25 aniversario.

El Tour finalizará, como siempre, en Paris y hasta allí me lleva la connotación de la roza irritante, ese a modo de rayo que no cesa y que en este caso puede incrementarse sin límite, debido a las obras de la antigua parcela donde se asentaba la Escuela de Magisterio de la Iglesia (BAM)en el barrio de Abando.

Y es que es precisamente en París donde , por impulso de su alcaldesa Anne Hidalgo, se está ensayando un ambicioso plan urbanístico global – ‘La Ville Du Quart d’Heure‘ (La ciudad en un cuarto de hora)- intentando hacer de la capital francesa una ciudad de proximidad  , fomentando las manzanas de viviendas en V para aprovechar mejor las intersecciones colocando zonas verdes, bancos y pequeños espacios de juegos infantiles.

Algo ciertamente muy diferente a la planificación urbana en la que persisten las autoridades de estos lares, que continúan dando cuerda a la colmatación de cualquier reducto libre, modificando si fuera necesario planes urbanísticos, y realizando polémicas recalificaciones de terreno, por lo general en beneficio del Trono ( especulativo) y el Altar ( de siempre).

Es de esperar que el acontecimiento que va a suponer la salida del Tour desde Bilbao, sirva no solo para dar a conocer el País Vasco en el mundo , sino también para que desde ese mundo , por ejemplo desde París, lleguen nuevos aires críticos que limpien los tufos a Antiguo Régimen que todavía circulan por nuestras calles y plazas.

Aunque, quizá, como ya advirtió el sociólogo Bruno Latour, «nunca fuimos modernos», y así nos va….